25 de agosto de 2019
25 de agosto de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Investigación a cargo de la Fiscalía Federal N°2 de esa ciudad
Mendoza: rescataron a tres mujeres que eran explotadas sexualmente en un "privado"
Además, fueron detenidas dos hermanas acusadas de administrar y regentear el local, que funcionaba todos los días y estaba ubicado en el centro de la capital provincial. Fue al cabo de dos allanamientos.

Tres mujeres en situación de vulnerabilidad fueron rescatadas como resultado de dos allanamientos que se realizaron en un local “privado” y un domicilio particular. En ambos procedimientos, que se realizaron en la ciudad de Mendoza y culminaron con la detención de dos hermanas, participó el titular de la Fiscalía Federal N°2 de esa ciudad, Fernando Alcaraz, junto a personal de la dependencia.

Del procedimiento realizado en el prostíbulo se obtuvieron diversos elementos de interés para la causa, como preservativos, lubricantes, planillas y dinero. En tanto que en el que tuvo lugar en el domicilio particular se dispuso el secuestro de un auto y se incorporaron elementos probatorios. En cuanto a las detenciones de las hermanas, una se produjo en la vivienda que comparten. La otra imputada fue aprehendida en el prostíbulo, ya que se encontraba allí durante el procedimiento. Están acusadas de de administrar y regentear el local.

Las tres víctimas fueron acompañadas inmediatamente por las profesionales del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a las Personas Damnificadas por el Delito de Trata.

El inicio de la causa y la investigación

La investigación se inició en enero de este año, a raíz de un operativo de prevención realizado por el Centro de Reunión de Información Mendoza de Gendarmería Nacional, que daba cuenta de que en un domicilio de calle Gobernador Videla, del departamento de Guaymallén, al límite del centro de la Ciudad de Mendoza, funcionaba un prostíbulo administrado y regenteado por dos hermanas, presuntamente inmersas en dicha actividad desde hace años. La pesquisa quedó en cabeza de la Fiscalía Federal a cargo de Alcaraz, luego de que la delegara el Juzgado Federal N°3.

Luego de cuatro meses de investigación -periodo que comprendió tareas de campo, vigilancia e inteligencia, además de escuchas telefónicas-, se logró dar cuenta de la modalidad del “negocio” que habían montado las dos hermanas. Según la acusación, se aprovechaban de la situación de vulnerabilidad que atravesaban las mujeres, quienes eran explotadas sexualmente en un departamento que funcionaba todos los días en pleno corazón de la ciudad de Mendoza. El local estaba ubicado en una avenida de la capital que conecta diversas localidades y tiene un flujo vehicular permanente.