27 de mayo de 2022
27 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Fallo de la Sala II de la Cámara Federal de la jurisdicción
Salta: confirmaron el procesamiento de un hombre por trata con fines de explotación sexual de una adolescente
Los jueces señalaron que el acusado se valió “de la posición de vulnerabilidad en la que se hallaba” la joven, a quien captó en la ciudad de Embarcación, en Salta, y trasladó hasta Ledesma, provincia de Jujuy,  donde la obligó a prostituirse. El MPF resaltó que el imputado también se aprovechó de “una situación de enamoramiento”.

La Sala II de la Cámara Federal de Apelaciones de Salta confirmó el procesamiento de una persona por el delito de trata de personas con fines de explotación sexual que tuvo como víctima a una adolescente, en una resolución con fecha del 17 de agosto.

La causa se había iniciado raíz de la denuncia realizada por el padre de la víctima, ya que el imputado, a quién conocía previamente, la fue a buscar a su casa ubicada en la ciudad de Embarcación de la provincia de Salta y la llevó hacia la ciudad de Ledesma de la provincia de Jujuy, lugar donde se alojaron en un hotel. Allí la obligó a ejercer la prostitución por tres días hasta que la joven no quiso hacerlo más y el victimario la abandonó y regresó a Ledesma.

El Tribunal ratificó que el “consentimiento prestado por la víctima en este tipo de delitos fue suprimido como causal de eximición de la conducta delictiva con la reforma introducida mediante ley 26.842”, aclarando además que “ya en su antigua redacción no se lo tenía en cuenta respecto de menores de 18 años, que es el caso de autos”. En la instrucción de la causa intervienen la Fiscalía y Juzgado federales de Orán.

La Sala que integran Alejandro Castellanos, Mariana Catalano y Guillermo Elías puntualizó que “la menor nunca fue libre de dirigir sus acciones” en razón de distintos factores: “Su inmadurez (16 años); la relación que tenía desde hace un tiempo con el imputado viajó con ellos por celos; la situación familiar que atravesaba, todos indicadores de la posición de vulnerabilidad en la que se hallaba, y de la que en definitiva se valió el imputado para trasladarla a la localidad de Ledesma donde finalmente la obligó a prostituirse”.

El fiscal coordinador del Distrito Salta y subrogante ante la Cámara Federal, Eduardo Villalba, destacó la relevancia del fallo “por cuanto tiene por acreditado el delito de trata de personas ‘blanda’, toda vez que en el caso a la finalidad de explotación le precedió una situación de enamoramiento”. Es decir, el tratante “captó” a la menor valiéndose de una relación sentimental entre ellos, a punto tal que la adolescente se había tatuado el nombre del hombre. De esa forma, no se hizo lugar al planteo de la defensa, en el que sostuvo que la víctima fue voluntariamente con el acusado. En ese sentido, la Sala II advirtió acerca de “las cadenas invisibles que vinculan a las víctimas con sus tratantes”.

Finalmente, los magistrados convalidaron la cámara gesell llevada a cabo por el Ministerio Público Fiscal, a través de su psicóloga.