04 de julio de 2022
04 de julio de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Requerimiento de la Fiscalía Federal N°7 de la Capital Federal
Trata de personas en el Hotel Las Naciones: pidieron juicio oral para nueve personas
La organización está acusada de recibir a mujeres en situación de vulnerabilidad para explotarlas sexualmente en diferentes departamentos del hotel bajo la fachada de “centro de masajes”. En diciembre, como resultado de 37 allanamientos en simultáneo, 23 víctimas fueron rescatadas.

El fiscal subrogante a cargo de la Fiscalía Federal Nº 7 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Eduardo Taiano, solicitó la elevación a juicio de nueve personas acusadas de integrar una red de trata de personas que explotaba mujeres en situación de vulnerabilidad en el hotel Las Naciones, ubicado en avenida Corrientes 802/820.

Durante la investigación se pudo constatar que el lugar funcionaba con la pantalla de ser un “centro de masajes”, que se promocionaba principalmente mediante un sitio en Internet. Los clientes se comunicaban telefónicamente a los números publicados en la página y eran atendidos por una “recepcionista” que acordaba una cita. Una vez en el edificio, se presentaban en el escritorio situado en el hall de entrada de la planta baja ante cuatro de los imputados, quienes los anunciaban por teléfono al departamento 1209, y adonde se dirigían luego. Allí, la “recepcionista” del lugar los derivaba para recibir servicios sexuales que brindaban las víctimas de la organización.

La organización habría funcionado al menos desde el 16 de diciembre de 2013 hasta el 3 de diciembre de 2014, cuando se allanaron 37 departamentos del hotel y dos domicilios privados de Puerto Madero, procedimiento que derivó en el rescate de 23 mujeres víctimas de explotación sexual. Luego, el 29 de diciembre, el juez federal Luis Rodríguez procesó a diez acusados y dictó la prisión preventiva para dos de las principales imputadas.

La investigación estuvo cargo de la Fiscalía Federal Nº 7, a cargo de Ramiro González, y de la Procuraduría de Trata y Explotación de Personas (PROTEX), cuyo titular es Marcelo Colombo. El requerimiento de la elevación a juicio fue realizado por la Fiscalía a cargo González, quien se encuentra de licencia, por lo cual el trabajo lleva la firma de quien subroga su cargo, el fiscal federal Eduardo Taiano.

Funciones de los acusados

La primer imputada, identificada con las iniciales L.P.A.P., se encuentra acusada de haber captado, mediante el engaño, amenazas e intimidaciones, al menos a cuatro mujeres en situación de vulnerabilidad con fines de explotación sexual.

Otra de las mujeres que irán a juicio es P.M.S, quien está acusada de ser la organizadora de la banda y de convocar y recibir mujeres en situación de vulnerabilidad, mediante avisos o a través de recomendaciones de otras mujeres que formaban parte del circuito prostibulario, con fines de explotación sexual bajo la fachada de “masajistas”.

En su declaración, P.M.S. manifestó también que dirigía la página web mediante la cual se promocionaban los servicios sexuales que “ofrecían” las mujeres. Además, indicó que se encargaba de la publicación de avisos en el diario Clarín para contratar chicas que se prostituyeran en el lugar y de realizar las “entrevistas” de reclutamiento. Además, reconoció que era propietaria del departamento 507 del hotel y que gestionaba la publicidad de los servicios sexuales a través del sitio virtual.

El imputado identificado con las iniciales R.H.S. se encuentra acusado por los delitos de trata de personas y de promoción y facilitación de la prostitución ajena. El hombre, que se encontraba prófugo, fue capturado en febrero. 

Finalmente, hay otros seis hombres imputados identificados con las iniciales J. V. S., A. C. C., R. H., P. F., C. R. y J. C., cinco de ellos empleados del consorcio, y el encargado de las cocheras del hotel Las Naciones. Entre las funciones que se les atribuyen se encuentran no registrar o registrar falsamente el nombre de los “clientes” que concurrían al hotel, derivarlos a las habitaciones para realizar los “pases”  y publicitar de los servicios sexuales a través de la página web.

A partir de la investigación, también se pudo determinar que L.P.A.P  y P.S. se encargaban de alquilar las habitaciones del hotel donde se realizaban los denominados “pases” en connivencia con el personal de seguridad. La explotación sexual se realizaba en habitaciones ubicadas en los pisos 16, 12 y 18. Asimismo, también se averiguó que la Unidad Funcional 410, situada en el piso 4° de ese edificio, era la oficina de la imputada L.P. A.P., acusada de administrar los “pases”. La explotación se habría consumado también en las habitaciones 404, 408, 409, 410, 503, 506 y 507, 1100, 1108. 1201, 1211, 1310, 1607, 1610, 1700, 1710, 1809, 1811, 2603, 2700, 2701, 2704 y 2709.