14 de agosto de 2022
14 de agosto de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Un caso testigo de trata de personas en Mar del Plata
Los detalles de una red que funcionaba con conexiones en Argentina y España
Una investigación llevada adelante por la Fiscalía Federal de Mar del Plata con ayuda de la Procuraduría de Trata y Explotación de personas (PROTEX) dio con una banda dedicada a la explotación sexual de mujeres. Las engañaban mediante una falsa oferta laboral.

Seis mujeres mayores de edad oriundas de la ciudad de Mar del Plata fueron engañadas mediante una falsa oferta laboral para trabajar como prostitutas en un local nocturno ubicado en las afueras de la ciudad de Madrid, a cambio de importantes cifras de dinero, en noviembre de 2012. En la capital española, las mujeres vivieron y trabajaron por las noches bajo el control de los responsables de la red. Sin embargo, las víctimas nunca recibieron el dinero que les habían prometido, fueron privadas de su libertad, les retuvieron los documentos y sufrieron violencia física y psicológica.

Esta situación de explotación culminó cuando las mujeres lograron escapar y pedir ayuda a un cuidador que se encontraba a unas tres cuadras del lugar, quien dio aviso a la policía.

Las medidas ordenadas

Durante 2013, la Fiscalía Federal N°2 de Mar del Plata, a cargo de Pablo Larriera, junto con la ayuda de la Procuraduría de Trata y Explotación de personas (PROTEX), lograron la detención y procesamiento de Gisela Sama (mencionada como captora), Paula Gimenez y Luis Ituarte (imputados por haber participado de la captación y traslado de las víctimas desde Argentina hacia Madrid).

En paralelo, PROTEX realizó una ardua investigación patrimonial y financiera sobre estos dos imputados mediante la cual se pudo establecer que ambos dirigían la agencia automotriz LYASA. S.A., ubicada en la ciudad de Mar del Plata.

De esa manera, se pudo comprobar un gran flujo de transacciones continuas de automóviles. Sin embargo, los movimientos no se ven reflejado en las presentaciones de los Ituarte, como sus dueños y administradores, ante los organismos tributarios nacionales y provinciales. Esto derivó en una denuncia por lavado de dinero y evasión presentada por Colombo y Larriera en diciembre de 2013.

El juez ordenó la elaboración de una nueva causa respecto de Luis German Ituarte y Fabiana Ituarte como autores principales y de Micaela Torres, Guillermo Vercesi y Luis Kapobel como partícipes, todos ellos del delito de lavado de dinero y, eventualmente, evasión tributaria.
Como consecuencia, el fiscal Larriera dio intervención a la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (PROELAC) para colaborar en dicha investigación.
Protex trabajó también con la justicia española ya que realizó pedidos de colaboración penal internacional respecto de uno de los imputados. Luego, fue complementado por el pedido de detención con fines de extradición sobre el acusado que habría sido el contacto español de la banda.

En la actualidad, los imputados han sido procesados con prisión preventiva mientras que las mujeres están bajo prisión domiciliaria ya que tienen hijos menores de cinco años. Por su parte, Luis Germán Ituarte, que había estado prófugo por más de cinco meses, se encuentra detenido en una unidad carcelaria a pesar de haber presentado una solicitud de excarcelación que fue rechazada por el juez Inchausti.

Cronología de los hechos

La causa se originó en noviembre de 2012, cuando seis mujeres argentinas denunciaron ante el consulado argentino en Madrid que habían sido engañadas mediante una falsa oferta laboral para trabajar como prostitutas en un cabaret en las afueras de la capital española a cambio de supuestas elevadas cifras de dinero.

La Procuraduría para el Combate de la Trata y Explotación de Personas (PROTEX) canalizó las denuncias de las seis mujeres y, mediante la Dirección de Argentinos en el exterior, se pudieron realizar las entrevistas a las víctimas en la sede consular, con la asistencia psicológica de profesionales.

De esta manera, se pudo coordinar el retorno a la Argentina de las seis mujeres, bajo el resguardo del Programa Nacional de Rescate y Acompañamiento a Personas Damnificadas por el Delito de Trata, quienes aguardaron la llegada de las víctimas en la manga del avión que las trajo de regreso.

Junto con la Fiscalía Federal de Mar del Plata, a cargo de Pablo Larriera, se dispuso el traslado desde el aeropuerto de Ezeiza hasta la ciudad de Mar del Plata, ciudad de donde las víctimas eran oriundas.

Una vez allí, las mujeres declararon y se ordenaron medidas de investigación tendientes a identificar a los autores y responsables de la red. Muchos de ellos se encontraban en territorio español, por lo cual se requirieron medidas de cooperación penal internacional para avanzar en el caso.

El año pasado, los representantes del Ministerio Público Fiscal solicitaron la indagatoria de Andrea Ituarte como coautora de los hechos. Andrea Ituarte es hermana de Luis Ituarte y con él comparte todos los bienes, cuentas bancarias y sociedades que les reportan ingresos de dinero. Además, acompañó a las víctimas al aeropuerto y tienen numerosos viajes a España en
sus registros migratorios. El juez indagó a Andrea y decretó la falta de mérito. Por esta razón, se profundizaron las medidas de prueba y en febrero se requirió su procesamiento.