30 de mayo de 2024
30 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Los hechos ocurrieron en junio de 2013
Detuvieron a seis agentes penitenciarios de San Juan por torturar a un hombre detenido
Se trata de dos ex jefes penitenciarios de la provincia y de agentes del penal provincial de Chimbas. Fueron detenidos luego de que la Cámara Federal de Mendoza hiciera lugar al recurso de la Fiscalía Federal de San Juan y revocara la exención de prisión que se les había concedido en primera instancia.

La Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza hizo lugar a la apelación realizada por la Fiscalía Federal de San Juan, a cargo de Francisco José Maldonado, y revocó la exención de prisión otorgada por el juez de primera instancia a seis agentes penitenciarios, entre ellos dos ex jefes del Servicio Penitenciario Provincial, acusados de la imposición de torturas a un hombre privado de su libertad en la cárcel de Chimbas. El recurso fue apoyado por la Fiscalía General ante la Cámara Federal de Apelaciones de Mendoza, a cargo de Dante Vega.

Los detenidos son el director del Servicio Penitenciario Provincial hasta febrero del 2014, Leonardo Javier Barac (47); el subdirector del Servicio Penitenciario Provincial con la jerarquía de Alcaide Mayor; Mauricio Martín Díaz (45); el Oficial Adjunto Ernesto Alejandro Reinoso (52); el Ayudante Segundo Julio Andrés Mercado (39); el Cabo Primero Daniel Fabián Mercado (39) y el Ayudante Cuarto José Sebastián Tapparo (37).

La víctima del hecho de violencia institucional, Eliás Fernández Santa Lucia, fue brutalmente golpeada dentro del penal el 25 de junio del 2013.

Por las torturas sufridas, el hombre contrajo un cuadro de meningitis por infección cerebral a raíz de la contaminación que le causó la introducción en el cráneo de un elemento cortante. Según detalló el primer pronóstico médico, Fernández Santa Lucia pudo haber perdido la visión.

El Ministerio Público Fiscal pudo acreditar la demora del traslado de Fernández Santa Lucía a un centro de atención médica pese a la orden judicial para que fuese atendido. A pesar de la prescripción médica, el joven siguió alojado tres días más en el penal.

Tras estos hechos, en julio del 2013, la cárcel fue allanada a pedido de la entonces fiscal subrogante Katia Troncoso Muñoz. En el operativo se secuestró documentación para reconstruir quiénes fueron los responsables y cómo ocurrió la golpiza.

La víctima fue trasladada de forma preventiva al Departamento de Policía, donde el 31 de octubre de ese año fue nuevamente torturada y sufrió la quebradura del peroné de su pierna derecha.

Tras estos hechos, dos hombres balearon la pierna de Federico Fernández Gizzi, padre de la victima, en la puerta de su domicilio. Los dos hombres le advirtieron que se trataba de una venganza por las denuncia que había realizado su hijo.