15 de octubre de 2019
15 de octubre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Presentación de la Fiscalía Federal de San Ramón de la Nueva Orán
El MPF interpuso una acción de habeas corpus por las condiciones de detención en el Escuadrón 20 “Orán” de Gendarmería
La presentación solicita al Juzgado Federal de la jurisdicción el traslado de los detenidos que se encuentran hacinados en la Alcaidía de dicha fuerza, a otras dependencias penitenciaras y la prohibición absoluta de alojamiento de más de 12 internos en las instalaciones de dicha fuerza.

El titular de la Fiscalía Federal de Primera Instancia de San Ramón de la Nueva Orán, José Luis Bruno, interpuso, ante el Juzgado Federal de dicha jurisdicción, un habeas corpus colectivo correctivo en favor de 41 detenidos alojados en el Escuadrón N°20 “Orán” de la Gendarmería Nacional.

En su presentación, el representante del Ministerio Público Fiscal requirió “el inmediato traslado de los detenidos que se encuentran hacinados en la Alacía del Escuadrón 20-Orán y que llevan más de cinco días de detenidos al Complejo Penitenciario NOA III en Güemes, Unidad Carcelaria N°16 en Cerrillos; Unidad Carcelaria N°8 y N°22 situadas en San Salvador de Jujuy, ratificando además el plazo límite de 5 días para la permanencia de los detenidos en el citado Escuadrón”. Además solicitó que se establezcan cupos límite de 2 personas por celdas en el escuadrón y “la prohibición absoluta de alojar más de 12 personas en las celdas destinadas a los varones, aclarando que varios de los detenidos tienen orden de traslado otorgado en acciones de habas corpus en trámite”.

El requerimiento del fiscal Bruno se produce luego de una visita efectuada a las instalaciones del Escuadrón, el pasado 7 de mayo, donde se constató que los 35 varones y 6 mujeres se encuentran alojados en dichas instalaciones las cuales “no ofrecen las condiciones mínimas de comodidad (carecen de iluminación eléctrica, agua caliente, espacio para recreación), propia de una penitenciaría, y en especial, no cuenta con personal capacitado para el manejo carcelario, las instalaciones presentan limitaciones para el desenvolvimiento de las actividades de los detenidos, las cuales prácticamente no existen”. También señaló que existen un baño para los 35 detenidos “en el cual deben realizar su higiene personal y una pileta para el lavado de sus pertenencias personales y los elementos de comida (platos, vasos, cubiertos), sirviendo el lavatorio para el lavado de los utensilios de comida”. Además, se debe desalojar a las detenidas mujeres cuando los varones necesitan utilizar el baño y los 35 varones cuentan con sólo 18 camas y el resto se acomoda en colchones provistos por el Escuadrón, que se encuentran en pésimas condiciones".

Por otra parte, y dada la falta de infraestructura del Escuadrón, los detenidos reciben su comida en la misma celda; y dadas las condiciones de hacinamiento que padecen, son propensos a infecciones y enfermedades propias de la zona, más aun teniendo en cuenta las altas temperaturas a las que está sometida esa región del país, “lo que torna insalubre la permanencia de los detenidos en esas condiciones, y amplía las probabilidades de trastornos emocionales, pudiendo derivar en situaciones no deseadas”.

Para fundamentar su petición la fiscalía enumeró los principios constitucionales y los instrumentos internacionales en la materia. Destacó que “el mayor problema que plantea esta acción se refiere a la superpoblación carcelaria” y “la falta de personal idóneo para la guarda de los detenidos, los escasos recursos materiales con los que cuenta Gendarmería Nacional para la atención alimentaria, sanitaria, higiénica y médica de los detenidos, muchos de los cuales llevan meses cumpliendo detención o prisión preventiva”.

Asimismo, en la acción interpuesta el fiscal Bruno reconoce al juez sus esfuerzos para paliar las condiciones denunciadas, pero señala que las mismas ya no alcanzan, por lo que sugiere la convocatoria urgente “de las autoridades provinciales y nacionales, con competencia en la materia de manera de establecer un programa de mediano y largo plazo, que sea sustentable, y realizable”. También solicitó como medida urgente la desinfección completa del Escuadrón 20, la revisación médica completa de los detenidos –por un médico del Hospital Público de Orán, para que determine su estado actual de salud y se les realicen los estudios médicos que necesiten como así también se les provea medicación en caso de requerirlo-. Por otra parte pidió que se renueve la provisión de los colchones del Escuadrón y se provean los elementos de limpieza necesarios para el lugar y, en caso de incumplimiento de todo ello se notifique al Ministerio Público, al tiempo que también pidió que se informe el menú semanal que suministra la Gendarmería, para conocimiento y control del MPF y la Defensa.