21 de julio de 2024
21 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Antes de encontrarlo sin vida en el río Paraná, el joven fue visto por última vez en la Comisaría 7ª de Rosario
Finalmente, la justicia federal investigará la “desaparición forzada” de Franco Casco
El juez Carlos Vera Barros aceptó la competencia y delegó la investigación en la Fiscalía N°1, que junto a Procuvin impulsaba esa decisión desde que tomó contacto con el caso. Abel Córdoba remarcó que el contacto con la familia “es una condición para que haya justicia”.

El juez federal Carlos Vera Barros aceptó la competencia para intervenir en la causa por la muerte de Franco Casco, el joven oriundo de Florencio Varela que fue visto por última vez en Rosario el 7 de octubre y fue encontrado sin vida 22 días después en el Río Paraná. El magistrado a su vez dispuso delegar la investigación en la Fiscalía Federal N°1 de aquella ciudad a cargo de Marcelo Degiovanni, quien en conjunto con el titular de la Procuraduría de Violencia Institucional (Procuvin) Abel Córdoba habían presentado una denuncia y un habeas corpus al tomar contacto con el caso.

La decisión de Vera Barros tiene fecha del 16 de diciembre y se produjo un día después del pronunciamiento de la Cámara Federal de Rosario. El tribunal de alzada debió intervenir luego de que el juez federal subrogante Marcelo Bailaque rechazara la competencia en cuanto a la denuncia de Córdoba y Degiovanni, que apelaron la decisión y fue acompañada por su colega Adriana Saccone. A su vez, en la justicia local estaba tramitando la causa por la muerte de Franco; allí, por el contrario, la magistrada provincial Roxana Bernardelli dictaminó su incompetencia al entender que debía tramitar en la justicia federal. En el juzgado de Vera Barros se acumularon ambas causas y la que originalmente tramitó en la justicia de la provincia fue también enviada a la Cámara para “que se adopte una decisión integrada y evitar la posibilidad de que existan resoluciones contradictorias”.

Finalmente, con el voto de la jueza Liliana Arribillaga y el juez Carlos Carrillo (su colega Fernando Lorenzo Barbará votó en disidencia), la Cámara Federal dispuso que los autos debían devolverse a Vera Barros para que decida si acepta o rechaza lo decidido por Bernardelli, lo que así hizo.

En diálogo con Fiscales, el titular de la Procuvin calificó como “muy importante que se comprenda la característica del hecho como desaparición forzada. Si bien esto parece elemental para todo funcionario o magistrado, es la primera vez que ocurre en una tramitación de la justicia federal”.  Por otra parte, Córdoba señaló que la delegación de la causa va a permitir que el Ministerio Público Fiscal pueda desarrollar la investigación. En ese sentido, destacó el trabajo en conjunto de los fiscales federales de la jurisdicción con la Procuvin, “que se desarrolló en contacto con la familia y sus abogados. Es una condición para que haya justicia y obtengan una respuesta”.

“Franco Casco es la víctima típica de estos hechos: por su condición social, juventud y ser varón. Y también está involucrada una institución típica, como es la policía”, describió.

Desaparición forzada

En su resolución, Vera Barros remarcó que de las actuaciones remitidas por la justicia ordinaria surge “la posible comisión del delito de desaparición forzada de personas por parte del personal policial dependiente de la comisaría 7ª de esta ciudad de Rosario, quienes habrían intervenido en la detención de Franco Casco y posterior accionar desplegado por los mismos, que culminara con la muerte del nombrado”. En ese sentido, encuadró los hechos como privación de la libertad (artículo 142 ter del Código Penal), que por tratarse de funcionarios públicos y el deceso de la víctima podría ser penada con prisión perpetua.

Asimismo, el magistrado decidió delegar la investigación en la Fiscalía Federal N°1, adonde deberán remitirse los autos junto con los elementos secuestrados hasta el momento.