28 de septiembre de 2022
28 de septiembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene de la Fiscalía Federal N°2 de Posadas
Posadas: con nueve allanamientos, declaraciones de testigos y búsqueda de documentación, continuó la investigación por la desaparición de Mario Fabián Golemba
El hombre, que hoy tendría 41 años, fue visto por última vez el 27 de marzo de 2008. Desde el 20 de julio pasado se allanaron nueve lugares, pero no se encontraron restos óseos relacionados al desaparecido. Declararon nuevamente los testigos y se secuestró gran cantidad de documentación. En la investigación colaboran la Procuraduría de Violencia Institucional y la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Víctimas.

En el marco de la investigación por la desaparición forzada de Mario Fabián Golemba, que lleva a cabo la Fiscalía Federal N°2 de Posadas a cargo de Silvina Gutiérrez, desde el 20 de julio pasado y durante nueve días se allanaron predios ubicados en las localidades misioneras de Dos de Mayo, Oberá, Posadas y San Vicente. Si bien no se pudo dar con restos óseos relacionados a Golemba, durante los procedimientos se secuestró gran cantidad de documentación y se presentaron nuevos testigos que dieron precisiones sobre los últimos momentos del hombre, que hoy tendría 41 años y fue visto por última vez el 27 de marzo de 2008, tras asistir a un turno médico en la ciudad misionera de Oberá.

En los procedimientos, ordenados por la jueza federal de Posadas Verónica Skanatta, intervino personal de la Fiscalía Federal N°2 de Posadas y del juzgado, de la Gendarmería Nacional (GNA), la Prefectura Naval Argentina (PNA), la Policía Federal Argentina (PFA) y del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) del Ministerio de Seguridad de la Nación. Asimismo, se mantuvo contacto telefónico con especialistas del Equipo Argentino de Antropología Forense. También estuvieron presentes los familiares y los abogados de la querella, que encabeza Héctor R. Pereyra Pigerl, quienes contaron con la asistencia de la Dirección General de Acompañamiento, Orientación y Protección a las Victimas (DOVIC), que colabora en la investigación junto a la Procuraduría de Violencia Institucional (PROCUVIN).

Además de los allanamientos simultáneos, se relevaron casos de personas fallecidas con identidad desconocida en cementerios de las localidades misioneras de Dos de Mayo, Oberá, Posadas y San Vicente. Por otra parte, personal del SIFEBU visitó las secciones de los Registros de las Personas de la provincia de Misiones y recabó información documental de interés para la investigación.

Personal de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales de Misiones (UEsProJudMis) -que depende de la Gendarmería Nacional- concurrió al cementerio público y a la Municipalidad de Aristóbulo del Valle, donde obtuvieron registros sobre cuerpos de personas no identificadas entre los años 2008 y 2009, su destino y otra información que permita su identificación.

La fiscalía informó que “los nueve días de pesquisas resultaron altamente positivos para la prosecución de la investigación, recabándose abundantes elementos probatorios, como así también, se logró acreditar y reconstruir de forma palmaria las declaraciones testimoniales oportunamente brindadas en la investigación, las cuales -en esta oportunidad- fueron direccionadas por las y los testigos en los distintos espacios donde habrían sucedido los hechos”.

"Los nueve días de pesquisas resultaron altamente positivos para la prosecución de la investigación, recabándose abundantes elementos probatorios, como así también, se logró acreditar y reconstruir de forma palmaria las declaraciones testimoniales oportunamente brindadas en la investigación", informó la fiscalía.

Si bien en las excavaciones practicadas no se encontraron restos óseos que pudieran relacionarse con Golemba, la representación del Ministerio Público Fiscal consideró que “ello no invalida la prosecución de la causa o la posibilidad de su esclarecimiento”, por cuanto “en Argentina hay suficientes fallos con sentencias condenatorias por el delito de homicidio sin que se haya podido dar con el cadáver o sus restos óseos”.

El caso

En la mañana de del 27 de marzo de 2008, Golemba -de entonces 27 años- salió de la casa que habitaba con su familia, en Picada Indumar, en la localidad misionera de Dos de Mayo, para consultar a una nutricionista en la ciudad de Oberá. Tras el turno médico, el hombre envío mensajes de texto a sus familiares y su pareja, y les dijo que volvería “cerca de la tardecita”. Sin embargo, no se supo más nada de su paradero.

El Juzgado de Instrucción Nº1 de Oberá investigó la desaparición de Golemba, pero no logró esclarecer qué ocurrió con él. Testigos de identidad reservada declararon ante la justicia provincial y federal que Mario estuvo detenido en la comisaria de Dos de Mayo -de la Policía de la provincia de Misiones- donde lo habrían golpeado.

En junio de 2021, a instancias de la querella, la causa pasó al fuero federal posadeño, que comenzó una investigación por “desaparición forzada de persona”. El expediente tramita ante la Fiscalía Federal N°2 de Posadas, con intervención del Centro de Reunión de Información “Misiones” de la Gendarmería Nacional Argentina (CRIMIS).

Al momento de su desaparición, Golemba tenía la tez blanca, medía 1,80 metros y era de contextura delgada. De acuerdo con los testimonios de sus allegados, era un chico tímido, tenía un círculo estrecho de amigos, y trabajaba con su padre en la chacra Dos de Mayo y también en la despensa de la Cooperativa Yerbatera de esa localidad. Además, se iba a casar con su novia, a fines de 2008, y ya había conseguido una casa para vivir con ella.

La última vez que sus familiares lo vieron, vestía una camisa oscura y un jean, pero la médica que lo atendió en Oberá dijo que tenía puesta una camisa color clara, un pantalón oscuro y zapatos de vestir.

El 25 de abril pasado, el Ministerio de Seguridad de la Nación -a pedido de la fiscalía- incluyó a Golemba en el Programa BuscAR, y ofreció una recompensa de 1,5 millones de pesos para quienes aporten datos que permitan ubicarlo.