08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
"¿Querés un palo verde? Te doy un palo verde"
Audiencia en febrero para el acusado de ofrecer coima a un funcionario de la Procelac
El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de la Capital Federal fue sorteado para intervenir en el proceso y fijó una audiencia preliminar para el 5 de febrero próximo. El fiscal del caso es Horacio Azzolín. El acusado es un médico que, durante el allanamiento a una "cueva", habría intentado sobornar a funcionarios de la Procelac y el Banco Central.

El acusado de intentar coimear con "un palo verde" a funcionarios de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) y del Banco Central (BCRA) durante el allanamiento a una "cueva de dinero" será juzgado por el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de la Capital Federal, en un proceso en el que intervendrá el fiscal federal Horacio Azzolín.

Así lo determinó el correspondiente sorteo realizado tras la elevación a juicio del caso requerida en julio pasado por el fiscal federal de instrucción porteño Carlos Stonelli y ordenada por el Juzgado Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°12, a cargo de Sergio Torres.

Tras recibir el expediente, el TOCF N°1 -integrado por Oscar Amirante, Adrián Grunberg y Pablo Laufer- fijó una audiencia preliminar para el próximo 5 de febrero en la que el imputado, el médico Christian Darío Montero (42 años), podrá conocer al tribunal y solicitar alguna salida alternativa al conflicto, como la suspensión del juicio a prueba o la realización de un juicio abreviado.

En efecto, al convocar a las partes para esa fecha el TOCF les requirió que, si piensan solicitar alguno de esos institutos, "lo hagan con suficiente antelación". Antes del cierre de la instrucción, el imputado había requerido la suspensión del juicio a prueba, pero el pedido fue rechazado por el fiscal Stornelli en función de la Resolución PGN 97/09, que instruye a los fiscales para que se opongan a ese instituto frente a delitos de corrupción, entre otros supuestos. La posición de la fiscalía fue convalidada por el juez Torres.

Montero llegó a esta instancia acusado de cohecho activo en concurso real con cohecho activo agravado por la especial calidad de magistrado del Ministerio Público, teniendo en cuenta que el funcionario de la Procelac al que quiso sobornar era fiscal ad hoc.

De acuerdo con la acusación, Montero ofreció una coima al entonces coordinador del área de Fraude Económico y Bancario de la Procelac, Pedro Biscay -hoy director del BCRA-, y al gerente de Control de Superintendencia de Entidades Financieras y Cambiarias del BCRA, Gabriel Zanni, en la tarde del 29 de octubre de 2013. "¿Cómo podemos arreglar? ¿Querés un palo verde? Te doy un palo verde. ¿Cuánta plata querés?". El textual lo oyó un testigo ajeno al operativo, convocado para certificar la legalidad del procedimiento en la "cueva".

En aquella jornada, la Procelac y el BCRA participaron con la colaboración de la Unidad Especial de Procedimientos Judiciales de la Gendarmería Nacional de un allanamiento dispuesto por el juez en lo Penal Económico, Alejandro Catania, a una oficina situada en la calle Triunvirato al 3900, donde funcionaba una cueva de dinero.

El ofrecimiento "de arreglar" fue rato después de que los funcionarios sorprendieran a Montero cuando intentaba ocultar las pruebas. "Al momento del ingreso al domicilio allanado, Christian Montero se apresuró a llevar hacia el balcón dos bolsas y pese a la orden de alto las arrojó hacia el balcón del domicilio contiguo, determinándose luego que contenían documentación y dinero", describió Stornelli en el requerimiento de elevación a juicio. En las bolsas, había poco más de 50 mil dólares, casi 150 mil pesos, unos 4500 euros y más de seis mil reales, entre otros montos menores de otras monedas.

La causa se inició con las denuncias presentadas por Zanni y Biscay. "Ya tuvieron un positivo, ahora hay que ver cómo arreglamos", le dijo Montero al funcionario del BCRA, según figura en la acusación. Biscay, en tanto, narró en la presentación que dio origen a la investigación que "puntualmente y en un contexto en que el imputado pedía explicaciones al funcionario de Procelac actuante sobre el procedimiento en cuestión, expresó concretamente '¿cómo se podía arreglar la situación para recuperar la plata?, lo cual en el contexto de situación fue interpretado como un ofrecimiento de dádiva, a lo que se respondió que contratase a un abogado".

En su presentación, Biscay agregó que Montero dijo espontáneamente que "durante la mañana los del banco [el BCRA] me avisaron que podía operar tranquilo", y que "tenía códigos pero alguien los había roto". "En el mercado todo tiene precio y la información cuesta", declaró Biscay que le dijo el imputado al momento del cohecho.

Otros cinco testigos que participaron del procedimiento corroboraron las denuncias de Biscay y Zanni.