08 de febrero de 2023
08 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Entre las 12:00 y las 16:00 en los tribunales federales de Comodoro Py
Gonella defendió su actuación en la indagatoria ante Martínez De Giorgi
El fiscal general a cargo de la Procelac se presentó ante el juez Martínez De Giorgi en la causa que lo tiene imputado por no haber requerido al empresario Lázaro Báez en una causa por lavado de activos. En su defensa, Gonella respaldó su intervención en el cumplimiento de los altos estándares del sistema antilavado.

Una pormenorizada cronología de la intervención de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) en la asistencia al fiscal Ramiro González y la explicación técnica de esas acciones ponderadas por sus altos estándares a nivel internacional para la investigación de lavado de dinero fueron las claves en las que se asentó la defensa del fiscal general Carlos Gonella en la indagatoria brindada entre las 12:00 y las 16:00 ante el juez federal Marcelo Martínez De Giorgi en una causa que tiene imputado al funcionario del Ministerio Público por el delito de prevaricato, dado que se lo acusa de haber exluido al empresario Lázaro Báez en un requerimiento de instrucción y de haber ocultado información para la causa.

Gonella presentó un escrito con su descargo, que desmiente las acusaciones, y luego contestó las preguntas del juez. El fiscal describió con fechas, horas y minutos cuál fue la intervención de la Procelac a partir de la difusión del programa televisivo Periodismo para todos el domingo 14 de abril de 2013, donde el financista Federico Elaskar y el contador Leonardo Fariña refirieron su participación y la de otras personas en el lavado de dinero para Báez a través de la financiera SGI, aunque pocas horas después desmintieron en otros programas la espontaneidad de su intervención en la emisión del domingo por la noche.

El fiscal general explicó que al día siguiente de aquél programa abrió un legajo para recoger lo que primero eran versiones periodísticas y determinar si iniciaba una investigación preliminar o formulaba una denuncia. El mismo 15 de abril, destacó, recibió en la Procuraduría una denuncia realizada por la diputada nacional Patricia Bullrich, "sin identificar hechos ni sospechosos, invocando a secas el programa televisivo".

Por ese entonces, explicó, no había certezas sobre qué juez intervendría en el expediente, que se disputaban Rodolfo Canicoba Corral y Sebastián Casanello. Para no demorar el trámite de la denuncia enviándola a sorteo o a algunos de los dos jueces de la contienda, aguardó a la confirmación del magistrado a cargo del caso "en preservación de los intereses de los denunciantes".

Mientras tanto, narró el fiscal, se agregó información pública actualizada, se consultó la base de datos NOSIS y se requirió informes a la Unidad de Información Financiera y al Banco Central "sobre la existencia de actuaciones preexistentes en relación a las personas físicas y jurídicas aludidas en programa televisivo", que incluyó a "Jorge Leonardo Fariña, Federico Elaskar, Daniel Rodolfo Pérez Gadin, Lázaro Antonio Baez, Austral Construcciones, S.G.I. Argentina S.A., S.G.I. Bursátil Sociedad de Bolsa S.A., Fabián Rossi y Teegan Inc."

Gonella remarcó que de esas actuaciones "queda demostrado que ya las primeras diligencias investigativas adoptadas, pese a la existencia de múltiples denuncias por el mismo objeto sin radicación definitiva, fueron cursadas a recabar datos en relación con todas las personas físicas y jurídicas involucradas".

Esa intervención de la Procelac, prosiguió, responde a las funciones que le fueron asignadas por la resolución PGN 914/12 para iniciar investigaciones y luego asistir y colaborar con el fiscal de cada caso, como ocurrió en este con Ramiro González, quien convocó a Gonella y a su equipo especializado.

Por otro lado, el fiscal Gonella relató paso a paso que el requerimiento de instrucción que imputó por lavado de activos a Fariña y Elaskar respondió a los primeros datos ciertos de la investigación constituidos por los Reportes de Operaciones Sospechosas (ROS) remitidos por la UIF a la Procelac el 16 de abril a las 21.15, en cumplimiento de la legislación antilavado. Todo lo demás, reseñó, eran declaraciones y versiones periodísticas que involucraban a otras personas.

El 17 de abril a las 16.46, documentó el fiscal, el entonces coordinador del área de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo de la Procelac, Omar Orsi -imputado hoy en la misma causa junto a Gonella-, adelantó por correo electrónico al fiscal González el análisis de los ROS y el cierre de las actuaciones en la Procuraduría.

Al mismo tiempo, Gonella abrió un nuevo legajo porque de los ROS se desprendía la presunta comisión de delitos financieros o bursátiles y le dio intervención al área de Fraudes Económicos y Bancarios de la Procelac, de lo cual notificó inmediatamente al juzgado. En aquellas actuaciones se requirieron informes a entidades financieras y organismos de control, que -una vez receptados- fueron remitidos al juez de la causa el 29 de abril.

Entre tanto, el 18 de abril Gonella, Orsi y Diego Luciani -entonces funcionario de la Procelac- concurrieron al despacho de González para ponerse a su disposición en la elaboración del requerimiento de instrucción. Desde allí, explicó el fiscal, concurrieron a la Fiscalía N°9, a cargo de Guillermo Marijuán -que estaba de licencia y a quien González subrogaba- y se reunieron con los funcionarios para hablar del dictamen. "Ninguna persona perteneciente al plantel de la Fiscalía Federal 9, ni de la Fiscalía Federal 7 (a cargo de González), ni de los presentes en la reunión, ni nadie, exhibió un proyecto o mencionó que existiese uno en el cual se incluyera a otras personas distintas a Elaskar y Fariña", refirió Gonella, y enfatizó: "nunca tuve acceso, ni conocimiento de aquél requerimiento de instrucción", un borrador que fue incorporado a la causa, que tiene entre sus imputados a Báez y que es utilizado como prueba contra el fiscal.

En efecto, el fiscal general indicó que, tras la reunión con González y los colaboradores de Marijuán, regresó a la Procelac y que a las 12.49 Orsi recibió el proyecto remitido por el prosecretario letrado de la Fiscalía 9, que llevaba de título "Requerimiento.Fariña.doc", y que tenía como imputados a Fariña y Elaskar. A las 14.53 el proyecto salió a través de la cuenta de correo electrónico de Gonella a la de González, con la inclusión del titular de la Procelac y de Orsi como suscriptores en la asistencia al fiscal del caso, los datos completos de los dos imputados, modificaciones de redacción y el agregado de un acápite sobre medidas de prueba para que el propio González "lo analizara y decidiera en definitiva". Luego, explicó Gonella, concurrió junto a Orsi al despacho de González para firmar el requerimiento.

"De ser cierto que existió un supuesto proyecto de requerimiento cuyo contenido en materia de imputaciones subjetivas fuera más abarcativo que el que suscribimos en colaboración con el Dr. Ramiro González el 18/04/2013, entre los cuales se alcanzaba al Ministro de Planificación Federal Julio De Vido y a Leandro Báez: ¿por qué razón el fiscal Marijuan al reintegrarse de su licencia no los imputó? Acaso cometió algún delito? La respuesta es NO. Tampoco lo cometimos nosotros", aseguró Gonella.

El fiscal a cargo de la Procelac también puso de relieve que el dictamen presentado dejó abierta la posibilidad de que las medidas de prueba sugeridas "permitan vincular al proceso a otros sujetos que hubieran intervenido en los hechos acaecidos".

En ese sentido, Gonella pidió al juez De Giorgi que cite a prestar declaración testimonial al fiscal González para que relate lo ocurrido el 18 de abril de 2013. En la misma línea, Gonella solicitó la citación como testigos de otros funcionarios judiciales.

El rol de la Procelac en el sistema antilavado

Gonella explicó al juez que frente a la posibilidad de la comisión de lavado de activos, la Procelac sigue estándares de actuación que han sido reconocidos a nivel internacional, a punto tal que el mes pasado el Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI) ponderó esos mecanismos de control y excluyó a la Argentina de su lista gris.

Al respecto, Gonella explicó que la imputación a Elaskar y Fariña se debió a la existencia de los ROS en los que se describía su actuación sospechosa. Indicó al respecto que "jamás la Procelac" presentó denuncias y ni participó en la promoción de la acción "utilizando exclusivamente como fundamento artículos periodísticos o denuncias basadas en artículos periodísticos". La referencia fue para las notas y programas televisivos en los que se involucraba también a otras personas, como Báez.

"Existe sobre mí un manto de sospecha de accionar delictivo por el estricto cumplimiento de criterios político-criminales acorde con los más altos estándares internacionales en materia de lucha contra la criminalidad económica organizada", dijo el fiscal, que adjuntó a la presentación un CD -con información confidencial- que documenta la acción similar de la Procuraduría en otros casos.

Gonella se preguntó si el requerimiento presentado "impidió el progreso del caso" y si "afectó al servicio público de administración de justicia la circunstancia de que, por las razones brindadas, el requerimiento firmado en colaboración con el fiscal Ramiro González, se haya confeccionado tal como fue presentado". Por eso, concluyó en "lo absurdo de la acusación" en su contra.

El fiscal general también aportó al juez copias de los oficios remitidos por González y por él mismo a la Procuradora General, Alejandra Gils Carbó, donde ambos señalan no haber recibido ningún tipo de presión durante su actuación en la causa.