22 de febrero de 2024
22 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Gustavo Kollmann argumentó que el magistrado incurrió en al menos tres de doce causales para el apartamiento
La defensa de Gonella recusó al juez Claudio Bonadío por temor de parcialidad
En un escrito presentado hoy, el defensor oficial del titular de la Procelac y del fiscal en lo penal económico Emilio Guerberoff enumeró tres causales previstas en la ley procesal para el apartamiento del juez. Se basa en que Bonadío había denunciado previamente a Gonella en otro expediente.

El defensor oficial Gustavo Kollmann solicitó hoy el apartamiento por violación a la "garantía del juez imparcial" del juez federal Claudio Bonadío en la causa que tiene imputado a sus representados -el fiscal general a cargo de la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), Carlos Gonella, y el fiscal en lo penal económico Emilio Guerberoff- por la denuncia presentada contra ellos por una jueza investigada por sus vínculos con el narcotráfico.

El escrito del representante de los fiscales puso énfasis en que Bonadío incurrió en al menos tres de las doce causales previstas en el artículo 55 del Código Procesal Penal de la Nación para el apartamiento de un juez. Sucede que, antes de ordenar la indagatoria que tenía previsto tomarle hoy a Gonella por los delitos de violación de los deberes de funcionario público, abuso de autoridad y violación de secretos, el juez Bonadío había solicitado que se investigue a Gonella en otro expediente.

El defensor de Gonella expuso que la acción de Bonadío se enmarca en los incisos 1°, 8° y 11° del artículo 55. El 1° indica que el juez debe apartarse si "en otras actuaciones judiciales o administrativas hubiera actuado profesionalmente a favor o en contra de alguna de las partes involucradas". El 8°, "si antes de comenzar el proceso hubiere sido acusador o denunciante de alguno de los interesados, o acusado o denunciado por ellos". Y el 11°, "si tuviere amistad íntima, o enemistad manifiesta con alguno de los interesados".

La denuncia de Bonadío contra Gonella fue por una supuesta demora del fiscal general en poner en conocimiento de la justicia una investigación por lavado de activos proveniente del delito de trata de personas. Esa causa se inició en la presentación que hizo una ciudadana en la Procelac, a quien Gonella decidió -por la vaguedad de sus dichos- tomarle testimonio de manera segmentada con el objeto de extraer de su relato alguna hipótesis delictiva para evaluar la presentación de una denuncia penal, conforme a los lineamientos de la resolución PGN 914/12. Lo que finalmente tuvo trámite ante la justicia federal porteña.

En su presentación, el defensor Kollman señaló: "No avizora esta parte cómo Vuestra Señoría habiendo generado una investigación penal respecto de un funcionario público (extracción de testimonios y remisión a Cámara para su sorteo) pretende instruir, con los estándares de imparcialidad constitucionalmente requeridos, la presente investigación respecto del mismo justiciable".

En ese sentido, el abogado expresó que "resulta contrario a la más básica lógica pretender ser a la vez ser denunciante de la comisión de un delito, y tener a su cargo la investigación de un sumario respecto de la misma persona".