28 de febrero de 2024
28 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Colaboración del Área Operativa de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo
Narcotráfico en Córdoba: investigan la cantidad y el destino del dinero que recaudaban los policías involucrados
El área de la Procelac colabora con la fiscalía federal Nº 1 de Córdoba en la causa que involucra a autoridades jerárquicas de la Dirección de Drogas de la Policía de la Provincia en actividades del narcotráfico. Investigan el presunto lavado de dinero y el destino de los bienes ilícitos de la organización.

El Área Operativa de Lavado de Activos y Financiamiento del Terrorismo de la Procelac, a cargo de Omar Orsi, presta colaboración a la Fiscalía Federal Nº 1 de la Provincia de Córdoba, en el marco de la causa que investiga la complicidad policial en casos de narcotráfico y la posible comercialización de lo hallado en distintos procedimientos por parte de los uniformados.

La asistencia brindada por la Procelac, a cargo del fiscal general Carlos Gonella, apuntó directamente a conocer la cuantía y el destino que la organización delictiva dio al dinero y los bienes ilícitos. Para ello sugirió la realización de distintas medidas de prueba que permitiesen la reconstrucción de los perfiles patrimoniales de las personas involucradas.

La causa investiga el posible blanqueo de capitales de origen ilícito llevado a cabo por una asociación conformada por diversas autoridades jerárquicas pertenecientes a la Dirección de Lucha contra el Narcotráfico de la Policía de la Provincia de Córdoba.

Entre las personas apuntadas se encuentra el comisario mayor Mario Nieto (retirado) -quien se desempeñaba como titular de la oficina mencionada- y el comisario mayor Rafael Gustavo Sosa, quienes junto a distintos subalternos de la dependencia a su cargo procedieron a la comisión de una serie de delitos de diversa índole, muchos de ellos generadores de réditos económicos.

El fiscal a cargo de la investigación, Enrique Senestrari, logró comprobar que los miembros de la asociación elaboraron sumarios policiales basados en información falsa, incorporando a los procedimientos personas ajenas a las fuerzas de seguridad que actuaban como agentes encubiertos y/o provocadores para la compra de estupefacientes u operaciones relacionadas con dichas sustancias.

Además tomó conocimiento de que los imputados cobraban periódicamente montos de dinero a cambio de brindar consentimiento y protección para permitir la venta de droga, así como también que procedían a la sustracción de todo o parte de los narcóticos que eran secuestrados en los allanamientos motivados en las falsas investigaciones promovidas por ellos mismos.