02 de febrero de 2023
02 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La próxima audiencia será el miércoles
19 y 20 de diciembre: Mathov dijo que la represión "no fue una masacre"
El ex funcionario insistió en que la causa en su contra está armada y que no existen argumentos para la acusación. "Nunca fui jefe del operativo policial", afirmó.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°6, integrado por José Martínez Sobrino, Rodrigo Giménez Uriburu y Javier Anzoátegui, continuó hoy con la indagatoria al ex secretario de Seguridad de la Nación Enrique Mathov. "Nadie dice que 4 muertos no es algo terrible, pero esto no fue una masacre", dijo el ex funcionario al respecto de los hechos ocurridos durante las jornadas del 19 y 20 de diciembre

Mathov realizó primero un resumen de lo que expuso el miércoles pasado. Sostuvo nuevamente que el gobierno de Fernando de la Rúa no dictó el estado de sitio por "motus propio" sino por pedido de los gobernadores. "Nunca fuimos represores, nunca hubo un plan represivo ni siquiera una orden de encararlo", aseguró el ex secretario de Seguridad.

"El cacerolazo del 19 fue espontáneo pero todo lo que sucedió luego fue un armado político", denunció y enumeró una serie de irregularidades que él considera que sucedieron durante la investigación de los hechos. Acusó a la jueza Servini de Cubría de "no ser imparcial" por procesarlo "injustamente y sin posibilidad de presentar prueba".

Además, comenzó a contestar las acusaciones que le realizaron la Fiscalía y las querellas en los requerimientos de juicio: "los fiscales no tienen ningún elemento para probar que en la reunión del 19 de diciembre en el Ministerio del Interior se hablaron temas relativos a la Ciudad de Buenos Aires".

"No hay nada que pruebe que di una orden para desalojar la Plaza de Mayo", afirmó y volvió a citar la ley de Seguridad Interior. Además, negó haber coordinado o desplegado un operativo policial en los alrededores de la Plaza. "Nunca fui jefe del operativo policial, quizás por eso inventaron una reunión del Cómite de Crisis", dijo Mathov al tiempo que criticó que los fiscales de instrucción lo hayan acusado de tener "un rol activo", en los operativos de aquel día, y que era una "conclusión antojadiza".

Como durante la audiencia pasada, arremetió nuevamente contra el fallo de la sala I de la Cámara Federal y específicamente contra el ex camarista Gabriel Cavallo. "El juez Cavallo especuló con el fin del mundo que pronosticaron los mayas sino no se entiende mi imputación", exclamó aunque luego se arrepintió y solicitó al Tribunal que no se tenga en cuenta la declaración.

Repitió que él no era el encargado de toda la seguridad de la Nación sino que esto funcionaba como un sistema. "Habrá algunos que añoran un régimen totalitario donde todo pase por una sola persona pero aquí existe un sistema republicano y federal", expresó el ex funcionario. Luego volvió a relatar parte de las reuniones que tuvo durante el 20 de diciembre y desestimó la requisitoria que hicieron las querellas.

"Las ordenes que dio Mestre fueron generales (con respecto al cuidado de Plaza de Mayo) y tenía información para decirlo, algo que luego queda probado con los incidentes ocurridos en el Congreso el 28 de diciembre", insistió.

Trató, asimismo, de explicar el rol del caso Cárdenas en su imputación. Cabe recordar que Demetrio Cárdenas fue baleado en las escalinatas del Congreso la madrugada del 20 de diciembre de 2001. Su caso no está siendo juzgado en este debate, aunque fueron incorporadas por lectura sus declaraciones. Para Mathov, la Sala I inventó un "andamiaje" para procesarlo por homicidio culposo "usando el caso para decir que no se podía confiar más en la Policía y que debía haberlos retirado de la calle".

Además, denunció que su procesamiento por homicidio debería haberse desestimado cuando no se pudo probar que las balas que hirieron a Cárdenas eran policiales.

Por ultimo, el ex secretario de Seguridad de de La Rúa, sostuvo que el operativo del 20 de diciembre no fue "ni grande, ni multitudinario", que estuvo conformado por 700 policías "mientras que para eventos deportivos suele haber 2000". También, dijo que durante su gobierno las manifestaciones y el control de las mismas fueron pacificas y "sólo en 2 o 3 de ellas, de un total de 2000, hubo incidentes".

Al final de la audiencia una de las querellas le solicitó al Tribunal que se acote la declaración de Mathov, que ya lleva dos audiencias. La Fiscalía de juicio a cargo de Mauricio Viera apoyó la medida y dijo que el pedido "no puede ser considerado un intento de amedrantación", como lo plantea la defensa, ya que el acusado anticipó que volverá a declarar.

Por lo tanto, durante la próxima audiencia, el Tribunal y la Fiscalía podrán realizarle preguntas acerca de su exposición