17 de septiembre de 2019
17 de septiembre de 2019 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juicio por la represión durante los últimos días de gobierno de Fernando De la Rúa
19 y 20 de diciembre: “Se llevaban por delante todo lo que hubiera”
El periodista Rolando Barbano cubrió los sucesos que tuvieron lugar en la Plaza y la Avenida de Mayo. En su declaración, describió los momentos inmediatamente posteriores a la muerte de Gastón Riva y el despliegue de la policía montada.

“Había gente congregada pacíficamente, de traje, hasta niños, en tranquilidad. Personas que se habían asomado desde sus trabajos y querían participar. Había policía montada, que al principio estaba expectante. La situación empezó a levantar temperatura, empezaron algunos cánticos. Parecía que [la policía] iba a irse sobre la gente”. Así, describió ayer el periodista Rolando Barbano el escenario que se encontró en la Plaza de Mayo el mediodía del 20 de diciembre de 2001, momentos antes de que desatara la represión policial que culminó con cinco muertos en la Ciudad de Buenos Aires y que actualmente se está juzgando en los Tribunales Federales de Retiro.

El periodista continuó: “Apareció una corona fúnebre que decía ‘Cavallo’, pero no se atacaba a nadie. No ameritaba lo que sucedió. Avanzaron los caballos, la gente se apretujó. Empezaron a verse gases lacrimógenos y una granada le pegó en la espalda a un manifestantes que se iba”. Luego, describió que la fuerza “barría la Avenida de Mayo y se llevaba por delante todo lo que hubiera”. En el relato brindado ante las partes y preguntado por el Ministerio Público Fiscal -representado por Mariano Domínguez, José Piombo y Santiago Vismara- señaló que vivió “dos episodios muy violentos”: en el cruce de Tacuarí con la Avenida de Mayo, desde dentro del hall de un edificio, vio cómo un uniformado “iba disparando una escopeta” desde la ventanilla de un patrullero en dirección a la vereda, y cómo otro policía descendía de un móvil, apuntaba y gatillaba “con rodilla en tierra”.

El otro episodio que describió fueron los sucesos vinculados al homicidio de Gastón Riva, aunque en el momento no conocía su identidad. El periodista del diario Clarín había buscado reparo sobre una escalinata junto a otras personas, luego de que, también sobre la Avenida de Mayo, se formase una fila de policías que abrió fuego. “Cuando cesaron los disparos, vimos un muchacho caído con una moto, donde yo había estado parado. Daba la sensación de que estaba muerto. Podría haber estado ahí”, reflexionó. Su crónica fue publicada al día siguiente y, tiempo después, la pareja de Riva se contactó con él para que testifique durante la etapa de instrucción.

Antes de Barbano, declararon otros tres testigos: el licenciado en criminalística y abogado Héctor Silva -quien se retiró como director de Policía Científica de Gendarmería-, por su participación durante una reconstrucción de los hechos; la perito forense Adriana Pérez de Pliego, quien atendió a un herido, y el suboficial Mario Fernández, también de Gendarmería, quien fue propuesto por la defensa de uno de los imputados y explicó los mecanismos de carga y descarga de las escopetas Browning 2000 cuando se utiliza munición con postas de goma y de plomo.