03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La próxima audiencia se llevará adelante mañana
Comenzó el juicio contra un joven acusado de chocar y matar a un comerciante en Puerto Madero
Facundo Denegri está imputado por el homicidio con dolo eventual de Alberto Hambra, ocurrido en diciembre de 2018. De acuerdo con la acusación, conducía alcoholizado a 115 kilómetros por hora por la calle Julieta Lanteri al 1400, donde ocurrió el incidente.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires comenzó la semana pasada con el juicio a un joven acusado de atropellar y matar a un comerciante de 75 años, en diciembre de 2018 en Puerto Madero. En el debate, interviene el fiscal Juan Manuel Fernández Buzzi.

Pasadas las ocho de la mañana del 22 de diciembre de 2018, Facundo Denegri salió del Casino de Buenos Aires en dirección al norte de la ciudad a bordo de su auto Volkswagen Golf GTI. A la altura de la calle Julieta Lanteri al 1400, cuando manejaba a una velocidad aproximada de 115 kilómetros por hora, traspasó la doble línea divisoria de la calle (ya que es una calle doble mano) y embistió de frente la camioneta donde circulaba el empresario Alberto Hambra, quien se dirigía al barrio de Barracas. El hombre de 75 años falleció inmediatamente.

De acuerdo al requerimiento de elevación a juicio realizado por la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Nº61, Denegri manejaba con un nivel de alcoholemia de 1,42 gramos por litro de sangre y la velocidad a la que iba excedía la permitida en ese lugar, cuya máxima estipulada era de 40 kilómetros por hora. Además, se destacó que dentro del auto se encontraron distintos envases de bebidas alcohólicas y un envoltorio que contenía 1,2 gramos de marihuana.

En la primera audiencia, la jueza Fátima Ruiz López y los magistrados Adrián Perez Lance y Enrique Gamboa escucharon a dos prefectos que llegaron al lugar en el momento del incidente y que confirmaron el secuestro de los envases de bebidas alcohólicas y señalaron que algunas estaban abiertas y otras directamente vacías.

Luego, declaró un vecino que se encontraba en una de las plazas del barrio y que presenció el choque. Ante las preguntas del fiscal, el hombre recordó haber escuchado un ruido muy fuerte “como de un auto derrapando” e inmediatamente una frenada violenta. Sostuvo que la víctima venía en una camioneta en sentido contrario y “a una velocidad muy lenta” y que, cuando se acercó para ayudarlo, ya había fallecido.

Sostuvo luego que vio las botellas de alcohol dentro del auto y que le había llamado la atención la velocidad a la que iba Denegri porque a esa altura de la calle Julieta Lanteri hay una curva muy pronunciada “que no se puede agarrar a más de 60 kilómetros por hora”.

Después, declararon también los otros cuatro integrantes del auto y también peritos ofrecidos por las partes. Los jóvenes que iban con Denegri confirmaron que aquella noche habían ido primero a un boliche en Costanera y que luego, cerca de las seis de la mañana, se habían trasladado hacia el casino.

En la audiencia de ayer, la fiscalía requirió que se incorporen dos nuevos testigos: una bioquímica del Hospital Argerich (lugar al que fue trasladado el imputado) y un médico. La defensa del acusado se opuso y la presidenta del tribunal comunicó que la próxima audiencia se llevará adelante mañana, ya sea con las declaraciones de los testigos o con los alegatos de las partes.