18 de julio de 2024
18 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El incidente ocurrió en diciembre de 2018
Se conocerá después de la feria judicial el veredicto en el juicio al joven acusado de chocar y matar a un comerciante en Puerto Madero
Facundo Denegri está acusado de manejar a alta velocidad, bajo el efecto de alcohol y estupefacientes y de perder el control del auto que comandaba, lo que llevó a que impactara contra la camioneta donde circulaba Alberto Hambra. Esta semana la fiscalía pidió para el joven una pena de cinco años y seis meses de prisión.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº5 de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires dará a conocer después de la feria judicial de julio el veredicto en el juicio seguido a Facundo Denegri, el joven acusado de haber embestido con su automóvil el vehículo en el que se desplazaba un comerciante de 75 años, que murió como resultado del impacto. El incidente ocurrió en diciembre de 2018, en el barrio de Puerto Madero.

Esta semana, el fiscal Juan Manuel Fernández Buzzi pidió cinco años y seis meses de prisión para el joven por el delito de “homicidio culposo cometido por la conducción imprudente, negligente y antirreglamentaria de un vehículo con motor”. Consideró que la situación se agravaba porque Denegri manejó “bajo los efectos de estupefacientes, con un nivel de alcoholemia igual o superior a 1 gramo por litro de sangre y con un exceso de velocidad de más de treinta kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho”, además de que violó las señales de tránsito.

Durante la última audiencia, la defensa realizó su alegato, en el que consideró que no se había probado ni el consumo de alcohol ni el de estupefacientes. Además, descartaron que Denegri haya cometido una violación a las señales de tránsito y sostuvieron que no se midió de manera correcta la velocidad a la que iba el auto. Resaltaron que la velocidad máxima para la calle Julieta Lanteri era de 60 kilómetros por hora porque consideraron que se trataba de una avenida y no de una calle. Explicaron entonces que el acusado no cumplía con el requisito agravante previsto en el Código Penal: ir 30 kilómetros por arriba de la máxima permitida en el lugar.

Los abogados defensores sostuvieron que en el caso debía regirse por el primer párrafo del artículo 84 bis del Código Penal que tiene una pena de hasta cinco años de prisión para aquél que provoca una muerte por la conducción imprudente, negligente o antirreglamentaria de un vehículo con motor. En esa línea, le solicitaron a la jueza Fátima Ruiz López y a los magistrados Adrián Perez Lance y Enrique Gamboa que condenen a Denegri a la pena mínima prevista (dos años de prisión en suspenso) y que le fijen una inhabilitación de seis años para manejar.

La acusación

En la investigación se pudo reconstruir que el 22 de diciembre de 2018 Denegri salió del Casino de Buenos Aires en dirección al norte de la ciudad a bordo de su auto Volkswagen Golf GTI. Eran las ocho de la mañana y tanto el joven como su grupo de amigos habían pasado la noche en varios festejos. Tras salir del casino, a la altura donde la calle Julieta Lanteri hace una prominente curva, el imputado se cruzó de carril y derrapó a una velocidad aproximada de 115 kilómetros por hora.

Al traspasar la línea divisoria de sentidos de la calle Julieta Lanteri, embistió de frente la camioneta del empresario Alberto Hambra, quien manejaba por el carril contrario ya que se dirigía al barrio de Barracas. El hombre de 75 años falleció inmediatamente. De acuerdo al test realizado esa mañana, Denegri manejaba con un nivel de alcoholemia de 1,42 gramos por litro de sangre.

“La ley 27.347 prevé una retribución punitiva más severa para los casos de imprudencia grave sin necesidad de forzar el dolo eventual”, consideró el fiscal en su alegato, en relación a la calificación con la que el caso había llegado a juicio. “Este es un caso de imprudencia grave, lo que no significa que sea un hecho intrascendente: es absolutamente grave, que debe ser sancionado y que merece reproche penal”, afirmó.

Enumeró las infracciones cometidas por Denegri: haber manejado a una velocidad 30 kilómetros por encima de la máxima permitida en el lugar del hecho (estaba en una calle donde la velocidad máxima era 40); había ingerido alcohol en cantidades considerables; y había consumido marihuana. Sostuvo que el incidente ocurrió en una zona urbana, durante la mañana, donde hay más movimiento que en otros momentos de la jornada, lo que incrementa el riesgo de su conducta.