23 de junio de 2024
23 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene el fiscal Carlos Giménez Bauer
Comenzó el juicio por el homicidio de un ciclista en Palermo
Facundo Salas está acusado de matar a Pablo Tonello, después de que el joven de 27 años se resistiera a que le robara la bicicleta, en julio de 2014.

El Tribunal Oral en lo Criminal Nº11 comenzó con el juicio contra Facundo Salas, acusado de asesinar a un ciclista que circulaba por la bicisenda de Avenida Del Libertador y Federico Lacroze, en julio de 2014. En el debate interviene el fiscal Carlos Giménez Bauer. Salas, de 20 años, está detenido y acusado de varios hechos: homicidio agravado para consumar otro delito en concurso real con robo con arma en grado de tentativa; robo agravado por el uso con arma en dos oportunidades concurso real con la portación ilegal de arma civil. El homicidio prevé una pena de prisión perpetua.

El 30 de julio de 2014, pasadas las 9:00, Salas interceptó a Pablo Tonello, de 27 años, cuando éste circulaba por la Avenida Del Libertador camino hacia su trabajo en Barracas. Quiso robarle la bicicleta pero la víctima se resistió. Forcejearon y Salas sacó su revolver calibre .22 mm. Le disparó tres veces: en el tórax, en el abdomen y en la pierna, lo que le provocó la muerte minutos después.

La escena fue observada por tres testigos que declararon en el juicio. Uno de ellos, manejaba su moto por la avenida cuando vio el forcejeo, dio la vuelta y se acercó a ayudar. Según relató, en ese momento uno de los hombres disparó “tres o cuatro tiros” contra el otro. Él intervino para tratar de frenar a Salas y lo golpeó pero el acusado logró huir. “No lo corrí porque era más importante llamar al 911” indicó.

Otro hombre también iba con su moto por Avenida del Libertador ese día cuando vio un “movimiento extraño” en la bicisenda. Aseguró que vio el instante en el cual Salas sacó su pistola y disparó contra Tonello así como también observó a un motociclista acercarse al lugar y forcejar con el hombre armado. “Sentí la necesidad de ayudar aunque no pude acercarme más rápido por el tránsito que había”, rememoró.

El testigo relató que Salas se robó otra bicicleta para huir. Él lo siguió pero lo perdió de vista cuando se acercó a unos policías que estaban en la estación de trenes “Belgrano C” para avisarles de lo sucedido. El que también vio la secuencia del asalto y muerte de la víctima fue el encargado de un edificio ubicado sobre la avenida.

A poco más de una cuadra del lugar donde murió Tonello, Salas interceptó a una persona. “Dame la bicicleta”, le dijo, mientras le apuntaba a la cabeza con el arma. El hombre se bajó y se alejó unos metros mientras que el acusado agarraba el vehículo y se iba hacia el lado de provincia. “Comencé a seguirlo porque intuí que estaba escapando de algo y que iba a descartar mi bicicleta”, recordó. En esa persecución, se encontró con varios policías cerca de Barrancas de Belgrano que le comentaron lo que había sucedido con Tonello.

La bicicleta fue encontrada en La Pampa y Miñones. A unas cinco cuadras de ahí, sobre la calle Valentín Alsina, Salas sorprendió a uno de los testigos, quien también venía en bicicleta. Lo empujó, lo tiró al suelo e intentó quedarse con ella. El joven intentó resistir el robo pero al notar que el acusado sacó y martilló el arma para dispararle, desistió y se alejó.

Durante la instrucción de la causa realizada por la Fiscalía Criminal de Instrucción N°1, a cargo en ese momento de Alicia Martín, se realizó en la comisaría un identikit del sospechoso. En base a eso, se detuvo a un hombre y se hizo una primera rueda de reconocimiento, cuyo resultado fue negativo. Un mes después de la muerte de Tonello, la División Homicidios de la Policía Federal encontró a Salas en Entre Ríos, refugiado en la casa de un familiar.

En la segunda rueda de reconocimiento, otros testigos lo reconocieron. Estos dos últimos incluso lo señalaron en el debate esta semana ante los jueces Floreal Ricardo Daniel De Laurentis, Enrique Posse y Jorge Horacio Romeo.

Si bien se negó a declarar, Salas contestó preguntas relacionadas a sus condiciones personales y específicamente, ante una consulta de su defensor, dijo que era adicto a las drogas desde los 14 años. Durante las declaraciones y ante las preguntas de la Fiscalía, todos los testigos aseguraron que Salas hablaba y se manejaba de manera “normal” o “coordinada” y que no parecía que estuviera bajo el efecto de drogas o alcohol al momento de los hechos. El juicio continuará el próximo 26 de octubre.