18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Se investiga la importación y compra interna de más de 14 mil kilos de la sustancia
Comercio ilegal de efedrina: últimas palabras de los acusados
El Tribunal Oral Federal Nº4 escuchará las últimas palabras de dos de los acusados y luego dará a conocer el veredicto. El lunes pasado, ya habían hablado ante los jueces otros tres involucrados en la causa. El fiscal Federal Diego Luciani pidió penas de entre cinco y once años de prisión.

Los jueces Pablo Bertuzzi, Nestor Costabel y Leopoldo Bruglia escucharán desde las 10:30 las últimas palabras del presidente de la droguería Farmaceuticos Argentinos S.A. Guillermo Manfredi y del dueño de farmacias Víctor Wendring Duarte en el juicio que involucra a dos causas por comercio ilegal de efedrina. Luego de esto, el Tribunal dará a conocer el veredicto después de seis meses de juicio. Durante la audiencia pasada, los otros acusados se habían declarado inocentes.

Hace dos semanas, el fiscal Diego Luciani había requerido once años de prisión para Augusto Abraham, siete años y nueve meses para Alberto López y siete años y cuatro meses para Guillermo Manfredi, acusados de "comercialización de materias primas para la fabricación o producción de estupefacientes", en calidad de "coautores" los primeros y "partícipe necesario" el último, agravado por el hecho de que participaron más de tres personas. Para Víctor Wendring Duarte, había pedido seis años y ocho meses mientras que para Raúl Cores (ambos dueños de farmacias) había solicitado cinco años y ocho meses, por considerarlos también coautores del delito de comercialización.

Luciani había solicitado en su alegato, además, multas entre los 9000 hasta veintidós mil pesos así como la inmediata detención de todos los imputados, ya que consideró que hay una "presunción fundada" de que podrían intentar eludir a la justicia. Para este punto, tuvo en cuenta los medios económicos que poseen y el hecho de que uno de los co-imputados está prófugo: Josue Fucks. El fiscal requirió que se concrete la solicitud de captura internacional, es decir, que se remitan todos los documentos a todas las fuerzas de seguridad para dar con el paradero del prófugo y se proceda a su detención. La causa tramita en el Juzgado Federal de Campana.

Las causas

La primera de las causas comprende dos droguerías: Prefarm y Fasa. La primera era propiedad, en los papeles del fallecido José Otero Rey aunque para el fiscal era sólo un "prestanombre". En julio de 2006, Otero Rey firmó un poder de administración a favor de Fucks, López y Abraham, que les permitía manejar la empresa. Meses antes, la droguería se había inscripto en el Registro de Precursores Químicos

Entre Prefarm y Fasa habrían importado 9800 kilos de efedrina (y habían solicitado 10 mil kilos más), más 370 kilos comprados en el mercado interno y otros 1900 adquiridos a través de otra persona que participó luego  de la quiebra de Prefarm: Guillermo Ascona.

La otra causa es la que se sigue contra los dos dueños de tres farmacias. Entre el 18 de octubre de 2005 y hasta el 8 de de julio de 2008, Wendring Duarte y Cores habrían comercializado 4400 kilos de efedrina para la elaboración de estupefacientes. Ambos se encargaron de desviarla hacia el circuito legal e invocaron falsamente la representación de las farmacias para "eludir el debido control de la autoridad de aplicación".

Nulidades, ampliación de la acusación y falsos testimonios

Junto con el veredicto, el Tribunal deberá resolver las nulidades que las defensas plantearon en las últimas audiencias. La defensa de López había solicitado que se deje sin efecto la ampliación de la acusación realizada por Luciani; de la resolución que admitía dicha ampliación y de la declaración indagatoria de su defendido luego de esta incorporación de imputación.

Durante el debate, el fiscal había planteado la aparición de nuevo hechos y circunstancias que agravaban el delito que se le imputa a López, tal como está explicado en el artículo 381 del Código Procesal Penal. Esto incluía la adqusición de 370,47 kilos de efedrina comprados a la Droguería Libertad y 1900 kilos correspondientes a la importación efectuada por Prefarm por intermedio de Ascona.

Cabe destacar que Ascona (un desconocido en la industria farmacéutica) había tramitado su licencia en el Registro de Precursores Químicos pocos días después que la droguería Prefarm (cuyos dueños reales eran Fucks, López y Abraham). Ascona fue condenado por el Tribunal Oral Federal N°5 en un juicio abreviado por comercialización de efedrina.

En cuanto a la imputación sobre Droguería Libertad, tres testigos declararon haberle vendido a Prefarm (representada por Fucks) la sustancia, por lo que se incorporaron cuatro facturas con el correspondiente detalle. Estas operaciones tampoco fueron declaradas en Sedronar. Para Luciani, ninguno de los tres planteos es "formalmente procedente", ni está debidamente fundamentado.

Por otro lado, las defensas de Manfredi, Wendring Duarte y Cores solicitaron la nulidad de las penas solicitadas por la querella de la Aduana (seis años y seis meses, siete años y cinco años, respectivamente) debido a que no habría "lesión del erario público". El fiscal consideró este pedido como "absolutamente extemporáneo".

¿Qué es la efedrina?

La efedrina es un precursor químico utilizado en la industria farmacéutica, pero también es una de las materias primas necesarias para la elaboración de metanfetaminas. El representante del Ministerio Público en su alegato se refirió a la prohibición de importación de la sustancia (desde septiembre de 2008) para quienes no resulten titulares de una especialidad medicinal. Esta medida fue resuelta conjuntamente entre el Ministerio de Salud y Ambiente; el de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos, y la Sedronar.

También, se exhibió un gráfico donde se observó el incremento en los valores de importación del químico. Mientras que en 2004 ingresaron al país 2.900 kilos y en 2005, 4.225; para 2006 se duplicó y fueron 9.900. Para 2007, se disparó el comercio hacia la Argentina: 19.150 kilos. Finalmente, en 2008 figuran hasta la prohibición en agosto, 12.665 kilos.. Según estos números de la Sedronar, entre 2004 y 2008 ingresaron más de 48 toneladas del químico (48.840 kilos).

Según explicó el fiscal en su alegato, la cantidad de efedrina importada por los acusados podría abastecer al mercado interno durante aproximadamente 76 años. Una de las testigos del juicio había explicado que un kilo de ese químico alcanzaba para un millón de pastillas antigripales.