18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Penas de hasta dos años y medio de prisión en suspenso
Condenan a tres militares por administración fraudulenta
Los jueces fallaron en línea con lo pedido por el fiscal Horacio Azzolin, quien acusó a tres integrantes de la División Intendencia del Ejército Argentino por perjudicar a la administración pública. Pagaron 3 millones de pesos por mercadería que nunca recibieron.

Se trata de Roberto Horacio Sifón, Alberto Pablo Holgado y Eliseo Alfredo Reyes, integrantes de la Dirección de Intendencia del Estado Mayor General del Ejército Argentino. Sifón ocupaba el cargo de director y tenía en su poder los fondos presupuestarios asignados al área. Reyes y Holgado eran vocales de la Comisión de Recepción de efectos del Ejército. Para ese entonces, la fuerza estaba a cargo de Roberto Brinzoni.

Los imputados, durante la crisis del 2001, habían solicitado una contratación directa para la adquisición de vestuario y equipos para el Ejército. Al momento de hacerlo, argumentaron que la urgencia en realizar la compra se vinculaba al “cierre del Ejercicio Financiero y la necesidad de contar con los ingresos de los efectos a la brevedad”, durante el primer trimestre del año 2002.

Según el fiscal del juicio, Horacio Azzolin, el problema surgió porque la mercadería solicitada “nunca fue entregada materialmente en la fecha indicada. Los materiales fueron recibidos a mediados de 2004, y el pago por ellas se realizó en el 2003”. Al día de la fecha, resta mercadería por entregar.

Los imputados reconocieron durante el juicio “que tenían una partida de dinero para comprar vestimenta para el ejército y que debían gastarla antes de fin de año, eran órdenes de sus superiores, por más que la mercadería no se entregara en tiempo y forma”.

En este sentido, el fiscal entendió que los imputados habían actuado en perjuicio de la administración pública y debían ser condenados por el delito de administración fraudulenta. El representante del Ministerio Público manifestó que “el  perjuicio al estado radicaba, justamente, en que los imputados, pensando sólo en no perder una partida de dinero, generaron todo este mecanismo, generando un pago millonario por  una contrapartida que no existió (…)  el perjuicio se configuró porque el estado podría haber destinado esos recursos monetarios a necesidades más urgentes, teniendo especialmente en cuenta la crítica situación económica y social que vivía el país en esos años. Los imputados defendieron la institución a la que pertenecían y no al pueblo argentino al que juraron defender”.

Por ello, Azzolin solicitó que Roberto Sifón sea condenado a una pena de tres años de prisión en suspenso por ser el autor del hecho, y Pablo Holgado y Eliseo Reyes también a tres años en suspenso, por ser calificados como partícipes necesarios.

Finalmente, el Tribunal Oral Criminal Federal Nº 2, a cargo de Jorge Alberto Tassara, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Luciano Gorini, condenó a dos años y seis meses de prisión en suspenso a Sifón, y a dos años de prisión, también en suspenso, a Holgado y Reyes. Además solicitó la inhabilitación para ejercer cargos públicos, tal como lo había pedido el fiscal.