09 de diciembre de 2022
09 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el juicio, intervino Fiscalía General ante el TOF de Posadas
Condenaron a penas de entre siete y nueve años a los camioneros acusados de transportar 1,5 toneladas de marihuana
Lo dispuso el Tribunal Oral Federal de Posadas. Asimismo, solicitó la extracción de testimonios a fin de determinar la participación de la mujer de uno de los imputados.

En concordancia con lo solicitado por la titular de la Fiscalía General ante el TOF de Posadas, Vivian Barbosa, los jueces del Tribunal Oral Federal de esa jurisdicción condenaron a los choferes Leonardo Fabio Giménez, Arnoldo Aníbal Koch y Lucas Horacio Montero a penas de entre siete y nueve años de prisión, tras encontrarlos culpables de transportar cerca de dos toneladas de marihuana, ocultas en las cubiertas de los camiones que conducían.

Los acusados fueron detenidos en la madrugada del 17 de agosto de 2014, por personal de la Sección “Núcleo” del Escuadrón 50 “Posadas” de la Gendarmería Nacional, en un control apostado sobre el kilómetro 22 de la Ruta Nacional 105. En un momento del control, los conductores salieron corriendo hacia el monte. Sin embargo, Montero y Koch fueron apresados, mientras que Giménez fue detenido, días después, durante un allanamiento a su domicilio.

Gendarmería consultó con el Juzgado Federal de Posadas y obtuvo la autorización para trasladar los camiones y escanearlos en el puesto “El Arco”, donde se constató que el vehículo Scania conducido por Koch presentaba seis cubiertas que contenían paquetes de marihuana, mientras que el camión de Montero trasportaba 10 cubiertas en iguales condiciones al igual que el Mercedes Benz tripulado por Giménez. Asimismo, en el interior del camión de Montero se encontró una pistola Bersa .9 mm, que tenía pedido de secuestro por hurto, y 2 cargadores con 24 municiones.

Días después, a pedido del titular de la Fiscalía Federal N°1 de Posadas, Jorge Horacio Campitelli, el juez de dicha jurisdicción ordenó una serie de allanamientos que culminaron con la detención de Giménez y el secuestro de más estupefacientes en la vivienda de Montero. En total, la droga secuestrada contabilizó 1466 kilos y 985 gramos.

En la última jornada del debate oral y público, que comenzó el pasado 15 de junio, la fiscal Barbosa realizó su alegato en el que se explayó sobre el allanamiento en la vivienda de Montero, donde se encontraron martillos, un comprensor para inflar cubiertas y una camioneta Ford Ranger, en cuya caja había cubiertas similares a las de los camiones y cuatro bolsas de arpillera con ladrillos de marihuana. Asimismo, recordó la indagatoria del hombre, donde declaró que Koch fue quien consiguió los camiones y que Giménez lo ayudó a cargarlos.

La representante del Ministerio Público también destacó que el día del hecho, la pareja de Koch, Cecilia Czesoski, actuó como “puntera”, yendo delante de los camiones y avisándole a los choferes donde estaban los controles, y que ello se desprendía de unos mensajes de texto recuperados de los celulares del imputado y la mujer, por lo que solicitó la extracción de testimonios a fin de que se investigue su participación.

En su alegato, la fiscal concluyó que fue en la casa de Montero donde se acondicionó la droga y desde donde partió el convoy; que fue Koch quien consiguió los camiones y pagó sus seguros, mientras que Giménez sabía que estaba transportando marihuana. Por ello solicitó que Giménez y Koch reciban penas de 7 y 8 años respectivamente, en orden al delito de transporte de estupefacientes agravado por la participación de tres o más personas, mientras que para Montero solicitó una sanción de nueve años por idéntico delito y por el de almacenamiento de estupefacientes, aunque no lo acusó por la tenencia de arma, ya que uno de los testigos aseguró que el lugar en la que se hallaba oculta era de difícil visualización por el conductor, por lo cual y habiéndose acreditado que el camión no era de su propiedad, no se hallaba acreditado que Montero tuviese conocimiento de su existencia en dicho vehículo.

Por su parte, las defensas de los imputados solicitaron su absolución. Luego se les dio la palabra a los acusados: Montero admitió saber que transportaba marihuana, aunque según él la camioneta no estaba en su casa cuando salieron; y Koch sostuvo que cuando estaban detenidos en el control un vehículo pasó y le señaló a los gendarmes donde estaba la droga.

Tras un cuarto intermedio, los jueces del Tribunal Oral Federal de Posadas, Manuel Alberto Jesús Moreira, Norma Lampugnani y Mario Hachiro Doi dieron su veredicto y condenaron a los acusados a las penas solicitadas por la fiscalía. También ordenaron la extracción de testimonios para investigar la participación de Sezosku, la mujer de Koch, y la restitución del arma encontrada dentro del camión de Montero, ya que tiene pedido de secuestro de la Justicia de Quilmes.