12 de abril de 2024
12 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el juicio intervino el fiscal general Diego Velasco
Condenas de hasta nueve años de prisión por comercializar cocaína desde Liniers
El Tribunal Oral Federal N°3 encontró culpables de integrar una organización dedicada al tráfico de ese estupefaciente a seis personas. Durante la investigación, en la que colaboró la Procunar, se secuestraron casi 50 kilos de cocaína de máxima pureza, armas y 300 mil pesos.

El Tribunal Oral Federal N°3 dictó ayer condenas de hasta nueve años de prisión para seis integrantes de una organización dedicada al narcotráfico que traía cocaína desde Bolivia al barrio porteño de Liniers, para luego comercializarla. En el juicio, intervino el fiscal general Diego Velasco.

Las penas recayeron sobre Máximo Huayta Vargas -nueve años -, Manuel Rubén Herrera -siete años-, Teodosia Rocha López y Rosa Torres Sánchez -ambas a seis años-, Erick Bladimir Balarezo Briceño -cuatro años y seis meses- y Markus Israel Bracho Cuevas -cuatro años y un mes-, tras dos meses de debate. Los jueces Jorge Humberto Gettas, Miguel Guillermo Pons y Fernando Ramírez dispusieron además el decomiso de dinero, armas y municiones secuestradas en la causa, como así también de “bienes e instrumentos utilizados para cometer los delitos”.

Durante la instrucción, se incautaron casi 50 kilos de cocaína pura, cafeína y 100 kilos de azúcares reductores, además de 300 mil pesos. El expediente se inició por la información aportada por las Fuerzas Especiales de Ucrania al entonces titular de la División Operaciones Federales de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la Policía Federal Argentina, Néstor Roncaglia.

El fiscal general Velasco había dado por probado en su alegato la división de la organización en tres grupos: uno integrado por Torres Sánchez, Balarezo Briceño y Bracho Cuevas, que comercializó estupefacientes “en forma continua” desde julio de 2012 hasta febrero de 2013; el segundo por una mujer que se encuentra prófuga y Herrera, quienes a su vez mantenían “un estrecho vínculo” con el tercero en la financiación, reducción, custodia y posterior distribución, compuesto por Rocha López y otra persona que también se encuentra en estado rebeldía. En ese sentido, se secuestró cocaína durante un allanamiento en un domicilio de la calle Corvalán, en la Capital Federal, y en Mercedes al 1500, en la localidad bonaerense de General Rodríguez.

En la etapa de investigación se determinó que los imputados se comunicaban entre sí en ucraniano, ruso y quechua para ocultar que se estaban refiriendo a estupefacientes, lo que dificultaba la interpretación de sus palabras. Por eso, la mencionada dependencia de la PFA integró a su equipo personal propio y contrató traductores que tradujeron esas conversaciones. Para el análisis de las escuchas, también brindó su colaboración la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

Al momento de dar a conocer el veredicto, los magistrados informaron el rechazo a las nulidades interpuestas por las defensas al inicio de la causa y contra las intervenciones telefónicas. También ordenaron ordenó analizar los legajos de propiedad de las viviendas donde fue encontrada la cocaína para evaluar su posible decomiso. Finalmente, otras dos personas fueron absueltas a solicitud de la Fiscalía en razón de que no se probó su participación en la organización ahora condenada; en tanto que una tercera sobre la que Velasco acusó de confabulación también fue absuelta por el Tribunal.