22 de junio de 2024
22 de junio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El crimen ocurrió el 16 de octubre de 2015, en Villa Lugano
Detuvieron a un hombre acusado de asesinar a un carnicero durante un robo
La Fiscalía había pedido la detención en junio pasado, pero recién se concretó días atrás durante otro hecho, ocurrido cerca.

El titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N°29, Lucio Herrera (h), informó que en las últimas horas, efectivos de la Comisaría N°48 detuvieron a Sergio Emanuel “chinito” Miranda, mientras intentaba asaltar un local en el barrio porteño de Villa Lugano. Miranda era buscado por la División Homicidios de la PFA, como uno de los partícipes del robo, ocurrido el 16 de octubre de 2014, que culminó con la muerte del dueño del local, Rubén Dario Morán.

En base a la investigación desarrollada por el fiscal Herrera y su equipo, junto a la División Homicidios de la Policía Federal Argentina, en junio pasado, se había identificado al acusado y solicitado su detención. Sin embargo, la medida no se materializó, por cuestiones procesales, hasta ahora.

El imputado quedó a disposición de Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°10, a cargo de Fernando Caunedo, quien lo indagará y resolverá su situación procesal en las próximas horas. Asimismo, la Fiscalía solicitó que se le extraiga sangre al imputado, para cotejar el perfil genético con el de una muestra hallada en el interior del vehículo utilizado durante el homicidio de Morán.

El hecho

El 16 de octubre de 2014, alrededor de las 20:30, Miranda y otro hombre, quien aún no fue identificado, llegaron a bordo de un Volkswagen Bora gris –que había sido robado a mano armada el día anterior- a la Carnicería “Estancia Don Rubén”, ubicada en la calle Basualdo al 2600. Entonces, ingresaron al local para robar la recaudación y le dispararon a Morán en un ojo –lo que le ocasionó su muerte inmediata- cuando la víctima intentó defender a su esposa. Tras ello, los dos sospechosos huyeron del lugar.

El fiscal encomendó a personal de la División Homicidios de la Policía Federal Argentina las tareas para individualizar a los responsables. Así, en la madrugada del 17 de octubre, se encontró el vehículo en el que se desplazaban: había sido abandonado en la intersección de las calles Montiel y Crisóstomo Álvarez, en el Complejo habitacional Barrio Padre Mújica, a unas 20 cuadras de la escena del crimen y cerca del domicilio de Miranda. Asimismo, personal de la Comisaría N°48, determinó que el automóvil registraba un pedido de secuestro de la UFI de Lomas de Zamora, fechado un día antes del homicidio.