18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Juzgan la transferencia irregular de terrenos públicos
Juicio a María Julia: "Dentro de Entel había gente que no sabía ni discar"
El presidente de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones entre noviembre de 1990 y principios de 1992 se refirió al poco control que hacía el organismo sobre las empresas que ganaron la licitación de la telefónica Entel.

El Tribunal Oral Federal N°6, conformado en este caso por José Martínez Sobrino, Patricia Mallo y Juan Giudice Bravo, realizó hoy la primera audiencia luego de la feria judicial en la causa que se le sigue a María Julia Alsogaray por el delito de “peculado”. También, están acusados el gerente de Contralor y Auditoría de la ex ENTel Ricardo Jaime Fox y el abogado que firmó la escritura Gustavo Albano Abreu. El Ministerio Público Fiscal está representado por Sabrina Namer.

En el expediente, se investigan las irregularidades ocurridas durante la privatización de ENTel, que terminaron con el traspaso de 241 hectáreas de un terreno que pertenecía a Radio Nacional a la empresa Telecom, en 1990. El peculado, que consiste en "sustraer caudales o efectos que estuvieran bajo custodia del funcionario público”, tiene una pena de hasta diez años de prisión.

Raúl Otero fue titular de la Secretaria de Comunicaciones y luego formó parte de la Comisión Nacional de Telecomunicaciones. También había sido funcionario del gobierno de Raúl Alfonsin y fue uno de los principales impulsores de privatización de ENTel. Recordó que hablaba bastante con la ex polifuncionaria, especialmente durante las reuniones que se celebraban con todos los equipos de trabajo y con los posibles oferentes empresarios de la adjudicación.

Explicó que la Comisión debía controlar el cumplimiento de las obligaciones que las empresas Telecom y Telefónica tendrían luego de la privatización pero reconoció que "desde el Ejecutivo y el Ministerio, se dejó al órgano de control con muy poca fuerza". Aclaró, además, que las discusiones eran técnicas y que desconocía quién realizaba los inventarios de los inmuebles a transferir. "Era más importante el administrador o interventor de ENTel que el secretario de Comunicaciones", sostuvo, y aclaró que era muy difícil de controlar. "En el Ente, había gente que no sabía ni discar", concluyó.

Luego, fue el turno de Humberto Garuti, gerente de transformación empresaria dentro de la telefónica y luego parte del Directorio de la Comisión de Comunicaciones.

Garuti, quien saludó a Alsogaray y a Fox antes de retirarse del tribunal, era señalado como el redactor del anexo de transferencia de inmuebles. Pero aclaró que se dedicaba a cuestiones puramente técnicas y que relevaba equipamientos y funciones de las centrales eléctricas pero no de la localización en sí.