18 de julio de 2024
18 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El hecho ocurrió en diciembre de 2018
La semana próxima habrá alegatos en el juicio a un joven acusado de chocar y matar a un comerciante en Puerto Madero
Así lo dispuso el Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº5. A pedido de la fiscalía, a cargo de Juan Manuel Fernández Buzzi, hoy declararon dos testigos.

El Tribunal Oral en lo Criminal y Correccional Nº5 terminó hoy con la etapa de testimonios en la causa que involucra a un joven acusado de homicidio con dolo eventual por haber embestido con su automóvil el vehículo en el que se desplazaba un comerciante de 75 años que murió en el incidente, ocurrido en diciembre de 2018 en Puerto Madero. De acuerdo a lo comunicado en la audiencia, la próxima semana se llevarán adelante los alegatos de las partes. En el debate, interviene el fiscal Juan Manuel Fernández Buzzi.

El 22 de diciembre de 2018, Facundo Denegri salió del Casino de Buenos Aires en dirección al norte de la ciudad a bordo de su auto Volkswagen Golf GTI, pasadas las ocho de la mañana. A la altura de la calle Julieta Lanteri al 1400, cuando manejaba a una velocidad aproximada de 115 kilómetros por hora, traspasó la doble línea divisoria de la calle (ya que es una calle doble mano) y embistió de frente la camioneta del empresario Alberto Hambra, quien se dirigía al barrio de Barracas. El hombre de 75 años falleció inmediatamente. Denegri tenía un nivel de alcoholemia de 1,42 gramos por litro de sangre y la velocidad a la que iba excedía la permitida en ese lugar, cuya máxima estipulada era de 40 kilómetros por hora. Dentro del auto se encontraron distintos envases de bebidas alcohólicas y un envoltorio que contenía 1,2 gramos de marihuana.

Durante la audiencia de hoy, la jueza Fátima Ruiz López y los magistrados Adrián Perez Lance y Enrique Gamboa escucharon a dos testigos que habían sido solicitados por la fiscalía. El primero de ellos fue un médico que intervino en abril de 2019 cuando analizó la situación de uno de los ocupantes del auto en que iba el imputado y que resultó lesionado en el incidente.

Para la defensa de Denegri, las lesiones ocasionadas fueron leves por lo que si el damnificado no instó la acción penal -en ese supuesto la acción depende de instancia privada-, no se podría imputar al acusado por este hecho. El médico que declaró sostuvo que cuando se habla de una fractura del tabique nasal, eso no se cura en menos de treinta días por lo que se encontraba incapacitado antes de ese tiempo para trabajar y constituía una lesión grave (cuya instancia es de acción pública).

Luego, declaró una bioquímica del Hospital Argerich que realizó un estudio aquella mañana del 22 de diciembre de 2018 sobre posibles drogas de abuso presentes en la orina del imputado. Explicó que tiene que existir determinado nivel de droga para que sea detectada y que si está por debajo del mínimo, no se tiene registro. “Eso no quiere decir que la persona no haya consumido sustancias”, puntualizó ante las preguntas del fiscal Fernández Buzzi. En la causa, consta un test realizado con la saliva de Denegri donde se registró marihuana.

Luego de las declaraciones, la defensa solicitó un careo entre médicos al respecto de la situación de las lesiones. La fiscalía consideró que ese tipo de medidas están pensadas para los testigos y no para los peritos que declaran sobre las conclusiones que sacaron a partir del conocimiento propio de su especialidad. Sostuvo entonces que cada parte podrá analizar esos testimonios. El tribunal, en línea con lo expresado por el fiscal Fernandez Buzzi, rechazó el pedido y concluyó la audiencia con el aviso de que la semana próxima se realizarán los alegatos.