18 de julio de 2024
18 de julio de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Sabrina Namer y Miguel Yivoff representan al MPF
María Julia volvió a declarar y apuntó contra testigos
La polifuncionaria menemista está acusada de administración fraudulenta por la remodelación de la sede de la ex Secretaría de Recursos Naturales entre 1995 y 1998. A diferencia de su indagatoria al comienzo del debate, aceptó preguntas de las partes.

“Antes no lo había hecho porque quería escuchar lo que se dijera en el juicio. Me enteré de cosas que no estaban tan claras”, explicó María Julia Alsogaray, quien amplió hoy su declaración indagatoria y respondió preguntas de las partes.  “Al término de la gestión del Dr. [Carlos Saúl] Menem y la mía, la catarata de denuncias tenían un componente político muy fuerte”, afirmó la ex prolifuncionaria que enfrenta un nuevo juicio oral, es vez por supuestas irregularidades en las contrataciones para refaccionar el edificio de la ex Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano, en el que Sabrina Namer y Miguel Yivoff intervienen como representantes del Ministerio Público Fiscal.

Durante su exposición, apuntó contra los testimonios brindados por testigos en diferentes audiencias. Uno de ellos fue Manuel Garrido, hoy diputado y a la fecha de los delitos era director de investigaciones de la Oficina Anticorrupción, dependencia que participa del juicio como querellante. “Me resultó interesante escucharlo, cómo elegían a sus víctimas… acusados”, se corrigió de inmediato. “Residía en el impacto público. Lo que generara más minutos de aire y en los medios”, estimó. Además, cargó contra el arquitecto que participó como perito de la Comisión Nacional de Museos y Monumentos, quien había asegurado que la división por etapas “encareció las obras” y que de esa forma se evitó convocar a una licitación pública. Para la ex polifuncionaria menemista se trató de una acusación “por razones personales”.

En otro tramo, se refirió al fideicomiso con el Banco de la Ciudad de Buenos Aires para que administre los fondos destinados a la obra. Ese acuerdo, según la acusación, habría permitido sustraer el dinero de la esfera de control de los organismos del Estado nacional. Al respecto, adujo que la idea “la trajo una funcionaria del ministerio de Economía”y que, según le explicaron, “no era sacar” dinero de la esfera gubernamental y sus controles.

Por otra parte, en varias oportunidades refirió que confió “en quienes estaban a cargo en materia administrativa” y que eso siempre guió su accionar. “La división en etapas me generó más trabajo porque tenía que ver más expedientes”, indicó. Finalmente, en cuanto a la hipótesis de que adjudicó la dirección de los trabajos de remodelación por conocer a los ingenieros Arturo y Santiago Bignoli (padre e hijo), dijo que al primero de ellos lo conocía por su reputación y que fue quien le sugirió hacer las obras porque el edificio de San Martín al 400 “estaba en serio riesgo”. En cuanto a Santiago, señaló entre risas que lo conocía por vivir en el mismo barrio y hacía “ring raje”.

Los otros acusados en el juicio que se realiza ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°6 son el ex subsecretario Enrique Kaplan y Santiago Bignoli.