16 de abril de 2024
16 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Documento elaborado por la Fiscalía Federal a cargo de Jorge Di Lello, tras la intervención llevada adelante en la villa 31 y 31 bis
Pautas a tener en consideración para un abordaje integral en barrios vulnerables en el marco de causas de lucha contra el narcotráfico
La ministra de Seguridad de la Nación propuso replicar la experiencia llevada a cabo en Villa 31 y diagramada por Di Lello, con el acompañamiento del Juez Federal Ariel Lijo, y con la intervención de distintas dependencias del Ministerio Público y diferentes autoridades de la Nación y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

El titular de la Fiscalía Criminal y Correccional Federal Nº 1, Jorge Di Lello, junto a su equipo de trabajo encabezado por Javier D´Elio, elaboró un documento titulado “Pautas básicas a tener en consideración para la realización de un abordaje integral en barrios vulnerables”, una suerte de protocolo de actuación en villas donde el delito organizado suple la labor que le corresponde al Estado. El documento recopila el espíritu de la intervención que se lleva adelante en la villa 31 y 31 bis en el marco de la investigación que determinó la existencia de una organización narco criminal, conocida como “Los Sampedranos”, que se arrogó el dominio del territorio, y que motivó la búsqueda de formas de procedimiento innovadoras de lucha contra el crimen organizado, que no sólo se ocupe de los efectos del delito y su represión penal, sino que atienda sus causas, ayude a reparar sus efectos y, fundamentalmente, garantice que una vez finalizada la incursión judicial, la conductas ilícitas no se reproduzcan.

En este sentido, se entendió  que debían recuperarse los territorios “tomados” por el narcotráfico para transformarlos en espacios Estatales para uso y goce de la comunidad con objetivo final de integrar socialmente a los vecinos y transformar la Villa en un Barrio más de la ciudad. La articulación con otras Autoridades de la República, generó que se creara en la órbita del Ministerio de Seguridad de la Nación el Programa “Barrios Seguros” con miras a consolidar el bienestar general integral y la seguridad en los territorios identificados como prioritarios por sus altos niveles de conflictividad social, mediante la prevención del delito, el combate de la criminalidad organizada y la lucha contra el narcotráfico, todo ello en el marco de un respeto irrestricto a los valores democráticos y al Estado derecho.

En esa línea, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, presentó al Consejo de Seguridad Interior –integrado por los titulares de las carteras provinciales y las cúpulas de las fuerzas federales- una propuesta para replicar la experiencia del abordaje diagramado por  Di Lello y el Juez Federal Ariel Lijo, con la participación de distintas dependencias del Ministerio Público Fiscal y Ministerios de Nación y Provincia que por las problemáticas advertidas, debieran intervenir.

Algunas de las pautas

1) Lo principal es entender que la ausencia del Estado en tales territorios, tanto en su faz de control, como de asistencia y seguridad, brindan un campo fértil para la proliferación de actividades delictivas, donde las organizaciones criminales se convierten en el Estado.

2) El abordaje integral en barrios de emergencia, debe tener como antecedente un diagnóstico lo más preciso que resulte posible sobre la situación que impera en el interior del mismo.

Esto es fundamental tanto para evitar que el intento de solucionar problemas termine generando más, como para conocer que será posible, útil y necesario, recuperar territorios utilizados por organizaciones criminales para el logro de sus ilícitos fines, de forma tal de hacer cesar los efectos del delito y evitar que se reproduzcan, condición imprescindible de la presencia permanente del estado

3) Previo a la realización del procedimiento, debe coordinarse con las diferentes autoridades gubernamentales la prestación de servicios esenciales que la coyuntura permita (salubridad, educación, seguridad, etc.).

La previsión es indispensable para delinear un plan que permita que tales servicios sean provistos con la mayor premura posible. La recuperación de espacios públicos es fundamental para dar una clara señal a la población  respecto de la decisión política adoptada.

Es un objetivo primordial lograr la participación y obtener el compromiso de los vecinos, creando canales de comunicación con la comunidad.

4) El procedimiento penal que permitirá el desembarco estatal, debe ser el producto de una investigación completa que brinde semiplena certeza sobre la desarticulación esencial de la organización y/o organizaciones delictivas que despliegan su accionar en el territorio.

Finalmente destaca que “…la meta final es la integración de la villa o barrio de emergencia y de sus habitantes al resto de la ciudad o el municipio de que se trate…”, y explica que “…el éxito […] dependerá del cumplimiento de los compromisos asumidos[…] fundamentalmente de la permanencia en el territorio y el alcance de las metas propuestas luego de realizado el procedimiento judicial...”

“Biblioteca de Derechos”

En agosto de este año se creó la Biblioteca Popular de Derechos “Carlos Mugica”, en uno de los domicilios utilizados para el almacenamiento y venta drogas, la casa 38 de la manzana 105 de la villa 31, en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El espacio de estudio y formación fue recuperado para uso social, en el marco de la articulación judicial con el Juzgado Federal N°4, a cargo de Ariel Lijo, y la Fiscalía Criminal y Correccional Federal N°1, encabezada por el Fiscal Federal Jorge Di Lello, tras las derivaciones de una causa penal por el delito de comercialización de estupefacientes en la Villa 31.

Con la intervención de la Dirección General de Acceso a la Justicia, a cargo del Julian Axat, operadores del ATAJO de la Villa 31 y funcionarios del Juzgado y la Fiscalía Federales, se evaluó la conveniencia de utilizar con fines sociales la vivienda, ahora convertida en biblioteca popular, por sus condiciones óptimas de habitabilidad al momento de su allanamiento, con dos ambientes y un baño y una cocina en buen estado.

“Los Sampedranos”

La investigación que se inició en agosto de 2012 a raíz de un llamado anónimo a la División Operaciones Metropolitanas de la Superintendencia de Drogas Peligrosas de la PFA por venta de drogas en el Sector Playón Este de Villa 31, permitió determinar la existencia de una organización narco criminal, integrada por personas de nacionalidad paraguaya, que tenía dominada una porción del territorio.

El 7 de abril de 2016 se llevaron adelante más de 40 allanamientos en la Villa 31. En su  momento, el representante del MPF señaló que la proliferación de este tipo de conductas y el nivel de organización alcanzado por sus responsables se debía a la ausencia estatal de control y asistencia, lo que había generado la creación de un estado paralelo dirigido por narcotraficantes.  Por ello, consideró indispensable para evitar el resurgimiento de tales actividades luego de realizados los procedimientos llevar al Estado al territorio.

Resultaba importante también dar una respuesta a los vecinos que se convirtieron en víctimas del flagelo, por lo que se coordinó para que se trabajara mancomunadamente con otras instituciones estatales para que el procedimiento no fuera únicamente policial sin que fuera el comienzo de un abordaje integral y así fue que participaron en el mismo asistentes sociales y psicólogos del Instituto del menor de la Ciudad de Bs As, que censó a todas las personas involucradas, principalmente aquellas en cuyas viviendas no fuera secuestrada sustancias prohibidas.

La intensa labor llevada a cabo en la instrucción, permitió, en respeto de las garantías y derechos de todos los acusados, la pronta culminación de tal etapa del proceso y la Fiscalía interviniente impulsó el avance del proceso hacia la etapa de juicio oral, elaborando el correspondiente requerimiento de elevación a juicio.

“La banda del Loco Cesar”

La incursión en el barrio por parte de los agentes de la Fiscalía generó el acercamiento de la justicia a los vecinos, y la permanencia en el tiempo en el terreno, permitió conocer la trama interna del barrio en relación al comercio de drogas de forma organizada. Ello dio lugar a determinar la existencia de otra organización que, luego del desbaratamiento de “los Sampedranos”, tomó el monopolio de la venta y recrudeció su accionar, adoptando nuevas formas de proceder para la obtención de los beneficios del comercio, “la Banda del Loco César”.

Esta organización, formada en su gran mayoría por personas de nacionalidad peruana, estaba liderada por César Morán de la Cruz, quien daba las órdenes desde el penal de Devoto, donde purga condena por homicidio y robo. La investigación permitió comprobar que la banda estaba integrada por familiares del nombrado, quienes ejercían el liderazgo en el territorio y daban cumplimiento a los encargos del Jefe.

En esta investigación, se identificaron cerca de 40 domicilios utilizados para el almacenamiento, fraccionamiento y venta de material estupefaciente, así como también para el acopio de armas; realizándose el allanamiento el 27 de junio que permitió el secuestro de gran cantidad de droga, marihuana y pasta básica y clorhidrato de cocaína, como también elementos útiles para su fraccionamiento, dinero en efectivo, armas y chalecos antibalas.

El pasado 15 de diciembre, en idéntico sentido a cuanto se instruyera en la causa que permitió desbaratar a los Sampedranos, la Fiscalía Federal N° 1 formuló el correspondiente requerimiento de elevación a juicio, permitiendo que el proceso avance hacia la realización del juicio oral.

Sin embargo, la labor llevada a cabo por el equipo conformado al efecto por la Fiscalía Federal N° 1, integrado por  Javier D’Elio,  Gonzalo Badín,  Santiago Barea,  Viginia García Guillem y Esteban Heldt de la Fiscalía Federal N° 8, no se agota pues continúan los trabajos de articulación con los organismos estatales convocados, como así también las tareas investigativas que buscan conocer y erradicar todos los aspectos delictivos de la problemática abordada en el barrio, para alcanzar el fin último propuesto en el documento que se presenta.