23 de febrero de 2024
23 de febrero de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En la causa interviene el fiscal federal Franco Picardi
Pidieron la elevación a juicio de una banda que importaba y vendía grandes cantidades de droga
Durante la instrucción del caso, se determinó que los acusados compraban marihuana en Paraguay, la cruzaban a Misiones  y desde allí la transportaban para comercializarla en la Capital Federal. Uno de los imputados fue detenido en Federación -Entre Ríos- con más de 120 kilos en su poder.

El fiscal federal Franco Picardi solicitó ayer la elevación a juicio de una organización acusada de comercializar grandes cantidades de droga en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que obtenían y trasladaban desde el Paraguay. Los imputados habían sido detenidos el 15 de noviembre del año pasado, luego de que uno de ellos fuera interceptado a la altura de la localidad de Federación, en la provincia de Entre Ríos, con 121 kilos de marihuana a bordo de un auto.

Los acusados de integrar parte de la organización criminal son Víctor Vega Villalba, de 41 años; su sobrino Neri Antonio Paiva Vega, de 27; Víctor Sanabria Giménez, de 39; Rogelio  Steinbrecher, de 65, y Lidia Mariana Torres, de 35. Del requerimiento de elevación a juicio remitido por el titular de la Fiscalía Nacional en lo Criminal y Correccional Federal N°5 al juez federal Sergio Torres, surge que la investigación comenzó a raíz de una denuncia anónima recibida por la Policía Federal Argentina, en la que se indicaba que en la manzana 15 del barrio conocido como “Villa 21” se comercializaban estupefacientes. Durante la pesquisa, se logró corroborar la venta al menudeo, pero también subir en la cadena de comercialización al tomar conocimiento de comunicaciones por teléfono que daban cuenta del “traslado de cantidades de algo que intencionalmente no se especificaba” y en las que se establecía también como un punto de reunión el domicilio de una persona referida como “Lidia”.

“Las antenas de comunicación activadas al momento de mantenerse los diálogos se ubicaban, principalmente, en las localidades de Puerto Rico y Jardín América de la provincia de Misiones, en las cercanías del río Paraná y del límite fronterizo con la República del Paraguay, todo lo cual fue finalmente corroborado tras los registros ordenados”, explicó Picardi.

Distribución de tareas

La Fiscalía logró determinar que Vega Villalba, desde su rol de jefe, “se encargaba de girar dinero a diversas personas” para la adquisición de la droga en Paraguay “y comercializar luego los estupefacientes al por mayor” desde su vivienda en la Villa 21. Para eso, “coordinaba telefónicamente la entrega de la mercadería” utilizando a terceras personas que viajaban hasta Misiones para recibirla.

Sanabria Giménez, por su parte, asistía a su jefe y recibía los cargamentos de droga en su domicilio ubicado en González Catán, provincia de Buenos Aires, para su resguardo. A Neri Paiva Vega se le imputa haber sido el responsable de adquirir el material en Paraguay, trasladarlo a Misiones y acondicionarlo en los vehículos en los que era transportado a la Capital Federal y alrededores. También se estableció que ese acondicionamiento y ocultamiento en diversos rodados se realizaba en el hogar de la ex pareja de Neri Paiva, Lidia Torres, en la localidad misionera de Puerto Rico.

A su vez, “El alemán” Steinbrecher cumplía el rol de acompañar en la ruta el transporte de la marihuana desde Misiones, “verificando que no hubiera controles (…) o en su defecto avisar de los mismos de manera previa”. Steinbrecher en ocasiones se ocupaba personalmente del traslado del material, como se constató en su detención del 15 de noviembre en Federación, ocasión en la que llevaba más de 121 kilos en un Chevrolet Meriva. Eso motivó las inmediatas solicitudes de allanamiento que culminaron con las restantes detenciones. Otras cuatro personas identificadas como miembros de la banda 4 se encuentran prófugas y con orden de detención para recibirles declaración indagatoria.

La calificación legal del delito atribuido es “tráfico ilícito de sustancias estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por haber sido cometido mediante la intervención de tres o más personas organizadas”, en calidad de autor para Vega Villalba -quien además deberá responder por la violación de la orden de expulsión del país que pesaba sobre él por una condena previa- y de coautores para los demás.

Precedentes y condenas

Otro de los líderes de la organización, Blas Ramón Paiva Vega -hermano de Neri- fue detenido el 24 de septiembre del 2015 en San Jaime, provincia de Entre Ríos, con aproximadamente 200 kilogramos de marihuana a bordo de un Renault Duster.

Asimismo, cuatro mujeres relacionadas con el grupo fueron condenadas por el Tribunal Oral Federal N°5 en marzo del año pasado por el comercio de estupefacientes al interior de la Villa 21.