23 de septiembre de 2020
23 de septiembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El uniformado está acusado de asesinar a un joven en junio de 2013
Recurrieron en Casación el sobreseimiento de un policía
El fiscal General Sandro Abraldes y el titular de la Procuvin, Abel Córdoba, criticaron la resolución de la Sala I de la Cámara de Apelaciones que había rechazado la responsabilidad penal del uniformado acusado de homicidio agravado.

Sandro Abraldes, interinamente a cargo de la Fiscalía General N°3 ante la Cámara Nacional de Apelaciones en Criminal y Correccional, y el titular de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (PROCUVIN), Abel Córdoba, presentaron un recurso de Casación contra la decisión de la Sala I de la Cámara, que confirmó el sobreseimiento del oficial de la Policía Federal Argentina Miguel Ángel Heffele acusado de asesinar a Mauricio Guardia durante una persecución.

En el escrito, los fiscales consideraron que Ernesto Botto, del Juzgado Nacional en lo Criminal de Instrucción N°39, al dictar el sobreseimiento, como los jueces de la Sala I al confirmarlo, valoraron la conducta del policía a la luz de la "legitima defensa", efectuando una “sesgada y defectuosa apreciación del plexo probatorio”, dado que “existe un hecho insoslayable en el sumario y que sin embargo no fue tomado con la relevancia que ameritaba: los disparos de arma de fuego efectuados por Heffele impactaron en la espalda de Guardia”.

“Más allá de la inexistencia de actualidad de la agresión, hubo una significativa desproporción entre el ataque de Guardia y la defensa de Heffele, dada la posición palmariamente ventajosa de este respecto de aquel. Es de destacar que Heffele se hallaba a bordo de un automóvil blindado y tenía todos los medios a su alcance para solicitar la ayuda de otros policías y, sin embargo, asumió como primera opción el poder de fuego letal”, consideraron Abraldes y Córdoba.

Asimismo, los representantes del Ministerio Público cuestionaron los dichos de los testigos, quienes eran las víctimas del robo perpetrado por Guardia y otro joven, dado que sus testimonios fueron considerados como “verdades axiomáticas sin efectuar ninguna clase de crítica sobre las circunstancias (…) que pudieran interferir con el relato de los testigos y, por ende, variar el criterio de los judicantes sobre la real mecánica de los acontecimientos”.

El caso 

Pasada la medianoche del 16 de junio de 2013, Luis Ángel Miñano Carrera y dos amigos se encontraban estacionados en un Peugeot 206 sobre la calle Larrayra al 2100. Entonces, aparecieron dos hombres, quienes los encañonaron para que entregaran el auto y otras pertenencias.

Heffele patrullaba la zona, y fue advertido por otro conductor, por lo que se dirigió a lugar, lo que motivó que Guardia y su acompañante intentaran escapar. Durante la persecución, el policía persiguió a Guardia hasta la calle Founrouge. El joven se resguardó detrás de un árbol y Heffele le dio la voz de alto. La víctima abrió fuego contra el uniformado, quien resultó herido. Sin embargo, el oficial con tres disparos, dos de los cuales dieron en la espalda de Guardia y le provocaron la muerte.

Heffele quedó imputado en orden al delito de homicidio agravado por haber sido cometido por un funcionario público, pero el titular del Juzgado Nacional en Criminal de Instrucción N°39, Ernesto Botto, lo sobreseyó. La fue apelada por el fiscal de instrucción Fernando Fiszer y mantenida ante el tribunal de alzada por Abraldes. Sin embargo, el 14 de octubre pasado, los camaristas Jorge Rimondi, Luis María Bunge Campos y Mario Filozof, confirmaron lo dispuesto por el juez de primera instancia, lo que motivó que Abraldes y Córdoba, recurrieran la medida.