17 de abril de 2024
17 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El fiscal Patricio Sabadini judicializó quince investigaciones preliminares
Resistencia: la Fiscalía pidió investigar a 28 personas que integran directorios de empresas offshore en Panamá y Florida
Los imputados son grandes empresarios de esa región. El Ministerio Público sospecha que las firmas pueden servir para el lavado de activos de origen delictivo. Pidió la intervención en la causa de la UIF y de la AFIP, y requirió al juez que le delegue la investigación.

El fiscal federal de Resistencia, Patricio Sabadini, pidió investigar por el delito de lavado de activos a 28 personas que forman parte del directorio de empresas offshore radicadas en Panamá y Florida, Estados Unidos. La presentación es el resultado de la judicialización de investigaciones preliminares desarrolladas por la Fiscalía y que se formalizó con la presentación de quince requerimientos de instrucción.

Sólo dos de los empresarios sospechados tienen declarados ingresos desde el exterior. Los 28 imputados, la mayoría chaqueños, aparecen en los directorios de diversas empresas con sedes en esos dos destinos. La Fiscalía dio a conocer los nombres de quince de esas firmas: Sweet Compañy S.A., Fasa Panamá S.A., Chaco I LLC, Chaco for ever Service Inc, Pete USA LLC, Kor-Mar LLC, Dedae LLC, NJGG LLC, SMCYA LLC, New Beach LLC, Playa Bonita LLC, Ironman 2304 Florida INC, JVP 2312 Florida Corp, Daf Investment of Florida Corp y Esg Real Estate Florida Corp.

La información sobre la existencia de esas empresas off shore no fue la filtración denominada Panamá Papers, los documentos del estudio Mossak Fonseca publicados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación, sino otras fuentes de acceso público en la web que contienen información similar.

En su presentación ante la jueza federal Zunilda Niremperger, Sabadini requirió una serie de medidas de prueba, entre ellas, la intervención de la Unidad de Información Financiera (UIF) y de la Administración Federal de Ingresos Publicos (AFIP), y solicitó que el juzgado delegue la pesquisa en la Fiscalía.

En la investigación preliminar, Sabadini detectó que algunos de quienes conforman los directorios de esas empresas no son argentinos y que varias sociedades tienen domicilios en común. La presunción del fiscal es que esos domicilios corresponden a estudios jurídicos contables que asesoraron a los empresarios en la conformación y gestión de las firmas.

Sabadini destacó que la necesidad de profundizar la investigación, teniendo en cuenta que este tipo de empresas son utilizadas para ocultar bienes, incluso obtenidos ilícitamente a través del narcotráfico, el contrabando, la trata de personas y la venta de armas, entre otras modalidades, y que se emplean para realizar maniobras de lavado. También permiten la evasión del pago de impuestos en el país de origen de los directivos.

El fiscal señaló que entre los involucrados en las imputaciones se encuentran grandes empresarios, entre ellos, dueños de una reconocida bebida de la zona, vinculados recientemente a la actividad porcina, titulares de sanatorios y geriátricos, frigoríficos, megaferretería y materiales de construcción, productores agropecuarios, dueños de concesionarias de maquinarias agrícolas, cerealeras, grandes distribuidores de bebidas, y hasta un abogado que cumplió tareas como conjuez en el Juzgado Federal de Resistencia.

Entre los acusados se encuentran dos socios de Las Pircas Cereales SA, imputados por la misma Fiscalía por asociación ilícita fiscal, a raíz de graves maniobras de evasión por comercialización de granos por 700 millones de pesos y su abogado en ese caso.

"Mientras el mundo lucha contra la crisis económica, una economía subterránea está en auge, que es la de las empresas offshore", indicó Sabadini, y remarcó que la Fiscalía tiene como objeto dilucidar en estos casos si el origen de esos activos es delictivo.

En sus presentaciones, Sabadini señaló que si bien es legal la constitución de este tipo de sociedades, "esta tipología de empresas no pueden dejar de asociarse a circunstancias negativas", pues "las sociedades offshore configuraron una herramienta propicia en los últimos años para el desarrollo de actividades delictivas en la mayoría de los escándalos políticos y financieros en todo el globo, como es el caso del denominado Panamá Papers".

La investigación preliminar que dio origen a las quince presentaciones formuladas hoy por Sabadini se inició a raíz de la publicación de un informe periodístico en la sección política del portal “Radio Sudamericana” con declaraciones del economista correntino Mario Zvedeñuk, quien en diálogo con la emisora, al ser consultado sobre la bajada regional que tendría el escándalo internacional de los Panamá Papers, expresó que había "11 empresas del nordeste involucradas" o que "tenían cuentas en Uruguay o Paraguay y las mandaron a ese país”.