23 de abril de 2024
23 de abril de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El debate se sustancia en el Tribunal Oral Federal N°2  
Salta: un empresario ratificó que había pagado coimas a exdirectivos de la AFIP que son juzgados por fraude y cohecho
El testigo, que denunció el caso cuando cambiaron las autoridades del organismo fiscal, dio detalles del dinero que dijo le fue requerido por el exdirector regional a cambio de mejoras en la situación tributaria de su empresa. Explicó que uno de los dos pagos que realizó en 2015 -ambos de medio millón de pesos- lo entregó en mano al exjefe del área jurídica. También son juzgados por otras maniobras el dueño de una minera y su contador.  

El empresario salteño Freddy Rosario Tejerina ratificó la semana pasada que había pagado en 2015 al entonces director de la Regional Salta de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), Rafael Resnick Brenner, y al jefe de su área Jurídica, Nicolás Fili, dos cuotas de 500 mil pesos a cambio de que cesaran los controles sobre su empresa. La declaración fue formulada en el juicio ante el Tribunal Oral Federal N°2 de Salta, donde se juzga a ambos exfuncionarios del organismo fiscal junto al dueño de una empresa minera y a su contador por los delitos de fraude a la administración pública, cohecho y concusión.

Al testimonio del empresario se sumó la declaración del exdirector general de la AFIP, Guillermo Oro -sucesor del imputado Resnick Brenner en el cargo-, quien este lunes confirmó los términos de la denuncia de Tejerina, como también se refirió a otras acusaciones en contra de los imputados y al derrotero administrativo y legal seguido luego que se conocieran las maniobras de fraude.

El juicio, que comenzó el 4 de octubre pasado, tiene como acusados a Resnick Brenner, a Fili, al dueño de la empresa Minera Santa Rita SRL, Pablo Daniel Haddad, y al contador de esa firma, Federico Guijarro Jiménez. Estos dos últimos comparten la misma calificación penal pero en grado activo respecto al cohecho.

El juez Domingo Batule presidió el debate, acompañado por los vocales interinos Marta Liliana Snopek y Federico Santiago Díaz. En representación del Ministerio Público Fiscal intervinieron el fiscal general Carlos Martín Amad y la auxiliar fiscal Soledad Cabezas.

Contra Resnick Brenner pesa una acusación por haber pedido una coima de 1,5 millones de pesos al empresario Tejerina a cambio de protección ante posibles sanciones tributarias. De acuerdo con la acusación, en agosto de 2015 el empresario le entregó al exdirector regional 500 mil pesos, tras lo cual dejó de recibir requerimientos de la AFIP y le fue levantado el bloqueo del CUIT que había sido impuesto a una de sus empresas. En tanto, a Fili se le atribuye haber actuado como enlace entre el director regional y Tejerina y haber recibido en noviembre de ese año otro pago de 500 mil pesos. Una última cuota por el mismo importe no se concretó porque entonces fue nombrado un nuevo director regional.

Respecto al dueño y al contador de la firma minera, la hipótesis penal gira en torno la presentación de facturación perteneciente a otras firmas proveedoras que, en realidad, responden al mismo grupo comercial. El ardid investigado consistía en abultar el crédito fiscal para reclamar una suma mayor en concepto de reintegro del IVA por su actividad exportadora.

Investigaciones internas

El tribunal convocó este lunes a declarar a Oro, quien asumió la dirección general de la regional de la AFIP en enero de 2017, cuando se desarrollaba un “plan de sinceramiento fiscal”, y además descubrió el pago realizado por Tejerina a los exfuncionarios como la situación irregular de la minera Santa Rita SRL.

El testigo confirmó el relato de Tejerina y también se refirió a otras denuncias que son motivo de investigación penal, hechos que fueron objetados por la defensa de Resnick Brenner. La fiscalía y la querella rebatieron la oposición. Este criterio fue compartido por el presidente del tribunal, quien habilitó al testigo a seguir con su relato.

De acuerdo con la acusación, en agosto de 2015 el empresario le entregó al exdirector regional 500 mil pesos, tras lo cual dejó de recibir requerimientos de la AFIP y le fue levantado el bloqueo del CUIT que había sido impuesto a una de sus empresas. El testigo ratificó ese pago y otro igual al mes siguiente al jefe del área jurídica del organismo recaudador.

Enseguida, la defensa de Resnick Brenner, a la que se sumó también la de Fili, plantearon un recurso de reposición, lo cual provocó una deliberación colegiada por parte del tribunal, que decidió, de manera unánime, rechazar el incidente y avanzar con el testimonio.

Oro entonces realizó un resumen de esas denuncias, una de ellas radicada en Buenos Aires, mientras que otra, según explicó, tenía que ver con un procedimiento realizado en una finca en la ciudad de Orán, pero que, en todos los casos, tenía que ver con modalidades de extorsión y ofrecimiento de negocios, como el inmobiliario.

El testigo describió la maniobra que se le adjudica a Haddad y Guijarro Jiménez respecto a la empresa minera, debido a que de los informes internos surgía claramente que los acusados intentaban mostrar a las empresas proveedoras como solventes e independientes, cuando estaba claro que dependían comercialmente de la firma principal.

Testimonios clave

El 6 de febrero pasado, en la reanudación del juicio tras la feria judicial, el tribunal recibió la declaración de Tejerina, quien ratificó el requerimiento de dinero por parte de Resnick Brenner, como también reveló que entregó en mano a Fili una suma igual de 500 mil pesos.

El empresario relató que en junio de 2015, al regreso de un viaje al exterior, advirtió que a una de sus empresas, Wicap SA, le habían bloqueado el CUIT. Refirió que entonces estaba soportando una gran presión tributaria. Añadió que por eso se reunió con Resnick Brenner, quien -según explicó- le dijo que se iba a interiorizar sobre el tema y que luego volverían a encontrarse.

Tejerina reconoció asimismo que concurría asiduamente a las oficinas de la AFIP en la ciudad de Salta y explicó que fue citado por una funcionaria del organismo, quien tenía varias preguntas para hacerle debido a falencias en unas presentaciones que debía realizar ante ese órgano recaudador.

Agregó que posteriormente fue recibido por Resnick Brenner, quien le hizo notar que la situación tributaria de sus empresas era compleja, mostrándole un informe de carácter interno, tras lo cual le sugirió que podía haber una solución, pero a cambio debía cubrir unos “honorarios”.

El empresario reconoció en su testimonio que accedió entonces al pago de una suma de un millón y medio de pesos en tres pagos. Recordó que, en una de esas reuniones, el exdirector general le presentó a Fili como su hombre de confianza, a quien luego sindicó como la persona a la que le entregó –dentro de su vehículo- uno de los dos pagos que efectuó.

En coincidencia con otras piezas del expediente, el testigo confirmó que no se completó el pago, admitió que solo pudo hacer dos, ya que cambiaron las autoridades de la AFIP y Fili le dijo que ya no lo iban a poder ayudar debido a la renovación de directivos.

En cuanto a la forma en la que se descubrió el hecho, Tejerina también ratificó que fue a instancia de la AFIP, cuando el acusado ya no era el director general. El empresario dijo que le reveló a Oro los pagos realizados y dio a conocer algunas pruebas de ello, tales como mensajes de texto y el informe interno que le mostró en aquella oportunidad Resnick Brenner.