23 de septiembre de 2020
23 de septiembre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
En el juicio intervino la Fiscalía General Nº2 ante los Tribunales Orales Federales
Sobresueldos: Casación confirmó las condenas a Carlos Menem y Domingo Cavallo
El ex presidente de la Nación y el ex ministro de Economía habían sido condenados a cuatro años y tres años y medio de prisión, respectivamente, por el Tribunal Oral Federal Nº4 al encontrarlos responsables del delito de peculado durante su paso por la administración pública nacional. Los camaristas absolvieron al ex ministro de Justicia, Raúl Granillo Ocampo

La Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Ana María Figueroa, Ángela Ledesma y Eduardo Riggi, confirmó la condena –impuesta oportunamente por el Tribunal Oral Federal Nº4- al ex presidente de la Nación Carlos Menem y al ex ministro de Economía Domingo Felipe Cavallo a las penas de 4 años y medio y 3 años y medio de prisión, respectivamente, por encontrarlos responsables del delito de peculado durante su paso por el Poder Ejecutivo.  Los camaristas resolvieron absolver al  ex ministro de Justica Raúl Granillo Ocampo.

La Fiscalía General Nº2 ante los Tribunales Orales Federales intervino en el debate y al momento de los alegatos había solicitado que Carlos Menem, Domingo Cavallo, Raúl Granillo Ocampo y María Julia Alsogaray sean condenados a 6, 5 y 4 años de prisión, respectivamente, al encontrarlos culpables de haber cometido el delito de peculado durante su paso por la administración pública nacional. Los fiscales Stella Maris Scandura, Diego Velasco, Juan Patricio García Elorrio y Juan Manuel Gaset -como ad-hoc-, consideraron probado que el ex presidente y sus ministros de Economía y de Justicia, junto a la entonces secretaria de Medio Ambiente, sustrajeron ilícitamente y de manera sistemática caudales públicos “a través de un sistema clandestino de pago instrumentado desde la cúpula” gubernamental.

El Ministerio Público Fiscal tuvo por probado  “un sistema clandestino de pago” a través de montos obtenidos de fondos reservados, lo que permitía su disposición en efectivo y no exigía rendición de cuentas. Para eso, se habrían aumentado tanto las partidas como el número de dependencias autorizadas para percibir los fondos reservados, originalmente previstos para cuestiones de seguridad nacional. Una vez conformado el monto, era retirado de Secretaría General de la Presidencia, hasta 1994, y luego de la Jefatura de Gabinete de Ministros o del quinto piso del Ministerio de Economía.