26 de noviembre de 2022
26 de noviembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Alegato de la Fiscalía General n°6 ante los Tribunales Orales Federales de la Capital Federal
Solicitaron penas de hasta 15 años de prisión para una banda dedicada al tráfico de estupefacientes
El representante del MPF tuvo por acreditado que 17 personas integraban una organización ilícita dedicada al tráfico de estupefacientes en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. El fiscal requirió además la destrucción de más de 200 kilos de máxima pureza, el decomiso de importantes sumas de dinero, un inmueble y diez vehículos utilizados y/o adquiridos por la banda a partir de la actividad ilícita desarrollada.

El fiscal general Diego Velasco, a cargo de la Fiscalía General Nº 6 ante los Tribunales Orales Federales de esta ciudad, solicitó en sus alegatos del día jueves pasado que se condene a una banda integrada por 17 personas dedicada al comercio de estupefacientes en la Ciudad de Buenos Aires. El representante del Ministerio Público Fiscal requirió penas de hasta 15 años de prisión y multas de hasta 22.000 pesos.  Además, solicitó la destrucción de material estupefaciente -más de 200 kilos de cocaína de máxima pureza, y el decomiso de un inmueble, vehículos y dinero secuestrado, aproximadamente $3.200.00 y 165.000 dólares.

La causa se inició a partir de la extracción de testimonios de un expediente que tenía como imputado a Arias Pulgarín, condenado en el  fuero penal económico  por contrabando de sustancia estupefaciente a Europa. La pesquisa estuvo a cargo de Jorge Di Lello, fiscal federal a cargo de la Fiscalía Federal Nº1, y en septiembre de 2015, luego de varias tareas de investigación efectuadas por la Policía de Seguridad Aeroportuaria se determinó que quien proveía de material estupefaciente a Arias Pulgarín era Juan Carlos León Galindo. Ese último contaba con una red de colaboradores propios, con diversas funciones y roles, encargados de proveer documentación falsa y pasajes para las llamadas “mulas”, así como de redistribuir y revender la sustancia ilícita.

Mientras se llevaba adelante la pesquisa, en junio de 2015 y por medio de una denuncia anónima, la justicia -con apoyo de Gendarmería Nacional- determinó que el imputado Galindo y otros acusados también comercializarían estupefacientes en el ámbito de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Este legajo fue remitido a las actuaciones iniciadas por el fiscal Di Lello, por lo que se investigaron todos los hechos en conjunto.

El juicio oral y público a Juan Carlos Galindo –como jefe de una organización ilícita- y a otros 16 imputados  comenzó a principios del mes de abril . El jueves pasado fue el turno de los alegatos del Ministerio Público Fiscal, que solicitó se condene a los 17 imputados a penas de hasta 15 años de prisión por el delito de comercio de estupefaciente agravado por la intervención de tres o más personas. El fiscal requirió la destrucción del material estupefaciente -más de 200 kilos de cocaína de máxima pureza- el decomiso del dinero ($3.200.000 y us$ 165.000), un inmueble y más de diez vehículos que eran utilizados y/o comprados a raíz del negocio ilícito. El debate continúa hoy con los alegatos de las defensas.