01 de febrero de 2023
01 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Resumen semanal de las audiencias
Tragedia de Once: declaró el titular de la Auditoría General de la Nación
Leandro Despouy destacó que la responsabilidad del mantenimiento de las formaciones de la línea Sarmiento era tanto de la empresa como del Estado.

Esta semana, en los tribunales de Comodoro Py 2002 continuaron las audiencias por el accidente ferroviario ocurrido el 22 de febrero de 2012 que dejó 29 muertos y más de 700 heridos. El Tribunal Oral Federal Nº 2 abrió sus puertas para escuchar, entre otros testigos, al titular de la Auditoría General de la Nación (AGN), Leandro Despouy.

Cerca de ocho horas duró la declaracióm de Despouy ante los jueces, el fiscal Fernando Arrigo, defensores y querellas. Cuestiones contractuales, alcances de resoluciones, funciones del órgano de control y análisis de informes, fueron algunas de las cuestiones que el funcionario abordó ante las preguntas de todas las partes.

Un punto en común en casi todas las preguntas que se le hicieron al testigo fueron los subsidios. Sobre esto, Despouy explicó que “el subsidio se otorgaba para la explotación de la empresa”, y aclaró que los fondos aprobados en el presupuesto por el Congreso nacional no detallaban el destino concreto.

Sobre los informes que la AGN realizaba a Trenes de Buenos Aires (TBA), explicó que “daban cuenta de una situación de enorme riesgo, de incumplimientos en materia de mantenimiento y seguridad. Daban cuenta de una situación alarmante (…). se llegó a una situación límite”. También agregó que de dichos documentos se desprendían irregularidades en la tercerización de servicios, con empresas del propio grupo. Estas contrataciones se  hicieron de manera directa, lo que constituyó “una afectación a la ley de contrataciones públicas, la ex concesionaria realiza las tercerizaciones con un procedimiento al margen legal”.

En relación al mantenimiento de los trenes, Despouy indicó que “el contrato de concesión prevé la necesidad de realizar el mantenimiento, pero con la emergencia ferroviaria se dejó sin efecto las penalidades reglamentadas por lo que las tareas de mantenimiento se dejan de cumplir”. Finalmente, expresó que “los señalamientos que realiza la auditoría respecto al mantenimiento de TBA, demuestran responsabilidades empresariales y también estatales (…) con anterioridad alerté la situación en decadencia del transporte ferroviario, y lo que pasó después muestra el riesgo con el que se prestaba el servicio”.

Otro de los testigos fue Jorge Levin, quien también trabaja en la AGN desde 1993, e intervino en la realización de informes a TBA por las líneas Sarmiento y Mitre. Cerca de siete documentos se le exhibieron al testigo para que los reconozca y fue allí, donde contó, entre otros temas, cuál es el procedimiento que la auditoria lleva adelante al momento de elaborar los documentos.

Levin también se pronunció sobre el mantenimiento de los trenes: destacó que al momento de recaudar información para la elaboración de los informes tomaban lo que la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT) les comunicaba. “La CNRT dijo que no se presentaban planes de mantenimiento, o lo hacían fuera de término o incompletos”, expresó.

El tribunal dispuso un cuarto intermedio hasta la semana que viene, cuando se espera que comience a declarar personal de la  Unidad de Renegociación de Contratos (UNIREM).