31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Una de las querellas había pedido el cambio de carátula del maquinista
Tragedia de Once: los jueces rechazaron la detención del motorman
Los jueces informaron su negativa de imputar al conductor del "chapa 16" por "estrago doloso". Además, continuaron los testimonios de los sobrevivientes quienes coincidieron en el mal estado de los trenes de la linea Sarmiento durante la gestión de TBA.

Cerca de las 11 de la mañana el Tribunal abrió las puertas para dar inicio a una nueva jornada de debate por el accidente ferroviario ocurrido el 22 de febrero de 2012, cuando una formación se estrelló contra el andén 2 de la Estación Once. En primer lugar, los jueces informaron que rechazaron el pedido de cambio de carátula para el motorman, Marcos Antonio Córdoba, de “descarrilamiento culposo” (actual imputación) a “estrago doloso”. También, se opusieron a la detención del maquinista por considerar que no se ha demostrado que puedan producirse los riesgos procesales que justifican la medida. La petición había sido presentada la semana pasada por el abogado querellante Gregorio Dalbón.

El primer sobreviviente en relatar lo que vivió el día del accidente fue Fabio Flamenco, usuario de la línea Sarmiento desde hace 22 años. Era cortador de telas en una fábrica textil, pero luego del accidente perdió su trabajo: “No pude volver a viajar, solo una vez con mi esposa, después no pude más”. El testigo contó al Tribunal que el día de la colisión el tren venía con demora y que se pasó en varias estaciones –Liniers, Caballito, Flores. También, agregó que, en algunos vagones, las puertas no cerraban.

Más tarde, llegó el turno de Tatiana Loayza, quien manifestó utilizar del Sarmiento desde que tiene "uso de razón”. El día del accidente, viajaba en el primer vagón y sintió que en parte del recorrido de la formación "que el tren no frenaba bien". La mujer agregó: "el momento del impacto, sentí que todos se me vinieron encima. Había gritos, humo y polvo, y dije: 'otro accidente más'”.

Durante la declaración de Loayza, el fiscal Arrigo y las querellas preguntaron sobre la existencia -en los trenes u estaciones- de elementos de ayuda en caso de emergencia, la sobreviviente negó que existieran botiquines de ayuda médica en los andenes.

Ttanto Flamenco como Loayza hicieron hincapié en las malas condiciones en las que se encontraban los trenes de la línea Sarmiento antes del accidente. Ambos afirmaron que las ventanas estaban rotas, los vagones estaban sucios y no había señalización en ellos. También, agregaron que el servicio siempre estaba retrasado y repleto de gente.

Pasadas las 13:30, el Tribunal convocó a María Celeste Mariotti quien relató que subió a la formación "chapa 16" en la estación de Flores y que durante el recorrido hasta la estación Once, “sí frenó, pero no con la normalidad que lo hacía siempre”. La testigo destacó: “lo primero que sentí fue el ruido, como un estruendo (…) el segundo vagón estaba la mitad adentro, se lo comió”.

Los testimonios de los sobrevivientes continuaron hasta pasadas las 19:00. Uno tras otro, los testigos recordaron el momento del impacto y coincidieron en el mal estado de los vagones del servicio gerenciado por la empresa TBA.