18 de mayo de 2022
18 de mayo de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Hizo inteligencia ilegal y amenazó con detener a la víctima si no entregaba 20 mil dólares
Un subinspector de la Policía Metropolitana fue condenado a 4 años de prisión
El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 lo consideró autor del delito de extorsión en grado de tentativa. La fiscal del juicio Mónica Cuñarro, que había solicitado una pena de 6 años, contó con la colaboración de Procuvin y Procelac.

El Tribunal Oral en lo Criminal N° 1 de la Capital Federal -integrado por Martín Vázquez Acuña, Luis Roberto Salas y Alberto Huarte Petite- condenó a 4 años de prisión al subinspector de la Policía Metropolitana Leandro David Cabrera, por encontrarlo autor del delito de extorsión en grado de tentativa.

Mónica Cuñarro, titular de la Fiscalía General N°1, que actuó en el juicio, contó con la colaboración de la Procuraduría contra la Violencia Institucional (Procuvin) y la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac) para el encuadre normativo del caso. En este sentido, el alegato de la fiscal hizo hincapié en el hecho de que el imputado revestía la calidad de funcionario público y que el Tribunal debía considerar de aplicación al caso normas contenidas en las Convenciones de la OEA y la ONU contra Corrupción, la ley 25.188 de ética en el ejercicio de la función pública, así como disposiciones específicas de las leyes 2.894 y 2.947 de la Policía Metropolitana, que hacen a los deberes, obligaciones y prohibiciones de sus integrantes.

Al momento de alegar, Cuñarro solicitó que se condenase al imputado a la pena de 6 años de prisión por el mismo delito y en la misma calidad encontrados por el Tribunal.

La fiscal solicitó a los jueces que fuesen consideradas como circunstancias agravantes la condición de funcionario público de Cabrera, su jerarquía policial y el uso de la credencial policial para intimidar a la víctima, así como todas aquellas cuestiones que refieren a la utilización de recursos para provecho personal que el Estado puso a disposición del hoy condenado para el cumplimiento de sus funciones.

Los hechos
Ocurrieron entre el 23 y el 24 de julio de 2012, cuando el oficial realizó inteligencia ilegal -pues no contaba con orden de un juez competente- para conocer información personal y económica de su víctima, a la que extorsionó y amenazó con detener en caso de que se negara a entregarle veinte mil dólares en el plazo de veinticuatro horas. Además, Cabrera habría privado de su libertad a la víctima, al tiempo que para que accediera al pago le retuvo su teléfono celular, mil pesos y su documento de identidad.

Ante esa situación, la víctima realizó la denuncia en la Comisaría N° 17 de la Policía Federal, donde -tras efectuar la consulta con el fiscal de instrucción- se programó la entrega vigilada del dinero. Para ello se marcaron los billetes que debía entregar a Cabrera, y se monitoreó el encuentro que culminó con la detención del subinspector de la Policía Metropolitana. En la etapa de instrucción y posterior elevación a juicio de la causa intervino la Fiscalía Nacional en lo Criminal de Instrucción N° 15, a cargo de Mariana Fernanda García.