31 de enero de 2023
31 de enero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Hoy se cumplen 40 años del asesinato del ex gobernador de Salta
Causa Ragone: piden la clausura de la instrucción para llevar a juicio al ex juez Lona
El ex magistrado se encuentra procesado por encubrimiento y prevaricato en relación al secuestro y la desaparición del ex mandatario provincial. Los fiscales generales Carlos Amad y Francisco Snopek solicitaron que se corra vista a las partes para que formulen los correspondientes requerimientos de elevación a juicio. Asimismo, la justicia citó a indagatoria a ex integrantes de las fuerzas de seguridad provincial.

El pasado miércoles, los fiscales generales Carlos Amad y Francisco Snopek requirieron se de por clausurada la etapa de instrucción en la causa conocida como “Lona-Ragone”, donde se investiga la responsabilidad del ex juez federal Ricardo Lona en el asesinato del ex gobernador de Salta Miguel Ragone, de Santiago Arredes y la tentativa de homicidio de Margarita Martínez de Leal. Los representantes del Ministerio Público Fiscal consideraron finalizada la instrucción, por lo que solicitaron al juez federal Fernando Poviña -subrogante en el juzgado federal n°2-  que se corra vista a las partes para que formulen los correspondientes requerimientos de elevación a juicio oral y público.

En septiembre pasado, la Cámara Federal de Salta confirmó el procesamiento del ex magistrado al considerarlo responsable del encubrimiento y prevaricato en concurso real en el secuestro y desaparición de Ragone, que tuvo lugar el 11 de marzo de 1976; en el asesinato del comerciante Santiago Arredes y las heridas sufridas por la empleada de comercio Margarita Martínez de Leal, ambos testigos del hecho.

El médico Ragone, por entonces ya ex gobernador de la provincia, fue interceptado alrededor de las 8:00 del 11 de marzo de 1976 cuando conducía su Peugeot 504 poco después de dejar su casa. Los captores abordaron su automóvil, lo inmovilizaron y luego, desvanecido, lo tiraron en la parte posterior del vehículo. Mientras todo ocurría, la empleada de comercio Margarita Martínez y el comerciante Santiago Arredes, propietario de un almacén, salieron a la calle para ver qué ocurría. Arredes, incluso, salió en defensa de Ragone. Pero los captores dispararon contra ambos: mataron a Arredes e hirieron a Martínez.

Entre las graves falencias y omisiones, Lona no tomó declaración testimonial a la sobreviviente y testigo, Margarita Martínez; entregó el cadáver de Arredes sin la previa realización de la autopsia, y dispuso el sobreseimiento provisional de la causa el 31 de mayo de 1976 sin ordenar ninguna medida de prueba, apenas doce días después de haber recibido las actuaciones en el juzgado. El expediente fue llevado a la sede judicial por la policía, luego de que esa fuerza hubiera instruido la investigación.
El entonces juez -que convalidó la actuación policial- tampoco solicitó información a la justicia de Santiago del Estero, que investigaba hechos conexos, ni la colaboración de otras fuerzas para la realización de peritajes.  Tampoco convocó a los dueños de los vehículos robados que fueron utilizados en el procedimiento y ni siquiera buscó elementos para fundar la competencia federal que se arrogó para tomar la investigación, en el marco de la ley 20840, que perseguía "delitos subversivos".

Nuevas indagatorias

Por otra parte, en el marco de la causa conocida como “Ragone III”, donde se continúa con la investigación respecto de otros responsables en el crimen del ex gobernador, esta semana el titular del juzgado federal n°1 de Salta, Leonardo Bavio, citó a prestar declaración indagatoria al ex policía Víctor Hugo Vilte, y a Virtom Modesto Mendíaz, quien por entonces se desempeñaba como Segundo Jefe de la Policía de la Provincia de Salta. Asimismo, la fiscalía requirió que prosiguiera la investigación respecto del ex jefe de la Dirección de Personal de la policía de Salta, Roberto Arredes; del ex Comisario Inspector, Santiago Matías Pedroza; y los integrantes de la Plana Mayor del Destacamento de Exploración de Caballería Blindada 141 de Salta.