22 de abril de 2021
22 de abril de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Con la colaboración del Equipo Argentino de Antropología Forense
Concepción del Uruguay: intentan localizar a los NN por muerte violenta inhumados en cementerios de la zona
Los testimonios indican que durante la dictadura hubo denuncias de cuerpos que aparecieron flotando en la zona del delta entrerriano. La fiscal Josefina Minatta promueve la formación de un Equipo Conjunto de Investigación (ECI) con fiscales de Uruguay.

La Fiscalía Federal de Concepción del Uruguay impulsa la investigación dirigida a verificar la realización de “vuelos de la muerte” y a la identificación de las víctimas de este procedimiento utilizado en la época del terrorismo de Estado para la desaparición forzada de personas en la zona del delta entrerriano del río Uruguay.

En efecto, la investigación se centra en precisar dónde fueron enterrados algunos de esos cuerpos, que de acuerdo a los testimonios de personas residentes en la zona, aparecieron flotando en diferentes cursos de agua. La búsqueda de esos cuerpos se realiza verificando las actas de los NN fallecidos por muerte violenta durante la dictadura, con apoyo del Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF).

Testimonios incorporados a la causa dieron cuenta de vuelos en la zona de Paranacito, lugares en que pobladores divisaron aviones arrojando cuerpos al agua.

A la investigación se han incorporado distintos testimonios que dan cuenta de la existencia de “vuelos de la muerte” en la zona de Paranacito, en diferentes ríos y arroyos del delta entrerriano, lugares en que numerosos pobladores divisaron aviones arrojando cuerpos al agua. Muchos de esos cuerpos flotaban y se quedaban atracados en juncales o llegaban a las orillas, según explicaron los testigos.

El 1° de febrero pasado, la fiscal Josefina Minatta participó de una inspección judicial en la zona de Arroyo Merlo junto con el juez federal Pablo Seró; la defensora general Julieta Elizalde; el integrante del EAAF Carlos Somigliana; la representante de la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, Ana Lucía Tejera; la representante del Registro Único de la Verdad, Mariana Larobina; y el director de Derechos Humanos del Municipio de Gualeguaychú, Matías Ayastuy. En el procedimiento brindó apoyo el personal de la Dirección de Inteligencia Criminal de la Prefectura Naval de Zona Bajo Uruguay. Durante la diligencia se realizaron tareas de geo referenciación y se recabaron nuevos testimonios dirigidos a individualizar posibles lugares de sepultura de las víctimas.

El 1° de febrero se realizaron, en una inspección judicial, tareas de geo referenciación y se recabaron nuevos testimonios para individualizar posibles lugares de sepultura de las víctimas.

Búsqueda de información

En ese sentido, el Municipio de la ciudad de Gualeguaychú inició una campaña de búsqueda de información, destinada a convocar a la población a aportar datos que pudieran conocer acerca de los “vuelos de la muerte” en el delta entrerriano.

Por otro lado, la fiscal federal Minatta inició gestiones junto a la Dirección General de Cooperación Internacional (DIGCRI) de la Procuración General de la Nación para la conformación de un Equipo Conjunto de Investigación (ECI) con fiscales de Uruguay, una herramienta de cooperación internacional prevista en el  Acuerdo MERCOSUR.

El origen de la investigación

La causa se inició tras la denuncia de un policía que había trabajado muchos años en la zona del delta de Villa Paranacito. En su denuncia dio cuenta de cuerpos de personas que eran arrojadas al río en tambores rellenos de cemento, modalidad de ocultamiento de víctimas propia del centro clandestino Automotores “Orletti”, principal enclave de la Operación Cóndor en nuestro país.

Asimismo, el periodista Fabián Magnotta, luego de publicar su libro “El lugar perfecto”, radicó otra denuncia dando cuenta de vuelos desde los cuales los cuerpos de las víctimas eran arrojados al rio, en la zona de los Ríos Bravo, Sauce y Ceibo.

A partir de ambas denuncias, se comenzó a investigar la trama de los vuelos de la muerte en la jurisdicción. Estos vuelos fueron un método de exterminio consistente en arrojar personas al mar desde un avión, que utilizó la dictadura militar que gobernó Argentina entre 1976 y 1983, con el fin de asesinar a los detenidos desparecidos y eliminar las pruebas del delito.