03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
El juez marplatense acusado de crímenes del terrorismo de Estado
Hooft recusó otra vez al juez y logró la quinta suspensión de su indagatoria
El imputado formuló una nueva recusación del juez de instrucción, con el argumento de que conoció en otro proceso parte de los hechos por los que debe ser juzgado. La indagatoria debió haberse llevado a cabo ayer. Tras la suspensión, la Cámara Federal deberá tratar este nuevo planteo.

El imputado juez correccional de Mar del Plata Pedro Hooft logró que por quinta vez se suspendiera su llamado a declaración indagatoria, que estaba previsto para ayer.

La suspensión de la indagatoria fue dispuesta por el juez Martín Bava el miércoles 13 de noviembre, tras una nueva recusación que le formulara el imputado, quien considera que el magistrado ya intervino -en otra instancia- en el juzgamiento de hechos sobre los que ahora él está siendo investigado. Bava elevó el incidente a la Cámara Federal marplatense, donde se dirimirá este nuevo planteo.

En la presentación que logró una nueva parálisis de la causa, Hooft indicó que Bava fue cuarto juez -o juez suplente- del Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Mar del Plata en el debate en el que resultó condenado a perpetua en junio de 2010 el ex suboficial de la Fuerza Aérea, Gregorio Molina.

Entre otros hechos, Molina fue juzgado por los homicidios agravados por ensañamiento y alevosía de los abogados Roberto Centeno y Jorge Candeloro, secuestrados, torturados y asesinados durante la denominada “Noche de las Corbatas”.

A Hooft actualmente se le imputa también su actuación en esos hechos y, por esa razón, el juez imputado requirió el apartamiento de Bava, dado que alega que ya conoció esos hechos y que por lo tanto no es imparcial.

La nueva recusación fue planteada por Hooft luego de la declaración testimonial de Juan Carlos París, quien fue conjuez del tribunal que condenó a Molina. La comparecencia de Paris en la causa fue un pedido de Hooft que estaba pendiente de resolución y que a fines de septiembre pasado la Cámara Federal de Mar del Plata le había ordenado a Bava que llevara a cabo.

En esa oportunidad, el tribunal de alzada removió todos los obstáculos que había entonces para el llamado a indagatoria -una anterior recusación de Bava y un pedido de nulidad del llamado a indagatoria- y le ordenó al juez que concretara las medidas probatorias que había solicitado la defensa de Hooft y que hasta aquél momento no habían sido provistas.

Entre esas medidas, el juez Bava citó a declarar a París y al abogado Carlos Bozzi, víctima de la "Noche de las Corbatas". También citó al ex fiscal Julio Strassera, testimonial que aún no pudo llevarse a cabo. Como corolario de todas las medidas, Bava dispuso que Hooft debía presentarse a indagatoria ayer, 21 de noviembre.

Si bien se trata de un imputado de graves crímenes, el juez Bava considera que no está habilitado para ordenar su detención y llevarlo a declarar por la fuerza porque Hooft aún goza de los fueros de su cargo de juez correccional, aunque esté suspendido mientras es sometido a un jury de enjuiciamiento en la provincia de Buenos Aires. No obstante esos fueros, la Cámara de Casación Federal ordenó la prohibición de su salida del país.