30 de mayo de 2024
30 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Está detenido en el hospital intramuros de la cárcel federal de Ezeiza
Indagaron en La Plata a un ex militar extraditado por Uruguay
Alberto Julio Candioti fue indagado en tres causas. Se le imputan delitos de lesa humanidad en los centros clandestinos de las brigadas de San Justo, Quilmes y Banfield. Había llegado el martes procedente de Montevideo, después de más de tres años de proceso de extradición.

El juez federal de La Plata, Ernesto Kreplak, y el fiscal general integrante de la Unidad que interviene en juicios por crímenes del terrorismo de Estado en esa jurisdicción, Hernán Schapiro, indagaron este miércoles al ex militar de inteligencia Alberto Julio Candioti, quien llegó al país el martes, extraditado desde Uruguay.

La audiencia se llevó a cabo durante el mediodía en el Juzgado Federal N°3 de La Plata, que -a pedido de la Fiscalía- había ordenado la captura internacional y requerido la extradición del imputado en las causas abiertas por los crímenes de lesa humanidad perpetrados en los centros clandestinos de detención que funcionaron en las brigadas policiales de San Justo, Banfield y Quilmes, estos dos últimos lugares conocidos como "pozos".

Tras prestar declaración, Candioti fue derivado al hospital intramuros de la cárcel federal de Ezeiza, donde permanecerá detenido a la espera de la resolución judicial sobre su futuro procesal.

El ex militar, de 71 años, fue ubicado en Uruguay en 2013 -la Unidad Fiscal había reclamado su detención un año antes-, donde transitó un largo proceso de extradición que culminó con su arribo al país el pasado martes.

Candioti está acusado por crímenes contra la humanidad cometidos desde su rol funcional en el Destacamento 101 de Inteligencia del Ejército, donde se desempeñó con el grado de teniente primero como Jefe de la Sección Comando y Servicios entre el 9 de enero de 1978 y el 7 de abril de 1979. Se le imputan los delitos de privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y sustracción de niños.

Candioti está acusado por crímenes contra la humanidad cometidos desde su rol funcional en el Destacamento 101 de Inteligencia del Ejército.

En el juicio por los crímenes en el centro clandestino La Cacha, celebrado en La Plata en 2014, se acreditó que el Destacamento 101 fue una repartición clave en la represión ilegal, pues estuvo encargado de producir y transmitir información de inteligencia necesaria para el cumplimiento del plan criminial de persecución y exterminio de disidentes políticos en esa región.