09 de junio de 2023
09 de junio de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Alberto Julio Candioti es requerido por la Unidad Fiscal
Uruguay enviará a la Argentina a un ex militar acusado por crímenes en La Plata
Está imputado por crímenes de lesa humanidad en los centros clandestinos "La Cacha", "Pozo de Banfield", "Pozo de Quilmes" y Brigada de San Justo. Llegará al país el 22 de noviembre. Durante la dictadura, el ex militar se desempeñó en el Destacamento de Inteligencia 101 del Ejército, órgano medular del espionaje en la región.

La República Oriental del Uruguay concedió la extradición del ex militar argentino Alberto Julio Candioti, requerido para su juzgamiento en La Plata por crímenes de lesa humanidad en los centros clandestinos que funcionaron en la Brigada de Investigaciones de San Justo, en la de Banfield ("Pozo de Banfield") y en la de Quilmes ("Pozo de Quilmes"). También está imputado por delitos en el centro clandestino de detención "La Cacha".

La noticia de la extradición fue comunicada esta mañana por el Juzgado Federal N°3 de La Plata a la Unidad Fiscal Federal que investiga los crímenes del terrorismo de Estado. El juez federal Ernesto Kreplak notificó al Ministerio Público que, a raíz de la extradición dispuesta por el vecino país, el imputado arribará a la Argentina el próximo martes 22 de noviembre.

Los fiscales Marcelo Molina, Hernán Schapiro y Juan Martín Nogueira, vienen reclamando desde 2013 la extradición de Candioti para someterlo a proceso. El primer pedido formal de nuestro país fue formulado el 27 de mayo de ese año, por disposición del fallecido juez federal Humberto Blanco.

La Unidad Fiscal Federal de La Plata reclamaba desde 2013 la extradición de Candioti para que se lo juzgue por crímenes de lesa humanidad.

Candioti, de 71 años, está acusado por crímenes contra la humanidad cometidos desde su rol funcional en el Destacamento 101 de Inteligencia del Ejército, donde se desempeñó con el grado de teniente primero como Jefe de la Sección Comando y Servicios entre el 9 de enero de 1978 y el 7 de abril de 1979. Se le imputan los delitos de privación ilegal de la libertad, aplicación de tormentos y sustracción de niños ocurridos en aquellos centros clandestinos de detención.

El Destacamento 101 fue una de las ramificaciones del sistema de inteligencia militar, que tenía su cabeza en el Batallón 601 del Ejército. En La Plata, aquél destacamento participó activamente en la represión ilegal. Tanto sus miembros militares como civiles fueron reconocidos por las víctimas y sus familiares en crímenes del terrorismo de Estado. En ese sentido, los reglamentos militares de la época preveían que ese organismo actuara como órgano de inteligencia al nivel de las subzonas militares y que, en tal carácter, asistiera en las tareas de espionaje a las unidades que ejercieron las jefaturas de área y subárea.

Durante el juicio por los crímenes en "La Cacha" fueron condenados en 2014 nueve ex militares que se desempeñaron junto a Candioti en la conducción del Destacamento 101 de Inteligencia y tres ex miembros de la plantilla del personal civil de inteligencia que realizaba tareas para esa repartición castrense.

Los mismos condenados en esa oportunidad están imputados, al igual que Candioti, en las causas por los crímenes en las brigadas de Banfield, Quilmes y San Justo, que esperan la realización del juicio oral ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°1 de La Plata.

Candioti es el segundo imputado que integró la estructura del Destacamento de Inteligencia del Ejército en La Plata localizado en el exterior y enviado para su juzgamiento por crímenes de lesa humanidad. En 2014, el ex teniente Ricardo Luis Von Kyaw fue detenido en Panamá con un pasaporte falso y deportado a la Argentina, tras pasar prófugo por cuatro países. En tanto, por los crímenes en "La Cacha" también es buscado el ex PCI Teodoro Aníbal Gauto.