09 de diciembre de 2022
09 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
A pedido de la Unidad Fiscal Federal
La búsqueda de Jorge Julio López: dictan una medida de no innovar sobre 66 tumbas NN del Cementerio de La Plata
El juez Ernesto Kreplak hizo lugar a la solicitud de los fiscales Schapiro y Miranda. La investigación del legajo 10 está dirigida a establecer la identidad de los cuerpos no identificados que fueron ingresados a los cementerios de la región desde 2006.

El titular del Juzgado Federal N°3 de La Plata, Ernesto Kreplak, hizo lugar hoy a la medida de no innovar solicitada por los fiscales generales Hernán Schapiro y Gonzalo Miranda y ordenó al Cementerio Municipal de esa ciudad que "se abstenga de modificar, mudar, alterar y/o introducir cambios" sobre 66 tumbas con restos no identificados que fueron individualizadas por la fiscalía en el marco de la investigación por el paradero del testigo y víctima de desaparición forzada Jorge Julio López.

La preservación de las tumbas fue solicitada por los representantes de la Unidad Fiscal que interviene en los casos por violaciones a los derechos humanos durante la época del terrorismo de Estado en la jurisdicción de los tribunales federales de La Plata y en causas conexas, como el caso López. La víctima está desaparecida desde el 18 de septiembre de 2006. Desde 2009 la investigación se encuentra delegada en el MPF.

Desde entonces, la fiscalía trabaja diferentes hipótesis. Una de ellas, la desplegada en el legajo N°10, caratulado “Hallazgos - Cadáveres - Restos”, está guiada por la posibilidad de que la víctima haya muerto y sus restos ingresados a una morgue o cementerio sin el registro debido. Por lo tanto, está dirigida a la constatación de todos los restos NN hallados en todo el país desde 2006 en adelante.

La intención de los fiscales es preservar los restos ante la posibilidad de que surgieran elementos en la investigación que permitan elevar la sospecha sobre que alguno de los cuerpos pueda ser el de la víctima y, en tal caso, solicitar el cotejo genético con muestras de sus familiares. Mientras tanto, la fiscalía realiza otras medidas de tipo documental en las causas penales del fuero ordinario por hallazgos de NN y en la Dirección Provincial del Registro de las Personas para dar con huellas dactilares y cualquier otro dato que permita consolidar o descartar la hipótesis.

Para esta labor, la Unidad Fiscal solicitó la colaboración del Sistema Federal de Búsqueda de Personas Desaparecidas y Extraviadas (SIFEBU) del Ministerio de Seguridad de la Nación, del Equipo Argentino de Antropología Forense, de la Policía Judicial del Ministerio Público bonaerense, del Registro Nacional de las Personas y de la Dirección General de Investigaciones y Apoyo Tecnológico a la Investigación Penal (DATIP).

Con este objetivo, los fiscales requieren periódicamente la actualización de los registros de ingresos de cuerpos NN a todas las morgues judiciales del país, aunque -para circunscribir el trabajo- profundizaron la búsqueda de restos en los cementerios de los distritos que componen la jurisdicción de la Cámara Federal de La Plata. La pesquisa también se alimenta de las causas judiciales abiertas por hallazgos de restos humanos no identificados, para lo cual la fiscalía solicita información del Sistema de Investigación y Análisis Criminal (SIAC), que depende de la Policía Judicial del Ministerio Público bonaerense, y de la Sección Necropapiloscopía y la Dirección de Antecedentes Personales de la Policía bonaerense. Toda la información recibida es procesada por el SIFEBU.

En el marco de la investigación, la Unidad Fiscal solicitó los registros a las diferentes municipalidades, entre ellas la de La Plata. Para evitar la caída en errores en la registración, la búsqueda de NN se realiza desde el 1° de enero de 2006 hasta la actualidad.

La Municipalidad de La Plata solicitó, en el marco de la pandemia, que la tarea de relevamiento sea realizada por el Ministerio Público Fiscal o personal designado por la fiscalía. Los fiscales evaluaron la situación junto al SIFEBU, de tal forma que personal especializado de este organismo realizó el relevamiento de los 117 libros de 400 fojas cada uno labrados desde aquella fecha hasta la actualidad. El trabajo también incluyó el libro secuestrado por la justicia penal de La Plata en la causa en la que investiga las muertes durante la inundación que azotó a la ciudad el 2 de abril de 2013, para lo cual fue necesario que los investigadores se constituyan en los tribunales locales con el objeto de revisar los registros del libro del cementerio secuestrado en aquél expediente.

Una vez analizados los libros, el SIFEBU constató la existencia de 66 tumbas NN y, por esa razón, la Unidad Fiscal impulsó la preservación.