29 de mayo de 2024
29 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Interviene la Fiscalía Federal N°1 de Tucumán
La Fiscalía pidió la pronta indagatoria de César Milani por la desaparición del soldado Ledo
El requerimiento ocurre luego de que el miércoles pasado la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal rechazara los recursos de la defensa del ex jefe de Ejército.

El fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Antonio Gustavo Gómez, interinamente a cargo de la Fiscalía Federal N°1 de esa jurisdicción, reclamó el viernes el pronto despacho de las solicitudes de indagatorias en el marco de la investigación seguida contra el ex jefe del Ejército César del Jesús Milani, para que declare por el encubrimiento de la desaparición del conscripto Alberto Agapito Ledo, ocurrida en junio de 1976 en aquella provincia.

En su presentación, Gómez consideró que “resulta imposible soslayar que las demoras apuntadas, acarrean situaciones de falta de certeza jurídica. No olvidemos que están en juego tanto los derechos de las víctimas de delitos de lesa humanidad y de sus familiares, como también los de la sociedad, que no admiten postergaciones salvo las propias de un proceso normal”.

El representante del Ministerio Público Fiscal recordó que el juez federal Daniel Bejas había supeditado la indagatoria de Milani a la resolución de los recursos de apelación interpuestos por su defensa, los cuales tendían a apartar al fiscal Federal Carlos Brito y frenar su pedido de indagatoria. “El incidente al cual el Juez supeditó el llamado a indagatoria de Milani, se encuentra resuelto. Más precisamente, retornó a la Secretaría de Derechos Humanos del Juzgado a su cargo, el día 8 de julio de 2016 y han transcurrido 106 días desde esa fecha sin pronunciarse al respecto, campeando un silencio abismal que debe terminarse”.

El caso

Milani está imputado por el encubrimiento del secuestro y la desaparición en 1976 del conscripto Ledo y de la falsedad ideológica del legajo que abrió el Ejército sobre la deserción de la víctima, instancia administrativa en la que se desempeñó como oficial instructor.

Cuando fue visto por última vez en junio de 1976, Ledo cumplía el servicio militar en el Batallón 141 de La Rioja y se encontraba en la localidad de Monteros, provincia de Tucumán, en la construcción de una escuela de la que participaban soldados. Milani concluyó en el legajo de deserción que Ledo había fugado del campamento del Ejército en esa zona.

El delito de falsedad ideológica también fue imputado al entonces jefe de una de las compañías del Batallón de Ingenieros de Construcción 141 de La Rioja, Esteban Sanguinetti, que en 2013 fue procesado por Bejas como partícipe de la privación ilegal de la libertad de Ledo y del homicidio calificado. Sanguinetti era el oficial bajo cuyo cargo estaba el conscripto desaparecido.

La defensa de Milani interpuso una serie de recursos tendientes a apartar al fiscal Carlos Brito -a quien subrogó Gómez en su presentación de pronto despacho- de la investigación por el destino de Ledo, pero el pasado miércoles los jueces de la Sala I de la Cámara Federal de Casación Penal, Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Ana María Figueroa, rechazaron los planteos y ratificaron al fiscal federal a cargo de la investigación. También rechazaron el recurso de queja de la defensa de Milani contra la resolución de la Cámara Federal tucumana que hizo lugar al pedido de indagatoria del fiscal.