31 de octubre de 2020
31 de octubre de 2020 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Lo requirió el fiscal Martín Niklison en el juicio oral
Mansión Seré: ampliaron la acusación por delitos sexuales contra tres ex brigadieres
Se trata de los abusos cometidos contra ocho mujeres, tres hombres y un niño de 14 años en el circuito represivo de la Subzona 16, en Morón. El fiscal procuró y obtuvo la aprobación de los sobrevivientes durante el debate para impulsar la acción. Los acusados son los ex brigadieres Hipólito Mariani, César Miguel Comes y Miguel Ángel Ossés.

El fiscal de la Unidad de Asistencia para causas por violaciones a los derechos humanos durante el terrorismo de Estado, Martín Niklison, amplió esta tarde la acusación por delitos sexuales a tres ex brigadieres que están siendo juzgados por los crímenes en el circuito represivo de la zona oeste del Gran Buenos Aires, intregado por los centros clandestinos Mansión Seré, la I Brigada Aérea de El Palomar, la VII Brigada Aérea de Morón y las comisarías 1ª de Morón, 2ª de Haedo y 3ª de Castelar.

Niklison desarrolló ante el Tribunal Oral en lo Criminal Federal N°5 de San Martín los casos de ocho mujeres y tres hombres, todos sobrevivientes, y de un niño de entonces 14 años que permanece desaparecido y pasó también por otros circuitos represivos. Los hombres adultos fueron abusados mediante la introducción de un palo en el ano, mientras que las mujeres y el niño fueron accedidos carnalmente, según explicó el fiscal.

Dos casos de mujeres y uno de los hombres fueron conocidos por primera vez durante el debate, mientras que los restantes ya habían sido registrados durante la instrucción de la causa, pero el juez federal de instrucción Daniel Rafecas los consideró parte de la práctica sistemática de tormentos a las que eran sometidos los prisioneros y prisioneras en el circuito represivo. "Estoy en desacuerdo con eso, entiendo que son delitos de lesa humanidad distintos y por eso amplié la acusación por los tipos penales previstos al momento de los hechos en los artículos 119 del Código Penal, violación con acceso carnal, y 127, abuso simple, como toqueteos, según los casos", explicó Niklison a Fiscales.

De esa forma, el representante del Ministerio Público amplió la acusación contra los imputados ex brigadieres Hipólito Rafael Mariani, César Miguel Comes y Miguel Ángel Ossés, a quienes atribuyó los crímenes en carácter de autores mediatos, dado que estuvieron a cargo de la Subzona 16 del Cuerpo I del Ejército, bajo dominio de la Fuerza Aérea en el reparto territorial del poder. "Son los responsables del circuito represivo y les entregaron a otros imputados las personas para que hicieran lo que quisieran con ellas y luego les garantizaron la impunidad", explicó el fiscal.

En el juicio, que comenzó el 26 de marzo del año pasado, también están siendo juzgados los ex policías bonaereneses Daniel Alfredo Scali, Marcelo Eduardo Barberis, Néstor Rubén Oubiña, Felipe Ramón Sosa y Héctor Oscar Seisdedos. De todos ellos, la ampliación por delitos sexuales sólo alcanzó a Seisdedos en grado de partícipe necesario, por un hecho ocurrido en la comisaría de Castelar.

Para formular la acusación a los militares, el fiscal debió sortear la limitación que presentan este tipo de delitos, que son de acción privada, es decir, que su persecución depende de la voluntad de la víctima. "Si las personas no piden que se juzgue, no se puede avanzar. Entonces, pregunté a cada víctima si era su voluntad que se juzguen en esos delitos. Una sola persona me dijo que no", precisó Niklison. En este último caso, el fiscal no acusó. Y sí lo hizo en el del joven de 14 años desaparecido, utilizando como prueba la exposición en el debate de los testigos de la violación.

Para formular la nueva acusación en esta instancia de juicio oral y público, el fiscal apeló al artículo 381 del Código Procesal Penal, que permite la ampliación cuando aparecieran hechos nuevos íntimamente relacionados a los que se juzgan. En este caso, los imputados habían llegado acusados por homicidio, privación ilegal de la libertad e imposición de tormentos.