03 de diciembre de 2021
03 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino el auxiliar fiscal José Nebbia y la Unidad de Derechos Humanos de Neuquén
Neuquén: la fiscalía comenzó con el alegato en el juicio “Escuelita VII”
El miércoles realizará el pedido de penas hacia los 15 imputados que están acusados por haber cometido delitos de lesa humanidad contra veinte víctimas, entre el 9 y el 15 de junio de 1976 en Neuquén y Rio Negro. El fiscal destacó la influencia de la zona militar de Bahía Blanca y resaltó los hechos de violencia sexual que se perpetraron.

Ante el Tribunal Oral Federal Nº1 de Neuquén, el auxiliar fiscal José Nebbia comenzó esta semana con el alegato en el juicio "Escuelita VII" donde se juzga a 15 acusados por crímenes de lesa humanidad cometidos contra veinte víctimas durante la última dictadura militar. Los implicados se desempeñaron tanto en las policías provinciales de Neuquén y Río Negro como en la Policía Federal y en el V Cuerpo del Ejército. “Es el primer juicio en donde se juzga a un piloto del Ejército por manejar un avión con secuestrados, no por dar órdenes”, sostuvo el representante del Ministerio Publico Fiscal y remarcó que en este debate se investigan también hechos de violencia sexual.

En su exposición, resaltó que se trata del séptimo debate de estas características que se desarrolla en el territorio. Hizo hincapié en la “irradiación” de Bahía Blanca en la zona donde ocurrieron los hechos, ya que la aplicación del exterminio se encontraba a cargo del Comando V del Ejército que quedaba en aquella ciudad del sur de la provincia de Buenos Aires. Al respecto señaló: “el cerebro estaba en Bahía Blanca y aquí en Neuquén teníamos los brazos ejecutores de ese gran pulpo”.

Durante las audiencias, Nebbia junto a Gabriela Schumacher y David Maestre -quienes también integran la Unidad de Derechos Humanos de Neuquén- describieron caso por caso los hechos cometidos entre el 9 y 15 de junio de 1976 contra las 20 víctimas, quienes en tres vuelos diferentes fueron trasladadas en avión a Bahía Blanca y mantenidas en cautiverio en el centro clandestino de detención “La Escuelita”.

Las tres jornadas del alegato -que tuvieron una duración de ocho horas cada una- se realizaron con asistencia presencial a la sala por parte del Tribunal, la Fiscalía y por primera vez con presencia del público, con un aforo de 50 personas. Por su parte, las defensas y los acusados siguieron el debate de forma virtual. El debate continuará el próximo miércoles 20 de octubre, donde el Ministerio Público Fiscal realizará el pedido de penas para los implicados.

Proceso planificado

En la primera jornada de su alocución, Nebbia describió la planificación del exterminio que se llevó a cabo y mencionó las normativas y los decretos que configuraron las estructuras represivas. En ese sentido señaló: “como todo proceso de muerte a gran escala, el proceso se planifica, se ejecuta, se justifica y se cumple”.

A su vez, remarcó la necesidad de vincular el andamiaje represivo que operó esta causa con el operativo montado en 1975 en Tucumán, en el contexto del Operativo Independencia. “El ensayo primero en Tucumán tiene su consecuencia en todo el país, pero en particular entendemos lo que pasó aquí a partir de lo que pasó en Tucumán” y destacó la figura de Acdel Vilas, quien fue el primer comandante en ese operativo y que luego se convirtió jefe del V Cuerpo del Ejército con asiento en Bahía Blanca.

En ese sentido, señaló que Neuquén se encontraba en la Zona 5, que abarcaba la zona sur de la provincia de Buenos Aires hasta el extremo sur del país y que la aplicación del exterminio en toda esa zona se encontraba bajo la órbita del V Cuerpo del Ejército que quedaba en Bahía Blanca. A su vez, el auxiliar fiscal explicó que toda esa región estaba dividida en subzonas, y que al momento del golpe y de los hechos que se juzgan en esta causa, la Subzona 51 estaba a cargo de Acdel Vilas.

Asimismo, Nebbia citó un artículo publicado por Vilas titulado "De Tucumán a Bahía Blanca". “La lucha contra la subversión es un planeamiento abreviado, puesto que todo es ejecución, una integración de procedimientos especiales, una percusión constante, una acción sostenida en el tiempo y en el espacio”, decía el documento.

En esa línea, el representante del MPF destacó la segmentación que hubo en el plan de exterminio “en donde cada uno hizo su aporte para que los hechos que estamos juzgando aquí sucedan”. “No hay secuestro sin inteligencia previa, no hay traslado a Bahía Blanca sin el secuestro previo, no hay tortura, no hay violación sin esa inteligencia, sin ese secuestro y sin ese traslado previo”, afirmó Nebbia.

Los hechos

Las víctimas fueron secuestradas entre el 9 y el 15 de junio de 1976, en las localidades de Neuquén capital, Cutral Có y Zapala (Neuquén) y en Cinco Saltos (Rio Negro). Fueron detenidas en esas ciudades, retenidas en la Unidad Penal Nº 9 de Neuquén y luego trasladadas en avión a Bahía Blanca. En total fueron tres vuelos, que se realizaron los días 10, 15 y 16 de junio de ese año. De allí fueron enviados al centro clandestino de detención La Escuelita de Bahia Blanca en donde permanecieron en cautiverio y fueron torturados e interrogados bajo tormentos.

Según detalló el auxiliar fiscal “las 20 víctimas que fueron llevadas a Bahía Blanca tenían la conexión de que eran miembros del PRT o tenían vinculación afectiva con miembros de la organización, compartían espacios con militantes o los conocían de forma cercana, aunque no fueran del partido”. Señaló luego que entre las víctimas había estudiantes y profesores de la Universidad del Comahue (UNCo), del grupo de teatro Génesis, legisladores del Frejuli y militantes del PRT.

Las victimas

De las 20 personas que fueron secuestradas y tenidas bajo tortura, Jorge Asenjo, Carlos Chávez, Susana Mujica, Alicia Pifarre, Carlos Schedan, Arlene Seguel, Mirta Tronelli, Cecilia Vecchi y Miguel Ángel Pincheira permanecen desaparecidos.

Durante el relato del recorrido cronológico de los secuestros, Nebbia comenzó con los hechos ocurridos el 9 de junio, día que fue secuestrada Susana Mujica, quien se desempeñaba como docente de la carrera de Servicio Social en la UNCo. El secuestro fue en su domicilio y se llevaron también a su pareja Dario Altomaro, a Dario Espindola –amigo de Altomaro- y a Cecilia Vecchi, alumna del ella y militante del PRT-ERP. En estos casos, después de haber estado detenidos en la delegación de la Policía Federal, fueron enviados al CCD “La Escuelita” de Neuquén.

Otro de los hilos conductores que señalaron los integrantes de la Fiscalía fue la persecución hacia el grupo músico teatral Genesis, del cual formaron parte Altomaro y Espindola, quienes sobrevivieron y dieron testimonio de lo ocurrido. De ese grupo también era Alicia Pifarre, que aún permanece desaparecida.

Entre el 11 y el 12 de junio fueron secuestradas otras estudiantes de la carrera de Servicio Social en la UNCo: Arlene Seguel y Mirta Tronelli. Nebbia indicó que se dio en el marco del “Operativo Cultral Co” realizado por las fuerzas de seguridad, en el que se secuestraron a más de 60 estudiantes y trabajadores de la comarca petrolera – Neuquén capital, Cinco Saltos y Cipoletti- “con el objetivo de desmantelar una célula del PRT ERP de la región”.

En el marco del operativo, ese 11 de junio también fue secuestrado Carlos Schedan, militante del PRT ERP, quien el 15 de junio fue subido a un avión junto a otras víctimas, entre las cuales se encontraba Jorge Asenjo, periodista y corresponsal del diario “El Mundo” de Neuquén. Por último, el 14 de junio también son secuestrados Miguel Ángel Pincheira y Carlos Chaves, trabajadores de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF) y militantes del PRT-ERP.

Crímenes sexuales

Durante su exposición, la Fiscalía hizo foco en los tres casos en donde hubo abusos sexuales y violaciones contra las víctimas para resaltar la necesidad de que se consideren como delitos autónomos y que no se los incluya bajo la calificación de "tormentos".

En ese sentido, citaron el testimonio de Rita Segato que en abril de este año participó del juicio como investigadora experta en temas de género. Sobre sus dichos, rescataron el concepto de “proxenetismo concentracionario”, que describe el fenómeno de los permisos de los sujetos que jerárquicamente están más arriba en la organización le otorgan a los que están más abajo en la cadena de mando.

“Rita Segato nos describió que es un crimen de género, que remite a mujeres desconocidas, secuestradas y que lleva al mancomunamiento de la corporación, en el que hay un grupo de poder que se mancomuna y se sella en un pacto de lealtad conjunta con esa victimización de la mujer”, puntualizó.

Los imputados

En la tercera de las jornadas, el Ministerio Público Fiscal se centró en detallar cuales eran las funciones y los cargos que cumplían los acusados al momento de los hechos. En ese sentido, el pedido de penas que la fiscalía realizará el miércoles comprende a Walter Bartolomé Tejada - jefe de la División Interior del Departamento II Inteligencia del Comando del V Cuerpo del Ejército-, Osvaldo Bernardino Páez - jefe de la División Educación del Departamento de Operaciones del Comando del V Cuerpo del Ejército - Oscar Lorenzo Reinhold – jefe de inteligencia del Comando de la Sexta Brigada de Neuquén-, Jorge Molina Ezcurra, Sergio San Martín, Jorge Di Pasquale, Norberto Eduardo Condal, Carlos Alberto Taffarel y Jorge Horacio Granada - oficiales del Destacamento de Inteligencia 182 del Ejército con sede en Neuquén-, Raúl Antonio Guglielminetti - civil de inteligencia del Destacamento de Inteligencia 182-, Jorge Alberto Soza - subcomisario de la Delegación Neuquén de la Policía Federal-, Miguel Ángel Cancrini – oficial de la Delegación Neuquén de la Policía Federal-, Desiderio Penchulef - comisario principal en la Unidad 25º de Cinco Saltos-, Gerónimo Enerio Huircain - oficial ayudante de la Unidad 24 de Cipolletti – y Juan José Capella - piloto aviador del Ejército-.

Los jueces Alejandro Cabral, Simón Bracco y Alejandro Silva indicaron que la semana que viene, después de la finalización del alegato del MPF, será el turno de las defensas y estimó que el veredicto se realizaría durante los primeros días de diciembre.