03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Daniel Adolfo Trípodi fue asesinado en el Año Nuevo de 1977
Rosario: identificaron otro cuerpo inhumado en el cementerio La Piedad
La Unidad Fiscal de Rosario informó que el hallazgo se dio en el marco de la investigación que instruye para determinar el destino de personas desaparecidas inhumadas como NN en el cementerio. La familia de la víctima había recibido en 1979 el cuerpo de otro militante.

La Unidad Fiscal de Derechos Humanos de Rosario informó que el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) identificó el cuerpo del militante Daniel Adolfo Trípodi, alias "Petiso", en una tumba del cementerio La Piedad de esa ciudad, en el marco de la investigación seguida para identificar los restos de las víctimas del terrorismo de Estado que fueron inhumadas sin identificación.

De acuerdo con las constancias judiciales, Tripodi, quien militaba en la organización Montoneros, fue asesinado entre la noche del 31 de diciembre de 1976 y la madrugada del 1° de enero de 1977 durante un procedimiento que las fuerzas de seguridad realizaron en su domicilio de la calle 24 de septiembre y España, donde vivía junto a su esposa Miriam Nencioni y sus dos pequeños hijos.

La mujer logró escapar del procedimiento ilegal, aunque luego fue capturada y aún permanece desaparecida. Los niños, en tanto, fueron recuperados días después por sus abuelos paternos.

Desde el año nuevo de 1977, Trípodi estuvo desaparecido, pues su cuerpo había sido inhumado en el cementerio local en una tumba no identificada. La desidia burocrática ligada al fenómeno criminal de la desaparición de personas implementada por el terrorismo de Estado adicionaron aún más inconvenientes a su identificación.

Según informó a Fiscales la Unidad Fiscal de Rosario, que instruye la causa en la que se investigan desde 2011 más de un centenar de tumbas de La Piedad, Trípodi fue sepultado por las propias fuerzas de seguridad en aquél lugar en enero de 1977. En 1979, el padre de la víctima, Hipólito Ángel Trípodi, obtuvo el permiso para trasladar los restos al cementerio de la localidad de Pavón Arriba, en la misma provincia de Santa Fe, para inhumarlos en un nicho familiar.

Pero en el año 2000, la justicia provincial ordenó la realización de un estudio de ADN en el marco de una información sumaria iniciada por los hijos de Trípodi para tramitar la declaración de presunción de fallecimiento. El resultado del examen dio negativo y recién se conoció en 2006, pues su realización se fue retrasando porque el Estado no se hacía cargo de los gastos que demandaba el estudio genético.

La hija de Trípodi se presentó luego en la Unidad Fiscal para solicitar que se investigue el homicidio de su padre y la desaparición de su madre, y la posible pertenencia a otro militante de aquellos restos que le fueron entregados en 1979 a la familia.

En 2011, el EAAF determinó que aquel cuerpo trasladado desde La Piedad hasta el cementerio de Pavón Arriba correspondían a otro militante. El hombre había sido asesinado en un procedimiento en Rosario durante los primeros días de enero de 1977. En aquél mes 26 personas fueron asesinadas y sus cuerpos ingresados en forma irregular al cementerio La Piedad.

La familia de ese militante pasó por el mismo periplo que los Trípodi: en el año 1979, les entregaron un cuerpo que, en realidad, no era el de su ser querido, y que fue inhumado por ellos en el cementerio de La Plata. El EAAF también analizó esos restos y descartó que correspondieran a Trípodi, pero tampoco ha podido identificarlos.

El cuerpo de Trípodi fue finalmente hallado en La Piedad, durante la exploración iniciada en 2013 en sepulturas diferentes a las 120 que, en 2011, constituyeron el objeto con el que se inició la investigación dirigida por la Unidad Fiscal.

Los trabajos de identificación estuvieron a cargo del licenciado Miguel Nieva y los estudios genéticos posteriores de las muestras tomadas fueron concretados por el Laboratorio de Genética del EAAF en la ciudad de Córdoba, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas (ILID).

Los hechos que tuvieron como víctima a Trípodi y su esposa Miriam Nencioni tramitan en la emblemática causa “Guerrieri, Pascual Oscar y otros”, ante el Juzgado Federal N°4 de Rosario, con intervención de la Unidad Fiscal de esa ciudad.