03 de febrero de 2023
03 de febrero de 2023 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
La investigación sobre las tumbas NN en el cementerio La Piedad
Rosario: restituyeron a sus familiares los restos de una mujer que estuvo desaparecida
Los restos de Marta Susana Diez fueron identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense en el marco de la investigación que dirige la Unida Fiscal local. La víctima tenía 34 años cuando fue secuestrada en 1977.

La Unidad Derechos Humanos restituyó los restos de la desaparecida Marta Susana Diez a sus familiares, luego de de que fueran identificados por el Equipo Argentino de Antropología Forense (EAAF) en una tumba NN del Cementerio La Piedad, de Rosario.

Marta Susana Diez era bibliotecaria y trabajaba en la Biblioteca Argentina “Juan Alvarez” de esa ciudad. Tenía 34 años cuando fue secuestrada el 15 de mayo de 1977 junto a su novio, Jorge Humberto Barrantes, en la puerta de la pensión donde vivía este último. El operativo fue protagonizado por un grupo de personas armadas, quienes además se llevaron un auto Citroën, propiedad del padre de Marta, Pedro Diez. Según informó la Unidad Fiscal, no existen testimonios de su paso por algún centro clandestino de detención.

Varios de sus familiares declararon en 1984 ante la Delegación Santa Fe de la Comisión Nacional sobre Desaparición de Personas (CONADEP) que el padre de la víctima -ya fallecido- les comentó que un amigo de él le había dicho que su hija había estado dos días detenida. También, remarcaron que a los ocho días del procedimiento salió una noticia en los diarios que refería a un enfrentamiento ocurrido el 21 de mayo de 1977, en el cual se habría incendiado un auto Citroën y que producto de ello habrían muerto dos hombres y una mujer. La fuente de la noticia fue el Comando del II Cuerpo del Ejército. Pedro Diez concurrió a la morgue pero no pudo reconocer el cuerpo.

La identificación de Marta Diez se dio en el marco de una causa donde se investigan más de 120 tumbas no identificadas del cementerio La Piedad, cuya instrucción está a cargo del Ministerio Público. Los hechos que tuvieron como víctima a Diez y Barrantes son investigados en la denominada causa “Guerrieri” (en alusión a Pascual Guerrieri, jefe local de la inteligencia castrense), que tramita ante el Juzgado Federal N°4 de Rosario con intervención de la Unidad Fiscal.

Los trabajos fueron realizados por el EAAF y estuvieron a cargo del licenciado Miguel Nieva. Los estudios genéticos posteriores de las muestras tomadas del cuerpo fueron concretados por el laboratorio “The Bode Technology Grop Inc.”, de Estados Unidos, y el Laboratorio de Genética del EAAF, en Córdoba, en el marco de la Iniciativa Latinoamericana para la Identificación de Personas Desaparecidas (ILID).