03 de diciembre de 2021
03 de diciembre de 2021 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Por los casos de tres víctimas cuyos cuerpos aparecieron en la costa bonaerense
Vuelos de la muerte: indagan hoy a cuatro ex aviadores militares de Campo de Mayo
Se trata de cuatro ex militares que durante la dictadura se desempeñaron en el Batallón de Aviación Militar 601 del Cuerpo IV, en Campo de Mayo. La medida es consecuencia del impulso que el fiscal Miguel Blanco García Ordás realizó en octubre de 2013.

La jueza federal de San Martín Alicia Vence hizo lugar al pedido de la fiscalía especializada que investiga los crímenes perpetrados desde la guarnición militar de Campo de Mayo y dispuso la detención de ex militares, a cuatro de los cuales indagará esta mañana acusados de participar en la desaparición de tres personas, víctimas de los denominados "vuelos de la muerte" durante la última dictadura cívico militar. Los detenidos son Delsis Ángel Malacalza, Horacio Alberto Canditi, Luis Del Valle Arce y Alberto Luis Devoto, ex integrantes de diferentes ramas del Batallon de Aviación 601 con sede en aquella unidad del Cuerpo IV del Ejército, con sede en Campo de Mayo.

Devoto, cuyo nombre saltó públicamente por su labor como funcionario del gobierno de Córdoba, actuó en Inteligencia; Conditi, en Relaciones Públicas; Del Valle Arce fue el jefe del batallón; y Malacalza fue su segundo en jerarquía.

Los cuatro están imputados por los casos de Juan Carlos Rosace, Adrián Enrique Accrescimbeni y Roberto Ramón Arancibia, quienes -de acuerdo con los elementos probatorios recogidos- estuvieron secuestrados en Campo de Mayo y cuyos cuerpos fueron arrastrados hacia la costa bonaerense, tras ser arrojados desde aeronaves que partieron desde el destacamento militar.

Accrescimbeni y Rosace, compañeros del cuarto año del Colegio Mitre de San Martín, fueron secuestrados el 5 de noviembre de 1976 y luego fueron vistos en el centro clandestino de detención del Cuerpo IV conocido como "El Campito". Sus cuerpos aparecieron juntos a fin de aquel año en la zona sur del Río de la Plata, a la altura de la localidad de Punta Indio, y fueron inhumados como NN en el cementerio de la ciudad de Magdalena. Arancibia, en tanto, fue secuestrado el 7 de mayo de 1977 y fue visto en el centro clandestino El Vesubio, en el ámbito del Cuerpo I del Ejército, hasta que luego fue trasladado a Campo de Mayo donde se lo vio por última vez con vida, según las referencias brindadas por sobrevivientes. Su cuerpo apareció en la costa de Santa Teresita el 24 de febrero de 1978.

Los pedidos de indagatoria de los imputados fueron requeridos por el fiscal Miguel Blanco García Ordás en el marco del legajo 323, caratulado "Irregularidades en el Batallón de Aviación Militar 601 de Campo de Mayo", que forma parte de la histórica causa 4012, que concentra los crímenes de lesa humanidad cometidos en la Cuerpo IV del Ejército. Ese legajo aborda los "vuelos de la muerte" que partieron desde aquella unidad militar y contiene una importante cantidad de testimonios de ex conscriptos que brindaron información sobre los hechos.

"Queda suficientemente consolidado un hecho de naturaleza por ahora general, cual es que desde la pista perteneciente al Batallón de Aviación Militar 601, donde la casi totalidad de los testigos escuchados han realizado su servicio militar obligatorio, entre los años 1976 y 1977 se llevaron a cabo vuelos que reunían una serie de características determinadas", indicó Blanco García Ordás en su presentación que impulsó la acción penal el 24 de octubre de 2013.