28 de mayo de 2024
28 de mayo de 2024 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervención del fiscal Carlos Gonella
Córdoba: condenaron a 8 años y 6 meses de prisión al líder de la barra del Club Atlético Talleres por encabezar una banda dedicada al narcotráfico
Darío Ramón Cáceres, líder de “La Fiel”, fue señalado como el líder de una organización que trasladó a Córdoba desde Corrientes un cargamento de 1.289 kilos de marihuana. El tribunal también condenó a otro acusado a 7 años de prisión y dispuso la absolución de una mujer, en línea con la petición formulada por la fiscalía.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal N° 2 de Córdoba sentenció ayer a 8 años y 6 meses de prisión a Darío Ramón Cáceres, líder de “La Fiel”, la barrabrava del Club Atlético Talleres, por considerarlo jefe de una banda de narcotraficantes que trasladó a Córdoba desde Corrientes un cargamento de 1.289 kilos de marihuana. Cáceres fue condenado junto a otro acusado, Gustavo Daniel Medina Ramírez, quien recibió una pena de 7 años de prisión en calidad de coautor de los delitos de comercio y transporte de estupefacientes, en ambos casos agravado por el número de personas intervinientes. En sintonía con lo solicitado por el fiscal Carlos Gonella, el tribunal también dictó la absolución de una imputada porque no se pudo probar su intervención en los hechos por los que fue llevada a juicio.

Cáceres y Medina Ramírez llegaron a juicio acusados de organizar actividades de transporte, comercio y distribución de estupefacientes que trasladaban desde la provincia de Corrientes hacia Córdoba desde octubre de 2021 hasta el 18 de febrero de 2022. Otras trece personas que integraron la organización firmaron con la fiscalía acuerdos de juicio abreviado, que aún no fueron homologados. De acuerdo al alegato del fiscal, tres de los miembros de la organización pagaron 45 millones de pesos por 1.288,85 kilos de marihuana distribuida en 1791 envoltorios de acetato.

En su intervención, Gonella había señalado que las tareas investigativas permitieron establecer que los ahora condenados mantuvieron reuniones en sus domicilios y en eventos y fiestas, como también comunicaciones telefónicas, a fin de coordinar las cuestiones logísticas de la empresa delictiva. Para el representante del Ministerio Público Fiscal, el reconocimiento de los hechos y de su participación por parte de quienes firmaron acuerdos de juicio abreviado tiene directa incidencia en la participación de Cáceres y Medina Ramírez. Todos ellos resaltaron que existió una división de roles, organización de funciones y distribución de responsabilidades respecto de todos y cada uno/a de lo/as imputados/as. 

Gonella atribuyó a Medina Ramírez el rol de proveedor de la marihuana y además la custodia del camión donde el estupefaciente fue transportado hacia Córdoba, mientras que señaló a Cáceres como el jefe de la organización encargada de trasladar el estupefaciente para su comercialización. En el debate, Cáceres admitió ser el jefe de la barra de Talleres de Córdoba y contar con una condena por amenazar al presidente del club. En su defensa, alegó haber estado en Brasil de vacaciones cuando se realizó el procedimiento. La fiscalía le atribuyó un diálogo telefónico en el que indicó: “Si esto sale bien, 100 millones; no trabajamos más”.

Según sostuvo el representante del MPF en su alegato, “no cabe ninguna duda” del rol protagónico de Cáceres en el hecho como jefe de la organización que llevó a cabo la operación de comercio y transporte de los casi 1.300 kilos de marihuana desde Corrientes hasta Córdoba. Gonella había destacado sobre el cierre de su alegato que “los jefes de este tipo de organizaciones se caracterizan por alejarse de la faz operativa y delegar las pequeñas decisiones escalonadas en los eslabones inferiores, pero siempre sosteniendo firmemente la estructura desde la cúspide”.