09 de diciembre de 2022
09 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervienen la Fiscalía Federal de Paso de los Libres y la Procunar
Corrientes: procesaron con prisión preventiva a doce integrantes de una organización narcocriminal
Lo resolvió la jueza federal Cristina Pozzer Penzo, quien además dispuso el decomiso preventivo de una importante cantidad de vehículos. La medida incluye a los responsables de llevar a cabo maniobras para darle apariencia de licitud a los fondos provenientes de la venta de estupefacientes. Entre los imputados se encuentran dos condenados por el secuestro de Cristian Schaerer.

 

La jueza federal subrogante del Juzgado de Paso de los Libres, Cristina Elizabeth Pozzer Penzo, dictó el procesamiento con prisión preventiva de doce integrantes de una organización dedicada a la comercialización de estupefacientes y el lavado de los activos generados por esa actividad, en el marco de una investigación que lleva adelante la Fiscalía Federal de esa jurisdicción, interinamente a cargo de Aníbal Martínez, y la Procuraduría de Narcocriminalidad (Procunar).

La banda había sido desarticulada en abril pasado a través de una serie de allanamientos realizados simultáneamente por la Policía Federal Argentina y la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) en las ciudades de Mercedes y Paso de los Libres, que derivaron en la detención de once personas acusadas por desarrollar tareas de almacenamientos, comercialización y distribución de estupefacientes. En esa ocasión resultaron apresados los hermanos Sergio y Oscar Salgán, condenados a 17 años de prisión como partícipes necesarios en el secuestro extorsivo del estudiante Cristian Schaerer, ocurrido en 2003.

La investigación se inició en el año 2012 con una denuncia que daba cuenta de la existencia de kioscos donde se comercializaba marihuana, ubicados en distintos puntos de la ciudad de Mercedes . Tras una serie de tareas de investigación se pudo determinar que detrás de los mismos se encontraba una organización que se hacía llamar “La Banda de los Caniches”, y estaría encabezada por un ciudadano brasileño apodado “Giorgi” Ramos.

Los elementos de prueba recolectados durante la pesquisa -que incluyeron intervenciones telefónicas, tareas de campo, entre otras- permitieron identificar a Cleomar Krewer Ramos, de nacionalidad brasileña, como el organizador de la estructura delictiva, es decir, el encargado de realizar las conexiones y comunicaciones con distintos proveedores de estupefacientes -marihuana y cocaína- que, una vez adquiridos, pasaban a manos de quienes efectuaban la venta al menudeo, incluso bajo la modalidad "delivery", en sus motos y vehículos.

La cocaína provenía desde Buenos Aires y era trasladada a través de automotores particulares o encomiendas a Paso de Los Libres, y luego a Mercedes. Otra alternativa era obtenerla desde la República del Paraguay -vía Formosa- en sistemas de encomienda y desde ahí a Mercedes, para luego ser distribuida en diferentes puntos de la provincia como Bella Vista, Goya y Curuzú Cuatiá. Usaban nombres falsos para el sistema de encomiendas de tal forma de garantizarse la imposibilidad de su posterior identificación.  Diversas intervenciones telefónicas dan cuenta además que el jefe de la organización era constantemente alertado sobre posibles operativos de las fuerzas de seguridad y policiales. Con el paso del tiempo y las ganancias obtenidas por la actividad desplegada, la organización logró fortalecerse, adquiriendo una posición consolidada.

Crecimiento patrimonial y testaferros

En paralelo, el análisis patrimonial efectuado por personal especializado de la PSA concluyó que los imputados no podían justificar el patrimonio que ostentan -vehículos, inmuebles- sino a partir de su intervención en las actividades ilícitas vinculadas al tráfico de estupefacientes. De hecho, en las presentes actuaciones se logró establecer la utilización de "testaferros" o "prestanombes" para introducir al sistema económico formal las ganancias obtenidas en la actividad ilícita precedente. De hecho, el propio jefe de la organización narcocriminal, Krewer Ramos, poseía vehículos, inmuebles y tarjetas de crédito a nombre de personas que integran su círculo íntimo, todo ello con el fin de ocultar o encubrir su titularidad.

Al momento de dictar los procesamientos, la jueza Pozzer Penzo señaló que durante el transcurso de la pesquisa y en base a los elementos de prueba directos e indiciarios se pudo corroborar la hipótesis delictiva investigada, esto es, "la conformación de dos grupos de personas separados territorialmente, reunidos cuando las actividades ilícitas así requerían, que de manera organizada, vinculadas o allegadas entre sí, y de forma habitual y producto de actividades ilícitas previas, particularmente relacionadas al narcotráfico habrían conformado a partir del 2012/2016 un patrimonio originado en esa actividad ilícita, poniéndolos en circulación en el mercado local mediante diversos negocios jurídicos  (con intervención de personas físicas) logrando que adquieran así un origen lícito". En esa línea, agregó que las personas involucradas no ostentan ninguna actividad comercial "y si la tuviesen no podrían justificar el patrimonio obtenido producto de aquella".

Calificación legal

Jorge Kleomar Ramos fue procesado con prisión preventiva en carácter de organizador del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención de tres o más personas en concurso ideal con asociación ilícita en calidad de miembro, en concurso real con confabulación y lavado de activos de origen delictivo. La magistrada dispuso además un embargo sobre sus bienes hasta alcanzar la suma de dos millones de pesos.

En tanto, la magistrada consideró a Sergio y Oscar Salgán responsables de los presuntos delitos de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la cantidad de intervinientes en concurso ideal con asociación ilícita, en concurso real con confabulación y lavado de activos de origen delictivo.  Víctor Javier Benítez, Silvio Damián Vargas, Damián Alejandro Aguirre, Antonia Aida Castillo, Antonio Isabelino Viera, María Fernanda Miño y Miguel Antonio Insaurralde fueron procesados como coautores materiales penalmente responsables del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención de tres o más personas en forma organizada para cometerlo, en concurso ideal con asociación ilícita y en concurso ideal con confabulación.

El imputado Iván Andrés Derfler fue procesado en carácter de coautor del delito de tráfico de estupefacientes en la modalidad de comercio, agravado por la intervención de tres o más personas en concurso ideal con asociación ilícita y, a su vez, en concurso real con confabulación, todo en concurso real con tenencia de arma de fuego injustificada de uso civil condicional. Por último, Adrián Enrique Saintotte fue considerado penalmente responsable del presunto delito de lavado de activos de origen ilícito, tipificado en el artículo 303 inciso 1 y 2 del Código Penal.

Se dispuso, además, el decomiso preventivo de una importante cantidad de vehículos.