10 de diciembre de 2022
10 de diciembre de 2022 | Las Noticias del Ministerio Público Fiscal
Menu
Intervino la Fiscalía General ante el Tribunal Oral Federal de Formosa
Formosa: condenaron a penas de entre siete y doce años de prisión a una organización criminal familiar que intentó traficar 50 kilos de cocaína
Entre los condenados hay un ex funcionario público de la provincia de Formosa y dos de sus hijos, uno de los cuales prestaba funciones en la Aduana en el puente Internacional San Ignacio de Loyola, ubicado en la ciudad de Clorinda, en la frontera con Paraguay. La droga fue secuestrada por la Policía Federal en 2016, luego de que agentes quisieran auxiliar a los ocupantes de una camioneta de la gobernación que había volcado a un costado de la Ruta Nacional 11.

El Tribunal Oral Federal de Formosa, integrado por los jueces Eduardo Belforte, Lucrecia Rodas de Badaró y Juan Manuel Iglesias, condenó el pasado jueves a penas de entre doce y siete años de prisión por el delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas, a los integrantes de una organización criminal familiar que intentó transportar 50 kilogramos de cocaína en el interior de un vehículo. Entre los condenados hay un ex funcionario público de la provincia de esa provincia, dos de sus hijos -uno de ellos también ex funcionario público pero nacional, que se desempeñaba en la Aduana de la localidad de Clorinda-; y una mujer -pareja de uno de los hijos-.  El fiscal federal Luis Benítez llevó adelante el juicio, cuya investigación contó con la colaboración de la Procuraduría de Narcocriminalidad (PROCUNAR) a cargo del fiscal Diego Iglesias. Durante la instrucción, los ahora condenados fueron procesados con prisión preventiva por el juez Juan Carlos Vallejos, subrogante en el Juzgado Federal n°1 de Formosa.

El hecho se produjo el 20 de febrero del 2016, cuando Pedro Ramón Bareiro, funcionario público de la provincia de Formosa designado como Comisionado del Área de Frontera de la ciudad de Clorinda, acompañado por su hijo Fabio Alejandro Bareiro y su novia Cecilia Betiana Caseres, fue sorprendido por la Policía Federal Argentina con 51 kilogramos de cocaína, tras volcar la camioneta oficial en la que se trasladaban desde esa ciudad hasta la capital formoseña, en la Ruta Nacional N° 11. Quedaron detenidos a disposición de la justicia federal.

Con el devenir de la investigación y las diversas medidas probatorias realizadas, como el entrecruzamiento de llamadas y mensajes solicitados por la fiscalía de instrucción y los videos de cámaras de seguridad remitidos por la Aduana, el Ministerio Público Fiscal comprobó que los imputados actuaron coordinadamente con Víctor Manuel Bareiro, hijo de Pedro y hermano de Fabio, para el ingreso de la mercadería ilegal a la República Argentina; es que Víctor, en su condición de dependiente de la Aduana y cumpliendo funciones en  el puente Internacional San Ignacio de Loyola, ubicado en Clorinda -frontera Argentina- Paraguay-, permitió la maniobra ilícita al facilitar el paso fronterizo a su hermano, evitando que sea controlado. El día en cuestión, a las 11 de la mañana, Fabio y su novia Cecilia, a bordo de un automóvil Peugeot 206, ingresó al país con el estupefaciente oculto. Luego la carga fue trasladada a la camioneta oficial: pero dos horas después fue secuestrada, producto del accidente.

Las condenas

Las audiencias de debate oral y público se celebraron el 12 y 13 de abril, con la intervención del fiscal general subrogante Luis Benítez y, representando a la parte querellante, la Agencia Federal de Ingresos Públicos (AFIP) y la Fiscalía de Estado de la provincia de Formosa.

El Tribunal Oral en lo Criminal Federal de Formosa, en consonancia con lo solicitado por el MPF -que requirió penas de siete a trece años de prisión-, condenó a Pedro Ramón Bareiro a diez años de prisión, como autor del delito de transporte de estupefacientes con fines de comercialización, agravado por la intervención de tres o más personas y por su calidad de funcionario público, en concurso ideal con el delito de peculado.

Por su parte, su hijo Fabio Alejandro Bareiro y su novia Cecilia Betiana Caseres, fueron condenados como coautores del delito de contrabando de estupefacientes con fines de comercialización agravado por el número de intervinientes, más inhabilitación por cinco años para ejercer el comercio, e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo de la condena para desempeñarse como funcionarios públicos, a las penas de doce años y seis meses respectivamente.

Por último, Víctor Manuel Bareiro fue condenado a diez años como coautor del delito de contrabando de estupefacientes con fines de comercialización agravado por la intervención de tres o más personas y por su calidad de funcionario aduanero, más inhabilitación por cinco años para ejercer el comercio, e inhabilitación absoluta por el doble de tiempo de la condena para desempeñarse como funcionario público; continuará en libertad hasta que la sentencia quede firme, en razón de encontrarse excarcelado al momento del juicio.

Asimismo, se pusieron a disposición de la Fiscalía Federal N°1 de Formosa las evidencias probatorias y objetos secuestrados, ya que prosigue la investigación sobre la posible participación de terceras personas en el hecho investigado.